lunes, 6 de diciembre de 2010

Leopoldo Abadía, el abuelo de la crisis.

Aquí os dejo la última entrevista concedida por Leopoldo Abadía, uno de los analistas más entrañables y mediáticos que ha descubierto esta crisis ante nuestros ojos.
Escritor y economista, polifacético y entrañable... así se nos sigue mostrando en la presentación de su tercer y último libro por el momento: "¿qué hace una persona como tú en una crisis como esta?". Os dejo la sabrosa entrevista en la que Abadía nos explica el sentido y dirección de las guías maestras de dicha obra.



- ¿A quién se dirige el libro ‘¿Qué hace una persona como tú en una crisis como ésta?


Leopoldo Abadía: El libro se dirige a ti y a mi, a la gente normalita de la calle. Estamos en un momento complicado en el que suceden muchas cosas y es muy bueno tener la cabeza clara, saber lo que está pasando y actuar en consecuencia. Por eso empiezo explicando la teoría del engrase, porque antes estaba todo muy engrasado. Yo pedía un crédito para comprar una casa, tú tenías un crédito para comprar un coche y todos vivíamos engrasados por los créditos. De repente eso se ha cortado y nos hemos quedado todos con las hipotecas. Por eso la pregunta es ¿qué hago yo en una crisis como ésta?


- En su libro habla de la Teoría del Engrase, ¿cómo podemos engrasar la situación económica?


Leopoldo Abadía: Ahora es difícil volver a engrasarla y lo será durante mucho tiempo. Lo que hay que hacer ahora es gastar con la cabeza. La gente habla de austeridad pero parece que la palabra austeridad tiene mala prensa, suena fea, yo le he cambiado el nombre y le he puesto gastar con la cabeza. También se me ha ocurrido otro invento, que es el del euro de goma. Esto quiere decir que hasta ahora teníamos un euro gastable y ahora tenemos que tener un euro ‘alargable’. Es decir, tenemos que pensar muy bien lo que podemos hacer con un euro antes de gastarlo.


Como tengo tantos hijos cuando quiero buscar ejemplos me salen fácilmente porque los tengo en casa. Este verano, por ejemplo, mientras estaba escribiendo el libro una hija mía se compró una falda muy bonita. La gente le preguntaba dónde se la había comprado, ¿y sabes dónde fue? En un mercadillo de al lado de mi casa por cuatro euros. 






- Hay economistas que sostienen que ya hemos tocado fondo. ¿Cuál es su opinión?


Leopoldo Abadía: No hay nadie en el mundo, ni políticos ni financieros ni de España ni del extranjero que sepan cuando se acabará esto. Yo sólo tengo como referente una cifra que es el número de personas sin empleo según la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística. Diré que estamos mejorando si esa cifra mejora durante dos trimestres seguidos, y digo dos trimestres porque si mejora uno sólo siempre se podrá decir que es por el turismo. Esa cifra, a fecha de 24 de octubre está mejor en 74.000 personas que la del 24 de julio, pero yo todavía prefiero esperar a ver si mejora durante otro trimestre (no mejoró sino todo lo contrario).


- Hay gente que está en el paro y está trabajando en la economía sumergida...


Leopoldo Abadía: Mucha gente. La prueba de ello estuvo clara cuando el ex ministro Corbacho dijo hace dos o tres meses que la economía sumergida representa el 25% de la actividad económica de este país y al día siguiente todos los demás ministros se le echaron encima. Si la actividad económica es el Producto Interior Bruto del país que en España es un billón de euros el 25% son 250.000 millones de euros. Gracias a eso la gente está más tranquila, si no podría haber problemas muy serios.


- Considera que hay que ser valiente. ¿Cómo se puede serlo con la que está cayendo?


Leopoldo Abadía: Hay que ser valiente y prudente, y ser prudente pasa por no pasarse ni por audaz loco ni por ‘cobardica’. Lo de valiente lo digo cuando alguien me pregunta si es buen momento para montar una empresa, siempre es buen momento para eso, y suelo decir una cosa: para montar una empresa hay que estar ligeramente ‘chalao’, pero eso ahora y siempre. 


En este momento nos interesa muchísimo que haya mucha gente un poco loca que lance una empresa porque si un señor monta un negocio mañana contratará a dos personas y tendremos tres menos en el paro. Hay que ser valiente con la cabeza, ahora lo peor que puede ocurrir es que nos quedemos acurrucados en casa diciendo lo mal que están las cosas.






