Mi lista de blogs

domingo, 17 de junio de 2012

Especial Deuda española (I). La evolución.





La deuda de las administraciones sigue creciendo de manera imparable, a pesar de que la reforma de la Constitución que se aprobó el pasado verano obliga a España a reducir su endeudamiento al 60% del PIB de aquí a 2020. La financiación del abultado déficit público y las facturas en el cajón de las comunidades autónomas y de los ayuntamientos han elevado las obligaciones financieras del sector público al 72,1% del Producto Interior Bruto (PIB) en el primer trimestre de 2011, el doble que cuando comenzó la crisis, en 2007.

De hecho, en el último año la deuda de las administraciones se ha disparado un 13,2%. Es decir, se ha generado una hipoteca extra de 90.432 millones de euros en sólo doce meses. Aunque el hecho de que la deuda ascienda ya al 72,1% no tiene precedentes en las estadísticas del Banco de España, los datos están en línea con el objetivo previsto por el Ministerio de Economía en el Programa de Estabilidad 2012-2014 para todo el ejercicio, que plantea que este año la deuda cerrará en el 79,8% del PIB.

¿El problema? Que el rescate que ha solicitado el Gobierno para sanear su sector bancario podría elevar el endeudamiento hasta en 100.000 millones de euros de golpe, un 10% del PIB. Este desequilibrio podría elevar el pasivo total del conjunto del país al entorno del 100% del PIB en poco tiempo, según las previsiones de algunas agencias de calificación de riesgos y servicios de estudios privados.

Los datos que el viernes difundió el supervisor español permiten evaluar cuánto ha aumentado la deuda en el primer trimestre del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en La Moncloa. El endeudamiento de todas las administraciones ha crecido en un sólo trimestre en 39.588 millones de euros. En total, la deuda pública de las administraciones asciende ya a 774.549 millones de euros hasta abril, un 5,3% más que a finales de 2011. El pasivo de la Administración central, la que depende directamente del Ejecutivo, se eleva a 566.263 millones de euros, 30.000 millones más que en el trimestre anterior y 60.000 más que en el mismo periodo de 2011. Desde que comenzó la crisis en 2007 la deuda del Estado se ha incrementado un 97%.

Pero no sólo el Gobierno central ha engordado la burbuja de la deuda hasta niveles alarmantes. Las comunidades autónomas son grandes responsables del agujero financiero que sufre España, y que no le permite financiarse con normalidad en los mercados. Aunque el endeudamiento de las regiones es mucho más bajo que el del Tesoro (asciende a 145.118 millones de euros, un 13,5% del PIB), la deuda autonómica ha crecido un 3,5% en un trimestre, un 15,7% en un sólo año, y un 137% en cuatro años.

Sin embargo, no todas parten de la misma situación financiera. El podio de las autonomías lo encabeza, y con diferencia de la media regional, Cataluña. La Generalitat tiene una deuda que equivale al 21% de su PIB regional. Le sigue de cerca la Comunidad Valenciana (20,2% del PIB). La deuda media de las autonomías es del 13,5% del PIB.

Precisamente, la tarde del viernes la agencia Moody's revisó el ráting de diez autonomías, rebajando la calificación de siete de ellas: País Vasco, Madrid, Galicia, Extremadura, Andalucía, la Comunidad Valenciana y Castilla y León. Esta medida se produce después de que el pasado miércoles rebajara en tres escalones la evaluación de la deuda española, que pasó de A3' a BAA3, con perspectiva negativa (a un paso del bono basura).

Rebajas de Ráting.

La agencia de calificación rebajó tres peldaños la calificación de la deuda a largo plazo, con perspectiva negativa, a las regiones de País Vasco -que pasa de A2 a Baa2-, y a Madrid, Castilla y León y Galicia -pasan de A3 a Baa3-.

Asimismo, rebajó en dos escalones el ráting de Extremadura (de Baa1 a Baa3, con perspectiva negativa), mientras que baja uno el de Andalucía (de Baa2 a Baa3, también con perspectiva negativa) y el de la Comunidad Valenciana (de Ba3 a B1)

Mantienen el mismo ráting que en la última revisión, aunque con perspectiva negativa, las comunidades de Murcia y Cataluña, ambas con Ba1, así como Castilla-La Mancha, con Ba2.

El agujero de los ayuntamientos sí que ha comenzado a menguar. La deuda local ascendió a 36.860 millones de euros hasta marzo, un 1,2% internual menos. Las empresas públicas también están empezando a corregir sus cuentas. En un año han aumentado su deuda un 0,6%.



1 comentario:

  1. merkel hija de la gran puta
    marrano rajao hijo de puta

    vale ya de recortes a la clase trabajadora para darselo todo a los puñeteros ricos y a los hijos de puta de los imversores

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...