07 julio 2012

La prima, el BCE, la bolsa o la vida.


El Ibex cae el 5% semanal con el bono en el 7% tras la decepción que supuso la actuación del BCE, la prima de riesgo vuelve a niveles previos a la Cumbre Europea y cierra en los 563 puntos. El mal dato de empleo en EEUU puso la puntilla a las bolsas, que cerraron en rojo.



Vuelta a la casilla de salida. Tras el respiro que supuso la Cumbre Europea de la semana anterior, el mercado de deuda ha vuelto a recuperar los niveles previos a la reunión del Eurogrupo. La rentabilidad del bono español roza de nuevo la zona crítica del 7% (ayer cerró en el 6,95) y la prima de riesgo se disparó hasta los 563 puntos. De este modo, el riesgo país se acerca peligrosamente a los máximos alcanzados el pasado 18 de junio, cuando tocó los 574 puntos. Una escalada propiciada por la caída en la rentabilidad del bono alemán, que cedió terreno en la jornada de ayer para cerrar en el 1,32%. La tensión también se recrudeció, aunque de forma más suave, en otros mercados periféricos.

Decepción con el BCE.

Mario Draghi, presidente del BCE, en una imagen de archivo.

Los mercados responden así al mal sabor de boca que dejó la intervención del BCE el pasado jueves. Su presidente, Mario Draghi, anunció una bajada de tipos de interés del 1% al 0,75%. Además, el BCE ya no remunerará el exceso de liquidez que depositan los bancos en la institución, para forzarles a reactivar el crédito. Sin embargo, estas medidas, que resultaban positivas para el mercado, ya estaban prácticamente descontadas por los inversores, que esperaban que el BCE tomase decisiones más tajantes para poner coto a la crisis. Entre ellas, la compra de deuda soberana y la puesta en marcha de nuevas subastas de liquidez. De hecho, el ministro de Asuntos exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, aseguro ayer en París que "cuando el BCE no actúa, los mercados reaccionan".

Tampoco ayudó el rumor de que Finlandia podría abandonar la zona euro en caso de que tuviera que pagar la deuda de otros países, si bien la información fue posteriormente desmintida por el portavoz del Ministro de Finanzas finés.

La crisis europea arrastró la cotización de la moneda única por debajo de la cota del 1,23 (dólares por euro), con lo que se sitúa en mínimos de junio de 2010.

Con este panorama, los inversores pusieron todas sus esperanzas al otro lado del Atántico, esperando que la última cifra de empleo sorprendiera positivamente. Pero finalmente el dato supuso un jarro de agua fría. El gobierno estadounidense comunicó la creación de 80.000 puestos de trabajo, 10.000 menos de los previstos por los analistas consultados por Reuters.

Tras esta nueva decepción, las bolsas europeas terminaron la sesión en números rojos. A la cola de los principales indicadores se situó el Ibex 35, que cedió el 3,1%, lo que eleva la caída semanal al 5,12%. El retroceso de ayer se produjo con un fuerte volumen en el parqué español. Se negociaron más de 4.500 millones de euros, una cifra elevada si se tiene en cuenta que la media de junio era inferior a los dos millones. "Se trata de una corrección a la subida tan fuerte que llegó a experimentar desde los mínimos del pasado 1 de junio hasta los 7.200 puntos. Llegó a apuntarse más del 19%", explica Pedro Cubillo, analista de la firma M&G Valores.

Tras esta corrección, el devenir del Ibex dependerá en buena medida del nuevo paquete de medidas de ajuste que presentará Rajoy la próxima semana en Bruselas. Entre las diversas medidas se contempla una rebaja del 15% en los gastos ministeriales y unos mayores recortes presupuestarios en las comunidades autónomas.

Caídas en el Ibex 35.

Caída de la Bolsa: El Ibex 35 pierde los 7.000 puntos por primera vez desde 2009

Entre los valores más castigados ayer en el selectivo español se sitúan Indra, Sacyr y Bankia, con caídas superiores al 6%. Otro de los valores más bajistas fue BBVA, que cedía un 5,08%, tras la entrada a cotización de 238 millones de nuevas acciones (en torno al 0,4%), producto de una conversión obligatoria de bonos. El volumen de negociación fue muy elevado. Superó los 100 millones de títulos, duplicando su media mensual.

BBVA acusó también la rebaja en la recomendación por parte de HSBC, de comprar a neutral. La entidad británica también revisó a la baja el consejo de inversión para Popular (hasta infraponderar), que retrocedió un 4,07% en la jornada.

Repsol se dejó también otro 5% tras ampliar capital en 35,3 millones de acciones para retribuir a sus accionistas dentro de su programa de scrip dividend.

En la otra cara de la moneda, IAG y Enagás lograron cerrar la sesión en terreno positivo. La aerolínea se anotó un 2,3% mientras que la gasista subió un 0,04%. En el l Índice General, que cedió un 3,11%, destacaron las alzas de Urbas y Clínica Baviera, superiores al 7%.

Resto del mercado.

http://eleconomista.com.mx/files/imagecache/nota_completa/bolsa_caida.jpg

En Europa, las caídas oscilaron ayer entre el 0,53% del FTSE británico y el 2,53% que cedió el Mib italiano.

El pesimismo generalizado contagió a Wall Street. Al cierre de la sesión el S&P 500 cayó un 0,94% y el Dow Jones, un 0,96%, con HP sufriendo pérdidas superiores al 4%.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...