Mi lista de blogs

sábado, 23 de junio de 2012

Giro al timón del zozobrante barco de la U.E.



Puede que sólo sea un gesto, un brindis al sol. Pero el giro de las cuatro potencias del euro hacia las políticas de crecimiento marca un antes y un después en la crisis que inunda Europa. Francia, Italia y España -y más aún la oposición germana- han conseguido ablandar la ortodoxia de la canciller alemana, Angela Merkel, hasta ahora reacia a lanzar estímulos económicos que pudieran aumentar la deuda pública de los países de la eurozona. Y han logrado un compromiso para dedicar 130.000 millones de euros -es decir, el 1% del PIB de la Unión Europea (UE)- al crecimiento económico, y acompañar la iniciativa con una mayor integración política y bancaria.


Sigmar Gabriel y Jürgen Trittin, líderes de los partidos socialdemócrata y Los Verdes en Alemania, consiguieron vencer la tozudez de Angela Merkel respecto a la aplicación de políticas keynesianas en la U.E

El caso es que el radical cambio de postura de la Merkel hay que buscarlo en casa, donde la poderosa fuerza política en Alemania que conforman los socialdemócratas y verdes obligó a la Canciller a adquirir el compromiso de destinar una parte del presupuesto de la unión a realizar políticas de crecimiento, la creación de empleo y pactar un impuesto a las transacciones financieras, abandonando así el hasta ahora único discurso de la austeridad. A cambio, la Merkel obtuvo el voto positivo del Parlamento alemán para el pacto fiscal y el Fondo de Rescate Permanente.

El giro de Merkel, volcada hasta ahora en exclusiva en la consolidación fiscal y opuesta a los impulsos públicos, abre la puerta a que en la cumbre de la UE de fin de mes se alcancen acuerdos más próximos a las tesis keynesianas del presidente francés, el socialista François Hollande, que a los que ha venido defendiendo Alemania en los últimos meses.

Una sola postura.

europa.jpg

Ayer en Roma, los cuatro principales Gobiernos de la Unión Europea representados por Merkel en Alemania, Hollande en Francia, Monti en Italia y Rajoy en España, acordaron unir posturas para exhibir una única en el Consejo Europeo a celebrar los próximos 28 y 29 de junio. La postura consensuada es una apuesta por una mayor integración para otorgar mayor estabilidad al euro y políticas encaminadas a la creación de empleo.

"En el próximo Consejo Europeo propondremos medidas para relanzar la economía, con inversiones, una apuesta por el fomento del empleo y el incremento de la competencia en Europa, así como hacer más en el mercado único europeo", dijo Monti en la comparecencia de prensa posterior al encuentro, en la que estuvo acompañado por Merkel, Hollande y Rajoy, según informó Efe desde Roma.

Los cuatro dirigentes están de acuerdo en aprobar la tasa sobre las transacciones financieras -otro logro de la oposición germana-, conocida como Tasa Tobin. En cuanto a la procedencia de los 130.000 millones, tres serán los mecanismos para sumar esa cantidad: los fondos europeos que no se han utilizado, los eurobonos de proyecto (destinados a obras públicas) y un refuerzo del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

Pero, como siempre, los líderes europeos recalcaron que todas estas medidas destinadas a impulsar el crecimiento deberán ir acompañadas del rigor fiscal, un tándem necesario en la nueva agenda europea.

Para ello, los cuatro dirigentes alcanzaron un "acuerdo sustancial" en cinco aspectos: controlar los déficit públicos y no elevar en exceso la deuda pública de cada país; realizar reformas estructurales, a nivel de cada país y a nivel europeo, para mejorar la flexibilidad y la competitividad que deriven en crecimiento; poner en marcha mecanismos para lograr la estabilidad financiera europea y apostar, de forma contundente, por más Europa, tal como apuntó La Moncloa en un comunicado.

España, Alemania, Francia e Italia pactan un plan de estímulo de 130.000 millones

"Hemos hecho una apuesta clara y contundente para el futuro de Europa. Queremos más Europa, queremos una unión política, queremos una unión económica, queremos una unión bancaria y una unión fiscal", apuntó Rajoy.

El presidente español agregó: "Lo más importante que hemos acordado es que nos hemos comprometido a poner en marcha todos los mecanismos que sean necesarios para conseguir la estabilidad financiera en la Unión Europea. A mí eso me satisface. (...) Ahora todo el mundo entiende exactamente a dónde vamos todos y, además, hemos acordado ir hacia una mayor integración de todo tipo".



Por último, Hollande abogó por ofrecer "una mayor confianza a Europa" con una "señal de cohesión, coherencia, estabilidad y solidaridad" en el Consejo Europeo del 28 y 29 de junio.


1 comentario:

  1. Si no funcionó el Plan E español, por qué iba a funcionar el Plan E europeo?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...