05 septiembre 2010

Los brotes verdes, como las bicicletas, son para el verano. Séneca.


Terminó el verano y con él se aparcaron las bicicletas, la humilde sangría que tanto se agradece en los chiringuitos, el olor a "pescaíto frito" de las terrazas, la arena y los restos de sal que se adhieren a nuestra piel en la playa, el aroma penetrante del pino y la encina cuando más canta la chicharra, aquel atardecer que nos puso romántico con nuestra pareja, esa canción que repetían -una y otra vez- en cualquier discoteca que frecuentaras de nuestra costa... todo eso acabó y la "rentrée" se convierte en un hecho consumado en vez de un mal pensamiento veraniego.
Y este año he advertido otros indicios de que otoño es la estación triste y melancólica por antonomasia; la evolución de nuestra economía patria.
Pues sí, he llegado a la conclusión de que los brotes verdes que todos estamos deseosos de ver crecer en el maltrecho páramo de nuestra economía nos los solemos comer en las ensaladas veraniegas, esas que es saludable bajarlas con un paseo en bicicleta, las malas noticias para nuestra economía han empezado ha llegar en cascada con el final del estío.
Se acabó ese ciclo bajista que había nacido en abril en el INEM, los parados han surgido como setas en los otoños lluviosos y la mareante cifra de los cinco millones y medio vuelve a mostrarse amenazante sobre el sombrío panorama laboral en España. Sí, sí... han leído bien, cinco millones y medio. Porque por mucho que Corbacho, Caldera, Pepe Blanco y Zapatero hagan referencia al tope de los cuatro millones, para mí un parado haciendo un cursillo (sin retribuir o cubriendo sólo desplazamientos) sigue siendo un parado.
Se han conocido los datos del índice del consumo al por menor (ese que aglutina a todo tipo de comercio o empresa, ya sea en tamaño o género) y han sido poco menos que catastróficos; se ha registrado una caída del 2,2% respecto al mismo periodo del año pasado. La subida de los impuestos empieza a pasar factura.
Si hablamos del fin del efecto los dopantes suministrado en nuestra economía nos encontramos con otro dato verdaderamente desalentador, la venta de automóviles ha caído un 23% nada más concluir el "plan renove". Algo parecido se espera con el mercado de la vivienda cuando este diciembre se ponga fin a las ayudas fiscales que se proporcionaban para la adquisición de la primera vivienda.
Si ya de por sí preocupa el dato del INEM respecto al incremento del número de parados, mucho más preocupante es el dato de bajas en la seguridad social, dónde el descalabro se ha ido a los 130.000 contribuyentes.
Para colmo, la City londinense siembra dudas sobre la evolución de nuestra economía y, por si no fuese bastante, los analistas alemanes son aún más catastróficos y pesimistas. Estas contribuciones en forma de predicciones de nuestros compañeros más aventajados de viaje en la U.E no van a ayudar nada en los mercados, a los cuales seguimos acudiendo con un diferencial respecto al bono alemán a 10 años de más de 170 puntos básicos.
Pues sí, le da a uno la sensación de que los brotes verdes acaban acompañando a la lechuga y al tomate en la ensalada veraniega y que, como las bicicletas, es plato que no apetece, por lo poco energético que resulta, en otoño o invierno. Por si Zapatero no se ha enterado aún, ya están preparados todos los nutricionistas para recordárselo en su primera huelga general que va a vivir a final de septiembre.

1 comentario:

  1. Lo que yo me pregunto es ¿servirá de algo una huelga general? Porque este gobierno ha dado muestras más que sobradas de una ineptitud e incompetencia dignas de pasar a la historia y sin embargo se aferran a sus ideas y a su cargo con una total desvergüenza, eso sí, adornando la crisis con eufemismos y mentiras para tratar de justificar que sus "medidas están surtiendo efecto".

    La ciudadanía debería de reaccionar más enérgicamente ante tanta incompetencia de lo que lo hace porque, visto lo visto, los que nos desgobiernan van a seguir prácticando su política de "no pasa nada" y vamos a acabar, si no lo estamos ya, siendo uno de los países más pobres de la Unión Europea. Lamentable.

    P.D. Muy bueno el post. Un saludo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...