Mi lista de blogs

sábado, 7 de abril de 2012

Los Presupuestos Generales del Estado más austeros de la democracia. Sus claves.




 Aterrizaron los PGE más controvertidos y esperados de la democracia esta semana de la mano de Cristobal Montoro. Como era de esperar, la austeridad marca la hoja de ruta en su elaboración aunque dicha austeridad no se entiende en ciertas partidas y que otras queden inmunes o no se hayan recortado lo suficiente.


 Hoy os voy a desgranar concienzudamente dichos presupuestos con abundantes gráficas y datos pero no quiero dejar pasar la oportunidad de comentar las reacciones a los mismos.


 De entrada, como era de esperar, el partido opositor y sindicatos han puesto el grito en el cielo y, mientras el PSOE convocó más de 50 ruedas de prensa en le país para difamarlos, los sindicatos los arrojan contra la población para explicar el desastre económico que padecemos. Como si el partido popular llevase 5 años gobernando el país oiga, como si no supiéramos ya que la solución a todos los males la tienen Rubalcaba, Toxo y Méndez... es que somos masoquistas.



 Lo preocupante ha sido la acogida de los mercados de dichos presupuestos. La bolsa se desplomó, el riesgo país se disparó y la colocación de deuda soberana el mismo día que se presentaba fue la peor que se recuerda en los últimos tiempos. Los mercados comienzan a dar por descontado, de nuevo, que España no superará el match-ball que supone el reto de tanta austeridad en plena recesión y la confianza país que trajo Rajoy con su victoria se difuminó por completo: otra vez estamos a pies de los caballos. Tanto es así que Europa mira aterrada hacia la península ibérica y Sarkozy no duda en meter miedo a sus compatriotas en plena campaña electoral francesa con nuestra situación económica.  




  Yo la principal crítica que lanzo desde esta bitácora hacia Rajoy es su puñetera cobardía que nos va a costar tiempo... un tiempo que no tenemos y todo por evitar su desgaste político. Los 27.000 millones que se recortan vienen a ser el 50% del monto a recortar que nos exige Europa para cumplir con nuestro techo de déficit este año. El resto de tan monumental recorte lo deja en manos de las autonomías... pero es que es en ese 50% a recortar donde se incluye el tijeretazo laboral en la administración. Rajoy ha decidido que sean los presidentes autonómicos los que se manchen sus manos de sangre laboral pública para no enfurecer más aún, si cabe, a los sindicatos. Es criticable todo ésto porque en el proceso se invertirán muchos días, meses... y nosotros vamos a contrarreloj desde hace mucho tiempo. El señor Rajoy ha priorizado los intereses propios sobre los del país en unos momentos donde no cabía dicha estratagema política. No le pasará réditos la fatal jugada porque este país es torpe, ciego, falto de neuronas y no ha caído en la cuenta... pero algunos sí hemos advertido la jugada y no tenemos más remedio que denunciarlo.


 Vayamos ya a lo interesante, a los PGE en si. Aquí os voy dejando un sabroso resumen de su contenido:





 El Gobierno se encuentra completamente maniatado por las exigencias de austeridad de la Comisión Europea. De hecho, las pensiones, el desempleo y la deuda pública se comen más del 60% del presupuesto de gasto de todo el ejercicio.Estas tres partidas suman 173.478 millones de euros. Y el Estado, sin tener en cuenta el sistema de financiación del resto de las administraciones públicas, se gasta anualmente sólo 275.336 millones de euros.


 En un país con 5,6 millones de parados, con la población cada vez más envejecida y con una prima de riesgo que ayer se disparó a más de 400 puntos básicos, el Gobierno se ha visto obligado a lanzar un fuerte rojonazo a partidas como las becas y las ayudas de estudio (que caen un 11,6%), la Investigación y el Desarrollo (que soportará un desplome del 25,6%) y las infraestructuras (que se hundirán un 22,1%). Es decir, que se sacrifican las únicas herramientas que tiene el Gobierno para relanzar el crecimiento económico para cumplir con la ortodoxia de la Unión Europea. El Gobierno también ha recortado el gasto social un 4,3%, la sanidad un 6,8% y la educación un 21,9%.


 El tiempo juega en contra de Cristóbal Montoro. El Estado se gasta diariamente 157 millones de euros en deuda pública y en desempleo. Otra partida intocable son los gastos de personal, que le cuestan al Estado 74 millones al día y 3,1 millones a la hora. En total, una hipoteca de 27.338 millones para pagar sueldos publicos y las pensiones de los antiguos funcionarios.


Más parados cobrando menos... durísimo el panorama que se nos avecina.