- ¿Se queda la gente acurrucada en casa ante las dificultades laborales?


Leopoldo Abadía: Existe ese peligro. Si es verdad lo de la economía sumergida diría que no se están quedando acurrucados en casa, que están haciendo lo que pueden por salir adelante y ya arreglarán sus cuentas con el fisco cuando haya que arreglarlas. La gente no se queda en casa pero con frecuencia escuchas cosas que hacen pensar que todo depende de que el Gobierno haga algo. Como esos que dicen: Queremos puestos de trabajo ya. 


También he leído que Cándido Méndez considera que hay que seguir pagando los 426 euros indefinidamente… Esto no ayuda a lanzar a la gente. Y mucho menos cuando la Generalitat de Catalunya anuncia que va a pagar a estos mozos que ni estudian ni trabajan 633 euros al mes. Dile a esos niños que se arriesguen y te dirán que para qué, si están viviendo muy bien. Esa medida es una ofensa para la gente que trata de buscar trabajo y no lo consigue, para esos mismos chicos, porque les están esterilizando, y para Catalunya y para España. Es formar una generación que no servirá para nada, aunque gracias a dios hay mucha gente que sirve para mucho.


- ¿Cómo ve el futuro de los Jóvenes Aunque Sobradamente Preparados?


Leopoldo Abadía: Para esta gente que está muy bien preparada estar en el paro es muy duro. A la gente que está en el paro le digo que su trabajo profesional es buscar empleo, tiene que dedicar 10 horas diarias a leer el periódico, a leer la sección de anuncios, a hablar con la gente. Tienen que ir al bar a tomarse un café y a decir que están en paro, que no tengan vergüenza. 


La cosa es muy dura, hay que matarse buscando empleo y hay que estar dispuesto a aceptar un empleo de menos categoría social y económica, pero también es un momento para pensar en montarte un ‘negociete’ con dos amigos. Ésa es la actitud. Es muy fácil decirlo y más difícil hacerlo, pero no hay otra salida.






- Hablando de ser valientes: para aquella gente que en la situación actual tiene trabajo y unos ahorros, ¿es momento de comprarse una casa?


Leopoldo Abadía: Eso me lo preguntan muchas veces. Depende mucho, si quieres comprar un piso para especular no sé qué decirte. Creo que los pisos seguirán bajando porque los bancos tienen un stock de pisos increíble, lo que pasa es que se están resistiendo. 


El otro día leí que los bancos tienen 439.000 millones de euros en pisos. Lo malo es que 180.800 son dudosos de cobro. Esto significa que bajarán los precios pero los bancos todavía se resisten porque significa tener pérdidas. Si quieres comprar un piso para vivir y te gusta hay que apretar en la negociación todo lo que se pueda y comprar. Aunque considero que bajarán los precios no vas a estar toda la vida esperando, el último euro que lo gane el otro pero yo me quedo con el piso para vivir y para formar una familia. Si es para especular no sabría qué decir porque es como jugar a la ruleta de la fortuna.


- ¿Cuáles son las claves para ahorrar en una familia de clase media en estos tiempos?


Leopoldo Abadía: Gastar con la cabeza. En los balances hay dos columnas: los gastos y los ingresos. La experiencia nos dice que ahora es difícil mejorar la columna de los ingresos. Una familia no sabe si le van a subir el sueldo, no estamos en un momento de alegrías. Una vez visto lo que podemos aumentar los ingresos hay que replantearse los gastos, no siendo rácano sino pensando cómo sacar el mejor partido al dinero que estamos ingresando. 


Eso es muy bueno para la familia y para los hijos, que sepan que en este mundo no hace falta tener todo ni tener el último modelo de todo en cuanto sale algo mejor. Hay que llegar a esta madurez humana que a todos nos va muy bien. Hay que darse cuenta de que estamos en una época difícil que va a durar bastante tiempo y que en esa época hay que forzar todo lo que podamos los ingresos, y como los ingresos se pueden forzar poco habrá que alargar el dinero con el euro de goma.


- ¿El cuarto libro llegará cuando salgamos de la crisis?


Leopoldo Abadía: No sé si habrá cuarto libro, lo que sé es que este libro me ha estropeado el verano porque lo tuve que trabajar en julio y agosto. Cuando salió este libro alguien en casa dijo: ¿y el cuarto libro para cuándo? Y mi mujer respondió: en verano no...


Entrevista concedida a Noticias Fotocasa el 16 de noviembre del 2.010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...