05 julio 2012

Rebelión en Hacienda. Los técnicos en contra de la "amnistía fiscal"



El malestar y las divergencias que había en el seno del Ministerio de Hacienda por la amnistía fiscal se han convertido en guerra interna. El informe que ha publicado la Dirección General de Tributos (DGT), que depende de la Secretaría de Estado de Hacienda, que dirige Miguel Ferre y, en último término, del ministro, Cristóbal Montoro, ha levantado en armas a la Agencia Tributaria (AEAT). El documento asegura que la AEAT no va a investigar a quienes se acojan a la amnistía, y abarata la declaración porque el 10% ya no girará sobre los capitales que se posean a 31 de diciembre de 2010 sino sobre las rentas en los últimos ejercicios no prescritos con el fin de atraer a los contribuyentes.

De hecho, ayer la propia Organización Profesional de Inspectores de Hacienda (IHE) advirtió de que "el informe de Tributos no es vinculante y tiene deficiencias técnicas importantes". Los inspectores recuerdan que la recaudación total ha caído hasta mayo en 3.500 millones de euros respecto al año anterior. "Se debe no sólo a la caída del crecimiento económico, sino también al desmoronamiento de la conciencia fiscal de los contribuyentes, derivada en parte de la amnistía fiscal, y a la falta de medios e impulso en la lucha contra el fraude fiscal", denuncian.

Oficina_Agencia_Tributaria

El malestar es general. Fuentes de la Agencia Tributaria denuncian que Tributos se extralimita en sus competencias y no puede establecer lo que la AEAT va a hacer. Y, además, se rebelan contra Hacienda y aseguran que sí que realizarán inspecciones.

Desde la AEAT denuncian que Hacienda quiere apartarles de la amnistía para que no inspeccionen y que por eso ha habilitado que la declaración del modelo 750 sólo pueda hacerse de forma telemática, a través de una aplicación que únicamente controla Hacienda. En concreto, la cúpula de la Agencia, que ha nombrado el Gobierno.

Una de las vías para realizar futuras inspecciones sobre la amnistía será la declaración del Impuesto sobre el Patrimonio que resulte de la regularización. Aunque la declaración de Patrimonio sólo ha podido hacerse por vía telemática, quienes se acojan a la amnistía deben presentar otra declaración complementaria de este impuesto. Y es en este trámite donde la AEAT obtendrá información que propiciará futuras inspecciones.


Por su parte, el pasado 12 de mayo, la Orden Ministerial que habilita a regularizar no es acorde a lo previsto en el Real Decreto-ley que aprobó la amnistía, ya que atrae al dinero en efectivo sin origen acreditado, mientras que el Decreto se dirigía sólo a las cuentas. Tampoco el informe de la DGT se ajusta a las previsiones de la Ley ni de la Orden Ministerial, ya que renuncia a gravar al 10% cuentas y bienes prescritos. Algunos despachos habían pedido a Hacienda que introdujera este cambio porque resultaba más ventajoso realizar una regularización tradicional que acogerse a la amnistía.



Pero hay quien va más lejos. Jorge Sarró, socio de Rousaud Costas Duran, señala que "la doctrina Tributos no es una Ley ni un Reglamento y puede modificarse con carácter retroactivo. El ordenamiento no garantiza que la interpretación de la DGT vaya a ser la vigente en los próximos cuatro años en los que la AEAT podrá comprobar las declaraciones presentadas".

Los Técnicos de Hacienda (Gestha) consideran que la amnistía "no está teniendo un efecto importante", y ésa es la razón por la que se dan más facilidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...