31 agosto 2010

Es su cultura, ¿hay que respetarla?

Haciendo juego con una de las frases paridas del "talante" que más circulan por la red uno se pregunta; ¿quién ejerce la posición débil en este, indudablemente, nuevo cisma Oriente-Occidente?

Y asevero en mi interpretación de que estamos viviendo un nuevo cisma porque la escalada de acontecimientos poco afortunados entre países de ambos bloques ha ido in crescendo a lo largo de estos días: Australia, Israel, Holanda, Suiza, España, Francia, Italia y EEUU (con el sorprendente apoyo de Obama a la mezquita islámica a construir sobre la "zona cero") han tenido que mover su aparato diplomático para aliviar tensiones con los países de la media luna por bandera... en algunos casos se ha llegado a situaciones que, en otro tiempo, hubiese supuesto un flagrante y peligroso "casus belli" en toda regla, al bloqueo de la ciudad de Melilla me remito o al más grave caso de los activistas fusilados por soldados israelís en un carguero turco.


Y es que, según mi humilde entender, las formas o modelos sociales establecidos en Occidente distan mucho de las islámicas y se muestran claramente incompatibles.


Yo intuyo que militarmente el bando débil podría ser el oriental pero... es en el asunto ideológico donde Occidente muestra mucha menos cohesión, entereza y desavenencias entre ellos mismos a la hora de encarar este nuevo cisma, uno de tantos que se viene produciendo a lo largo de la historia de la humanidad.

Os dejo un artículo de Florentino Portero al respecto, que me ha parecido muy certero y sincero, en el que muestra el posicionamiento actual de uno y otro bloque a la hora de poder entablar un posible diálogo de acuerdo.

Un diálogo complejo. Florentino Portero.

Desde que el profesor Huntington publicara en la revista Foreign Affairs un artículo sobre cómo las relaciones entre las grandes culturas determinarían la política internacional tras la Guerra Fría, los occidentales venimos haciendo esfuerzos para expresarnos con corrección y no molestar a nuestros vecinos musulmanes. A la vista está que los resultados hasta la fecha no han sido muy positivos. Es posible que Zapatero y Moratinos piensen que la solución pasa por humillarnos un poco más, pedir disculpas, dar dinero y ceder en lo que nos exijan. Otros no lo vemos así.
En estos días los europeos nos encontramos un tanto sorprendidos ante algunas declaraciones que no se corresponden con la mínima urbanidad exigible. Carla Bruni e Isabelle Adjani habían mostrado su solidaridad con una mujer iraní que ha sido condenada a morir lapidada por haber mantenido una relación fuera del matrimonio. Desde la prensa gubernamental de aquel país se las ha equiparado a la condenada y se ha reservado la amable expresión de «puta francesa» para la esposa del Presidente de la República ¿Se imaginan lo que hubiera ocurrido si un medio francés hubiera dicho algo semejante de la esposa del Ayatolá Jamenei o de Ahmadineyad?
El dictador libio Gadafi está visitando Roma, lugar particularmente indicado para invitarnos a la conversión al islam y aclarar que Jesús de Nazaret no fue crucificado. Unas interesantes declaraciones que realizó ante 200 hermosas jóvenes a las que había pagado por su asistencia ¿Se imaginan lo que ocurriría si un jefe de gobierno europeo se desplazara a un país islámico para invitar a la población a convertirse al cristianismo y que para ello contratara el servicio de 200 jóvenes?
Si queremos entendernos lo primero es exigir respeto y reciprocidad. De otra manera nos enfangaremos en un diálogo absurdo y estéril que sólo beneficiará al radicalismo.

3 comentarios:

  1. Europa está muy cansada de los musulmanes, sus constumbres y su "religión". Cuanto mas sigan calentando el asunto del racismo (que yo no lo veo por ninguna parte) y la xenofobia mas radicales nos volveremos los ciudadnos de a pie. Conocen muy bien sus "derechos" pero no sus obligaciones, la situacion cada dia es mas insostenible y las soluciones espero que sean contundentes. No veo por qué tenemos que respetar y tolerar a gente irrespetuosa e intolerante.

    ResponderEliminar
  2. Protesta en Pakistán contra los planes de quemar ejemplares del Corán.
    Y se ve a individuos, por decir algo, gritando a plena vena y echando espumarajos...
    Esto no es normal. El problema son ellos, fanáticos ciegos de ira, violentos y peligrosos.
    Tenemos que darnos cuenta de que no se les puede hacer ninguna concesión.
    Se empieza por los dibujitos y acabaran apedreandonos por infieles en nuestra propia casa.

    Queda patente, es una cuestión de sentido común, acaso no se nos ignora y falta al respeto cuando nos ofendemos al ver su locura mediaval en las carnes de sus desgraciadas víctimas apaleados, quemadas y humilladas.

    O nuestros gobernantes nos han tomado por tontos incurables,
    o lo que pretenden, en realidad, es ACELERAR el conflicto que se ve venir. :shock:

    ResponderEliminar
  3. Soy el del 1er comentario y estoy de acuerdo contigo en todo. Realmente creo que una nueva guerra mundial está al caer, y no es algo que haga gracia. Tanto Europa como América estamos muy cansados de los musulmanes y sus "derechos" y aun así sigues "tocandonos las narices". Cuando la paciencia se acabe, una n3ª guerra mundial empezará. ¿EE.UU, Rusia y Alemania contra el mundo islámico?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...