Mi lista de blogs

jueves, 26 de julio de 2012

Una pequeña agencia de calificación canadiense tiene en sus manos el futuro de la Banca española.

Sí, sí, habéis leído bien... y no es una exageración de Séneca, ni mucho menos. Y todo se debe a que el BCE mantiene a cuatro agencias de rating como supervisoras oficiales de las calificaciones de riesgo. Las cuatro son Standard & Poor´s, Moody´s, Fitch... y DBRS. De las cuatro, las tres más conocidas han rebajado ya la calificación "A" a nuestra banca hace tiempo... la única que mantiene en tan privilegiada situación el rating de la banca española es DBRS. Si decide quitarle dicha categoría; el BCE, por ley, se vería obligado a pedir más garantías a la banca española a la hora de financiarse... y la "roncha" de nuestra banca con el BCE es de 365.000 millones de €. Un encarecimiento de dicha financiación sería un golpe mortal para nuestra banca.

DBRS actualiza calificación de Uruguay

Una pequeña agencia de ráting de Canadá vivirá su momento de fama durante las próximas semanas. Dominion Bond Rating Services (DBRS), que tiene una cuota global del 2,5% en un sector dominado por Standard & Poor's (S&P), Moody's y Fitch, puede provocar una tormenta en el mercado si rebaja la calificación de la deuda de España por debajo de la categoría A. Si lo hace así, como ya han realizado sus grandes competidores, los bancos españoles podrían verse obligados a ampliar sustancialmente las garantías que depositan en el Banco Central Europeo (BCE) para financiarse.

"Nos tomamos nuestra responsabilidad sobre España muy seriamente", afirma Alan Reid, director general y responsable de ráting soberanos y del sector financiero de DBRS en Europa. Reid afirma que la agencia "va a tomarse su tiempo para decidir sobre España, porque hay muchas variables en movimiento en la crisis de la Eurozona. Los ráting de España fueron puestos en revisión para una posible rebaja en mayo, y el proceso debería estar completado antes del final de agosto".

Alan Reid, director general y responsable de ráting soberanos y del sector financiero de DBRS en Europa.


El BCE incluye desde 2007 a DBRS como una de las cuatro instituciones de calificación crediticia externa para valorar las garantías que dejan las entidades para recibir préstamos. Buena parte de esos avales son bonos del Gobierno. Si las cuatro agencias dejan la deuda española por debajo de la categoría A, la institución que preside Mario Draghi pedirá nuevas garantías a los bancos españoles, a los que tiene prestados 365.000 millones de euros. La única que mantiene a España en ese rango es DBRS.

DBRS suele cambiar sus calificaciones más lentamente que otras agencias. "Desde que la crisis comenzó en 2008, hemos degradado a España en cuatro escalones", indica Reid. "Nuestro análisis está centrado en la situación básica de cada Gobierno o empresa, y en su habilidad de cumplir con las obligaciones ante sus acreedores", afirma el ejecutivo. Este modelo de estudio individual es diferente al método más sistemático de S&P o Moody's, que suelen aplicar un criterio uniforme para valorar a todos los emisores de deuda.



Como resultado de esa diferencia, además de decidir más despacio, los cambios son menos agresivos. "Normalmente, movemos los rátings sólo un escalón", dice Reid. "Preferimos este criterio prudente, en lugar de rebajas de varios escalones". Si España sufre una caída de una nota, todavía seguiría en la categoría A según la escala de DBRS. Sería necesaria una caída de tres grados para que la deuda española perdiera esa posición de privilegio que permite a los bancos financiarse ante el BCE sin poner garantías adicionales.

SITUACIÓN CRÍTICA



Reid admite que, en los últimos días, la presión del mercado ha situado a España en situación crítica. "Si no se restaura la confianza de los inversores, el país podría necesitar ayuda financiera más allá de los 100.000 millones requeridos para la banca", dice.

Pero la decisión del ráting por parte de DBRS, más que por los vaivenes de la prima de riesgo, estará basada en el resultado de los exámenes independientes a la banca. "El ráting de España va a depender de la auditoría de los activos de los bancos para determinar sus necesidades de capital que están realizando KPMG, PwC, Deloitte, Ernst & Young con Boston Consulting Group, y cuyos resultados se podrían conocer al final de julio". El directivo teme que la profunda recesión en el país deteriore la calidad de los balances de las entidades, haciendo insuficiente la ayuda europea. Si esto fuera así, el ráting soberano se vería afectado por el apoyo implícito del Gobierno a la banca.

Además de estabilizar la banca, Reid cree que España puede recuperar la confianza de los inversores si se avanza en la consolidación fiscal y se calma la situación en Grecia.

Pica sobre la imagen para ampliar.

Sea cual sea el resultado de este proceso, DBRS va a empezar a ser más conocida en Europa gracias a su relación con el BCE. La firma también está registrada en la Autoridad Europea de los Mercados.

"En Europa, donde tenemos unas 40 personas en la oficina de Londres, cubrimos la deuda soberana de 16 gobiernos, el 65% de los cien mayores bancos, 206 productos financieros y emisiones de varias empresas. En España, además de la deuda pública, seguimos a Santander, BBVA y Popular", detalla Reid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...