Mi lista de blogs

martes, 11 de enero de 2011

La inmigración, un tema candente, que nos está costando mucho dinero, y no se resuelve. Séneca.


 Hoy abordamos en el blog un tema "tabú" por las connotaciones racistas que le otorgan muchos ciudadanos cuando de denunciar un trato desigual e injusto hacia el inmigrante se trata.


 Fuera de connotaciones partidarias o raciales y siendo objetivo, el caso es que el asunto de la inmigración en España está comenzando a adquirir tintes insultantes y realmente peligrosos para nuestro sistema social y económico, y me explico:


-Por un lado observamos un socavo en nuestra economía realmente importante por las remesas económicas que envían los inmigrantes a sus respectivos países de origen; nada menos que 2.000 millones de euros trimestrales, lo que viene a ser 8.000 millones de euros anuales... un dinero que desaparece de nuestros mercados locales y del flujo de liquidez propio del país. 8.000 millones de euros es, prácticamente, el mismo dinero que se ha conseguido ahorrar con el recorte en el sueldo a los funcionarios y la congelación de las pensiones de nuestros mayores.


-Por otro lado, el autóctono comprueba como el precario mercado laboral español se encuentra copado por el sector inmigrante, nada menos que el 70% de las contrataciones que se produjeron en el último mes de septiembre en nuestro país beneficiaron a los inmigrantes (motivado, en parte, por las numerosas ayudas y subvenciones que pone el gobierno a disposición de los empresarios que contraten inmigrantes. Id a la web del Ministerio de Trabajo e inmigración para comprobarlo in situ) que son menos respetuosos con los derechos laborales (salario mínimo inter-profesional, convenios colectivos, horario y calendario laboral, ect...) españoles adquiridos con el transcurrir de los años durante siglos. También mencionar que este dato favorece que el nativo se vea obligado a emigrar para poder ejercer su derecho a trabajar, un derecho que en España se está convirtiendo en una verdadera quimera. El ascenso del flujo emigrante español ha resultado brutal en el caso de algunas autonomías como pueda ser la andaluza. Os subo una tabla dónde se observa el aumento del flujo migratorio español en el último año:


- Por otro lado tenemos el gasto que supone para nuestro sistema sanitario el fenómeno del "turismo sanitario" que viene acaeciendo en España desde hace muchos años colapsándolo y que amenaza con acabar con la gratuidad del mismo. El numeroso colectivo de inmigrantes que se encuentra en nuestras cárceles (que también supone un dinero importante... a sabiendas que el coste medio por cada recluso asciende a unos 30.000 € anuales) y el coste de la obra social destinada a atender a los inmigrantes que acceden al país de forma precaria y el mantenimiento de numerosas ONG´S creadas para tal fin.

- Y finalmente la amenaza que supone para nuestra soberanía popular el acceso al voto de inmigrantes que no muestran interés en adquirir nuestra nacionalidad pero que pueden acudir a las urnas si demuestran que están en el país desde hace 5 años de una forma legal. Es una aberración que personas que no acepten formar parte del conjunto de los españoles puedan decidir el destino de los mismos en nuestros sufragios democráticos, no creo que se dé este hecho en ningún otro país del mundo.

  Es necesario hacer hincapié en que, hasta ahora, no resultaba escandalizador todo esto porque el discurso oficial de los diferentes gobiernos era que los inmigrantes venían para pagarnos las pensiones... y resulta que, a día de hoy, gobierno y sindicatos discuten la reforma de las mismas con la propuesta sobre la mesa del ejecutivo de subir la edad mínima hasta los 67 años y recortar las cuantías de las mencionadas hasta en un 30% en algunos casos concretos. ¿Así nos han pagado las pensiones los inmigrantes estos años atrás?
 Aún hay gente que justifica que no se altere la "barra libre" o el efecto "llamada" aduciendo que los inmigrantes consumen en el país y con ello participan en generar PIB... cuando es más que probable que su participación en el PIB no alcance, siquiera, el 50% de los costes que supone para el país todo lo que acabo de escribir arriba de este mismo hilo.

 El gobierno lleva unos meses concienciando a la ciudadanía de la necesidad de recortes de gastos que afectan directamente a nuestro modelo social vigente... ¿cuando tocará el turno de concienciar a los inmigrantes que la economía nacional no soporta ni un euro más de gastos generados por su colectivo y llegarán los recortes en la partida que maneja el ministerio de inmigración anexo al de trabajo?

 Yo estoy convencido de que no se producirá tal recorte, pienso que el objetivo gubernamental es adquirir un importante y fiel caladero de votos con fines electorales. En pocas palabras, desnaturalizar la democracia española a base de prebendas, concesiones y regalos hacia el sector inmigrante que puebla el país. No hay que olvidar que, actualmente, en el país hay reconocidos más de cinco millones de inmigrantes cuyos votos bien que podrían decidir elecciones a favor del actual ejecutivo y que, por ello, la oposición tampoco tiene el valor de modificar esta política de inmigración bajo riesgo de perpetuarse como oposición y nunca como partido gobernante... han conseguido, entre unos y otros, convertir el tema inmigración en la pescadilla que se muerde la cola y que pagamos, sin podernos permitírnoslo,  los autóctonos a precio de percebe gallego.

3 comentarios:

  1. Esta entrada me parece una auténtica aberración. Hablas del inmigrante como si fuera una especie aparte, cuando no son pocos los españoles que deciden salir del nido y migrar hacia zonas mejores.

    ResponderEliminar
  2. Yo no veo aberración por ningún lado querido lector. Aquí nadie, y menos yo, ha planteado el fenómeno de la inmigración desde un punto de vista moral o ético. Yo no niego la necesidad o no deslegitimo la inmigración. Probablemente si yo fuese subsahariano y pasara las de Caín en mi país también me subiría a una patera.

    Aquí sólo se expone el fenómeno de la inmigración desde el punto de vista económico y político... y también se hace eco de que nuestro país, como resulta obvio, no puede acoger a más inmigrantes de forma ilegal o precaria dada nuestra delicada situación económica. Un desequilibrio más en ella y volaría el estado de derecho y bienestar que tanto esfuerzo costó a nuestros mayores y antepasados construir.

    Yo no abogo por la descalificación automática hacia el inmigrante pero sí creo que España no se puede permitir, es completamente inviable, el trasvase de 8 millones (5 millones de legales y 3 de ilegales. La población de un país de tamaño medio como pudiesen ser Grecia, Portugal o Suiza) de personas hacia el interior de nuestras fronteras... crea un desequilibrio económico social de impredecibles consecuencias, como estamos comprobando en la actualidad.

    No es extraño, por ello, que países como EEUU, Japón, Australia, Suiza, ect.. y recientemente Francia e Italia impermeabilicen sus fronteras y procedan al desalojo de la inmigración ilegal de forma férrea. Curiosamente son modelos económicos y sociales a los que nosotros aspiramos y tomamos como espejo en el que reflejarnos.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de conocer tu blog, y haico en este artículo. muy bueno

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...