04 febrero 2012

El peor problema de España; su tasa de desempleo entre menores de 25 años (I). La dramática "generación perdida"


 El desempleo juvenil se ha convertido en el mayor quebradero de cabeza de Rajoy y en el más pesado lastre para la reactivación económica. España es líder absoluto de este indicador en Europa y en el mundo desarrollado. El desempleo alcanzó el 46,7% de la población activa juvenil en 2011, una cifra que contrasta con el 8,1% de Alemania. De hecho, en seis comunidades autónomas el desempleo de los menores de 25 años ya supera la preocupante barrera del 50%.La generación perdida crece mes a mes sin freno y su única esperanza es una reforma laboral radical. 

Clica sobre la imagen para agrandar.


 Según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa del INE, la comunidad con menos futuro para los jóvenes que saltan al mercado laboral es, con diferencia, Andalucía. Allí el 55% de los empleados con menos de 25 años que quieren trabajar no pueden hacerlo. La triste clasificación de las autonomías con menos oportunidades para los primeros empleados la completan la Comunidad Valenciana (con una tasa del 54,3%), Extremadura (del 53,8%), Asturias (52,5%), las Islas Baleares (51,8%) y Murcia (51,1%).

Clica sobre la imagen para agrandar.


 El desplome del empleo entre los jóvenes no tiene tregua. Según los datos de paro registrado que publicó ayer el departamento que dirige Fátima Báñez, el colectivo sin empleo anterior vuelve a aumentar su cifra de parados un 1,89% (en 7.100) en enero, y sitúa su agregado en las 385.626 personas. Según el informe de la patronal de empresas de trabajo temporal, “es significativo que el colectivo menor de 25 años sea el responsable del 40,3% del total de esta subida en este mes de enero”.


Agentes sociales


 De hecho, la secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, calificó de “auténtico drama” el paro juvenil. Aseguró que se mantiene en permanente contacto con los agentes sociales para constituir un grupo de trabajo, algo que se hará en “los próximos días”. El problema es que las negociaciones con la patronal y los sindicatos no han contribuido a arreglar la situación, más bien todo lo contrario. Las centrales son el principal freno para la contratación de los jóvenes, ya que sólo representan al 16,4% de los ocupados pero deciden sobre los salarios y en las condiciones laborales de la práctica totalidad de los trabajadores. A los que menos representan es a los jóvenes: sólo el 7,1% de los ocupados con menos de 24 años está afiliado a instituciones como CCOO y UGT. 




 Gran parte de la culpa es de los altos costes del despido, que obligan a las empresa mantener en el puesto a un trabajador improductivo con muchos años en la compañía por los altos costes que genera su despido. ¿Los perjudicados? Los “jóvenes suficientemente preparados”, que se están viendo obligados a abandonar en masa el país.


 Las cifras hablan por sí solas. Según un informe elaborado por Sagardo y Abogados, la indemnización por despido improcedente para un trabajador medio en España es un 38% más alta que en Alemania; un 176% más elevada que en Reino Unido, y más de un 200% superior a la de Francia. El coste del despido para un trabajador medio es un 200% superior en España que en Francia.

 En un próximo segundo post, que continúa a éste, os hablaré del exitoso modelo alemán que quiere exportar el Ministro Wert para poner fin a este drama.

2 comentarios:

  1. vaya mierda de articulo

    ResponderEliminar
  2. Desde que se inventaron los contratos temporales, poco después de la muerte de Franco, a los jóvenes siempre se les han hecho contratos temporales durante los primeros años, y estos contratos no han dado derecho a indemnización por despido. Rebajar ahora la indemnización por despido, perjudicará a los trabajadores de más de 40 años, beneficiará a los empresarios, y no propiciará la contratación de más ni de menos jóvenes, porque sus contratos temporales nunca han tenido indemnización.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...