12 julio 2012

Y España, finalmente, perdió su soberanía...


El martes, uno que les escribe se acostaba extrañado por las condiciones tan excepcionalmente ventajosas que se habían negociado en el "rescate financiero" finalmente. 30.000 millones adelantados al plazo que se barajaba, a un interés mucho más barato del que marcan los mercados, sin que dicho rescate computase como Deuda Soberana, sin el aval del Estado... todo muy bonito. Pero claro, nada es tan bonito, y mucho menos gratis, en la U.E, al menos para países en la tesitura que se encuentra el nuestro... y también tengo claro el porqué todos los políticos se niegan horrorizados a un "rescate" cuando se corre el rumor por los mercados.

Y es que, en menos de 24 horas de plazo de conocer las condiciones del rescate financiero, se produce una avalancha de recortes que Rajoy se ve obligado a presentar totalmente apesadumbrado. Y quédense con las siguientes frases: "Dije que no subiría los impuestos pero los estoy subiendo", "Los españoles hemos llegado a un punto en que no podemos elegir entre quedarnos como estamos o hacer sacrificios. No tenemos esa libertad. Las circunstancias no son tan generosas", o "La Unión Europea -dijo- nos ha marcado la senda, a ello se encomendó en la sede de la soberanía nacional. El camino será arduo. Por ello, llamó a todos -a comunidades autónomas, ayuntamientos, partidos políticos, medios de comunicación, colectivos...- a recordar que somos un país y que, remando en la misma dirección, habrá luz al final del túnel, aunque aún quede mucho para verla"

Mas claro agua, España ha perdido su soberanía en materia económica y Bruselas nos marca las pautas a seguir.




Las condiciones que impone Bruselas se mueven en dos grandes áreas, según se desprende del Memorando de Entendimiento que acordaron el martes los ministros del Eurogrupo en Bruselas.

La primera, la financiera, sitúa bajo vigilancia y reforma intensiva al sector bancario y su sistema de supervisión. Pero también hay unas exigencias implícitas, las macroeconómicas, que obligan tácitamente a España a cumplir con las recomendaciones de Bruselas y a efectuar ajustes adicionales para cumplir con los nuevos -y suavizados- objetivos de déficit.

De Troika a Cuarteto.

De Guindos recula y solo dará a Bankia el dinero "estrictamente necesario"

Aunque el ministro de Economía, Luis de Guindos, restó el martes importancia a la condicionalidad impuesta desde Bruselas, el memorando enumera una batería de medidas que deja el sistema financiero español bajo estrechísima vigilancia del Banco Central Europeo (BCE), la Autoridad Bancaria Europea (ABE), la Comisión Europea (CE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

De este modo, la troika pasa a ser un cuarteto y el sistema financiero español tendrá que bailar la música que estos organismos quieran tocar. Una misión de la CE, el BCE y la EBA viajará a España cada tres meses para supervisar las reformas financieras, y podrá hacer inspecciones in situ a las entidades que hayan recibido ayudas.

Además, estos tres organismos, junto al FMI, tendrán acceso a datos de naturaleza confidencial, tanto del sector en general como de entidades sistémicas.

La lista hará atragantarse a más de un director financiero de la banca española: informes semanales sobre depósitos, posiciones de liquidez, informes trimestrales sobre morosidad, canjes, provisiones, calidad de los activos, deuda soberana, capital...

Y el cuarteto se reserva otro as en la manga: el derecho de pedir más información de forma periódica si lo cree necesario.

Macroeconomía



Sobre la condicionalidad macroeconómica, se había dicho y escrito de todo. Que la había y que no la había. Estrictamente hablando, el programa de ayuda financiera española sólo exige condiciones al sistema bancario. Eso sí, a nivel de entidades intervenidas y a nivel sectorial y de supervisión.

Pero no es casualidad que el Memorando de Entendimiento incluya explícitamente menciones y apartados concretos dedicados a las reformas macroeconómicas que España debe acometer. Y, no sólo se refiere a una vigilancia de esos ajustes "en paralelo" a la asistencia financiera. El Memorando menciona algunas medidas explícitamente: reformar el sistema impositivo para que impulse el crecimiento, reducir los incentivos fiscales a comprar vivienda, implementar la reforma laboral, mejorar las políticas activas de empleo y liberalizar sectores clave. Y 20 horas después, una batería de recortes, que ningún analista del país daban como posibles todo juntos, se presentaban en el Congreso de la mano de un derrotado Rajoy. La duda había quedado despejada.



Yo pensaba que los numerosos recortes aplicados se irían implantando con cierta pausa, cadencia... ningún Gobierno democrático está tan loco como para suicidarse políticamente de la forma que lo hizo ayer el de Rajoy. Incluso Rubalcaba, con una ocasión propicia para ensañarse con Rajoy, se limitaba a lamentar la tremenda pérdida de Soberanía de España. Europa comenzaba a gobernar en el Reino de España.

Tras la batería de recortes de ayer, no quedan dudas es que nada es gratis. Y en la Unión Europea menos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...