22 julio 2010

Arenga al "Pichichi" . Hermann Tertsch.


LA vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, nos ha revelado, muy seria ella, que los antipatriotas del Partido Popular querían que España perdiera en el Mundial. Tremenda noticia. Durísima revelación que nos expone las cotas de la infamia a la que llegan los enemigos de las fuerzas positivas de la bondad y armonía que, con Zapatero y de la Vega a la cabeza, dirigen tan sabiamente nuestro destino. Ya lo saben, en Génova se deseaba fervientemente que la selección española fracasara en Suráfrica. Si no fue así fue por la conocida tendencia al fracaso de los conservadores y liberales españoles. No nos ha explicado aún la presidenta cómo supo de esta iniquidad ni nos ha dado más datos jugosos sobre esta siniestra conjura. Hay que suponer que, dada la facilidad con que los aparatos del Estado, alcantarillas incluidas, trabajan para tener al tanto al poder socialista de lo que hablan, piensan, negocian y hacen los ciudadanos, las pruebas de este delito de lesa patria serán numerosos y consistentes. Está claro por qué el PP deseaba que nos eliminaran cuanto antes. Para negarles esta alegría a los ciudadanos. Para que los españoles no vieran lo bien que nos va todo. El PP quiere que suframos y desesperemos para que no disfrutemos las grandes conquistas que se han hecho en estos años victoriosos. Quieren estos cabrones de la derecha negarnos a los ciudadanos las buenas nuevas. Todas. Las deportivas, las políticas que son estupendas, y las económicas. Éstas que proclaman el enorme éxito de las medidas del Gobierno para la reactivación de la economía. Una economía que sufre, cierto. Pero no por una mala gestión, la ineptitud o la falta de voluntad de reformas del Gobierno. No. Es por la conspiración contra España y su Gobierno tramada por «los mercados», «los especuladores», «los ricos» y por supuesto la oposición del Partido Popular. ¿Cabe mayor traición?
Dice el Gobierno que la oposición popular quiere que la crisis se agrave, que los españoles estén en paro, la ruina general de este país. Nos sugiere que, de haber podido, le hubieran roto la pierna a Iniesta antes de la final. No les quepa duda. Esta copa del Mundial es de Zapatero. Ya lo dijo Zapatero el otro día, que esta copa se la brindaba a África porque él podía hacerlo. No pregunten por qué. Pero así nos describe y escribe la tropa gubernamental enfadada con todo el que no aplaude. Es probable que dentro de unos años Zapatero acabé convencido de que el gol en Johannesburgo lo marcó él. Nuestro pichichi en todo. No es una broma. Ésta es la realidad tan absurda y mentirosa que nos venden a diario. El próximo paso será exigir medidas contra los traidores. Como hace Chávez. Si no tuviéramos el manto protector y vigilante de la Unión Europea, este discurso grotesco con el que el Gobierno intenta ocultar sus vergüenzas y evita debatir sus fracasos podría habernos llevado ya a las manos. Esperemos que este manto sea suficiente en el futuro.

2 comentarios:

  1. Me gustaba más el diseño anterior del blog.

    ResponderEliminar
  2. Espero que éste te guste más.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...