 La dureza de las Cuentas Públicas se observa, por ejemplo, si se tiene en cuenta que, al mismo tiempo que el Ejecutivo calcula que el paro afectará a 600.000 personas más, contempla que el gasto en desempleo caerá un 5,5%. Es decir, que habrá más parados cobrando subsidios más bajos o que no recibirá ninguna ayuda de la Administración central.


 Esta hipoteca de gastos ineludibles tampoco le saldrá gratis a los contribuyentes. De hecho, el Gobierno ha lanzado una fuerte subida de impuestos para cuadrar las cuentas. Además de la contundente subida del IRPF aprobada en diciembre, el Gobierno aprobó el sábado un decreto en el que se pone en marcha una amnistía fiscal para recaudar, al menos 2.500 millones de euros, y que asestará un golpe fiscal a las empresas en el Impuesto sobre Sociedades de 5.300 millones, lo que se traducirá, irremediablemente, en un escenario más perverso de destrucción de empleo. Montoro opina, no obstante, que el Presupuesto es “el que menos perjudica” el crecimiento. El ministro de Exteriores, José Manuel García Margallo, reconoció que harán la vida “infinitamente más difícil”.


La podadora actuará sobre los ramales autonómicos inevitablemente.


 Los Presupuestos también marcaron ayer la senda que deberán seguir las comunidades y los ayuntamientos. Aunque el Gobierno es consciente de que no logrará reducir el déficit del 8,51% del PIB al 5,3% si no cuenta con la colaboración del resto de las administraciones, ha decidido aumentarles las entregas a cuenta para evitar que muchas autonomías o ayuntamientos se declaren en suspensión de pagos. Las transferencias del Estado a las comunidades crecerán un 9,7%. Hacienda también ha disparado un 7,6% las aportaciones a las entidades locales, hasta los 15.315 millones. Montoro justifica este incremento recordando que podrá intervenir a las CCAA y a los consistorios incumplidores con la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria.


 Las autonomías notarán las restricciones por otra vía. Especialmente en el reparto las inversiones. Regiones como Cataluña y Andalucía se han quejado del fuerte recorte que han sufrido en esta partida. La comunidad que preside de Artur Mas sufrirá un recorte del 55% en la inversión que recibirá del Estado, un ajuste muy superior al de la media nacional (del 26,8%). 


Artur Mas ya ha advertido que no apoyará los actuales PGE tras el recorte en inversiones que se prevé en los mismos para Cataluña.


 CiU ya ha advertido que sólo votará a favor de los Presupuestos si Cristóbal Montoro rectifica. A pesar de su mayoría absoluta, el Gobierno no renuncia a buscar apoyos de los nacionalistas para no quedarse sólo defendiendo las cuentas más complicadas de la democracia.


 Más allá de las críticas políticas del PSOE y de IU (que movilizarán a sus militantes contra las Cuentas de Rajoy), el ministro de Hacienda ha cosechado aplausos de empresarios, analistas y de los mandatarios internacionales.


Capítulo de Ingresos

A) Ingresos totales:
Pica sobre la imagen para ampliarla.


B) Distribución de los ingresos:


Pica sobre la imagen para ampliarla.

C) Principales variaciones respecto a presupuestos anteriores:


+4,7% vía IRPF. Por la subida de dicho impuesto a comienzos de la legislatura de Rajoy.
+17,8% vía Impuestos Sobre Las Sociedades. Tras la subida de dicho impuesto que acompañó a los PGE en su presentación.
-3,3% vía IVA. Estimación en previsión de la evolución de los datos macros económicos, especialmente en el concepto consumo interno.
+17,9% en Tasas. En este capítulo se estima muy especialmente la amnistía fiscal también presentada junto a los PGE.
-2,9% en Impuestos Especiales. El menor consumo energético junto al de hidrocarburos a causa de la recesión hace que se desplome ligeramente la recaudación vía Impuestos Especiales.


Capítulo de Gastos.

A) Gastos totales:

Pica sobre la imagen para ampliarla

B) Distribución Gastos:

Pica sobre la imagen para ampliarla.

C) Principales variaciones respecto a presupuestos anteriores:

-19,6% en Inversiones. La mayor parte de dicha disminución correrá a cargo del Ministerio de Fomento.
-5,5% de Desempleo. Aterrador este dato teniendo en cuenta que se espera un auge en el número de desempleados durante todo el año.
+1,3% en Gastos de Personal. El recorte laboral queda en manos, como ya hemos escrito anteriormente, de las autonomías. 
+5,3% en Gastos Financieros. La percepción de los mercados y la evolución de la deuda española hace coherente este dato.
-10,7% en Gastos Corrientes. Sólo el Ministerio de Justicia aumentará dichos gastos en un 0,8%. El resto de ministerios se apretarán el cinturón en este gasto que es el que mide cuanto se gastan los departamentos en funcionamiento y en cuestiones tales como papelería y burocracia. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...