Mi lista de blogs

jueves, 16 de agosto de 2012

El aliento de Europa: Los ayuntamientos se aprietan el cinturón mientras pedanías y aldeas se niegan a desaparecer.



Los gastos se reducen casi un 10% en el último ejercicio. Los gastos de personal menguan un 3,3% en 2011 mientras que las inversiones se hunden un 36,6%. El gasto corriente cae ya casi un 1%, aunque se ha disparado cerca de un 10% desde 2007.


La austeridad llega por primera vez a las arcas municipales, aunque queda mucho por hacer. Después de años de despilfarro, que se han traducido en consistorios en quiebra y en millones de facturas en los cajones de los ayuntamientos, los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda evidencian un cambio de tendencia positivo en las cuentas de las entidades locales. Según las estadísticas de 2011 (publicadas hace escasas semanas), los gastos de personal y las inversiones de los consistorios han comenzado a reducirse a un ritmo contundente por primera vez desde que comenzó la crisis en 2007. No obstante, los gastos corrientes caen todavía a un ritmo muy lento y los gastos financieros siguen elevándose.

El conjunto de los ayuntamientos contempla un drástico recorte del 9,6% de su gasto en 2011. Entre 2007 y 2010, cuando la crisis mostró su fuerza con toda intensidad, el gasto público local aumentó un 1,6%, a pesar de que los ingresos no financieros de los municipios se desplomaron por culpa de la crisis inmobiliaria. Los ayuntamientos se gastan cada año 46.835,7 millones de euros y el conjunto de los entes locales (sumando a las diputaciones, las comarcas y los cabildos) se gastan anualmente 65.695,06 millones. En 2008 y en 2009 los consistorios ya plantearon tímidos ajustes, pero nunca lograron reducir el gasto por debajo de los niveles alcanzados en 2007. Además contaron con fondos extra del polémico Plan E.

Uno de los colectivos que más ha notado la tijera en los presupuestos municipales es el de los empleados públicos. Los gastos de personal de las entidades locales (que aglutina tanto a los ayuntamientos como a las diputaciones y las comarcas) se ha reducido un 3,3% en el último año. Sin embargo, este esfuerzo de austeridad no consigue frenar el agujero que se ha generado durante los últimos cinco años: la partida destinada a pagar las nóminas de los trabajadores de estas administraciones se ha disparado un 12% entre 2007 y 2011. Los consistorios, las diputaciones y las comarcas destinan cada año más de 20.000 millones (el 2% del PIB) para pagar a sus asalariados.

También es muy llamativa la evolución de la partida con la que se pagan las nóminas del personal directivo de las entidades locales. El gasto para pagar a los altos cargos municipales se ha disparado un 24,2% desde que estalló la crisis en 2007. El año pasado los ayuntamientos redujeron este apartado al fin un 6,75%, una tendencia que debería ser más contundente en los próximos ejercicios si, como ha prometido Rajoy, se limita por Ley el sueldo de alcaldes, concejales y dirigentes de las diputaciones (algunos cobran más que el propio presidente). Las entidades locales se gastan cada año más de 500 millones para pagar las nóminas de estos directivos.

HACHAZO A LA INVERSIÓN


Pero las inversiones reales, multiplicadoras del crecimiento, han recibido el mayor hachazo. Se han desplomado un 36,6% en 2011 y se han hundido un 52,3% entre 2007 y 2011.

Los alcaldes también han comenzado a reducir los gastos corrientes en los últimos años, aunque el ritmo es todavía muy lento. Cayeron sólo un 0,71% en 2011, aunque el avance fue del 11% desde que estalló la crisis hace cinco años. Por ejemplo, los gastos para arrendamientos cayeron un 4%, los destinados a comprar material y suministro se redujeron un 1,3% y los gastos de publicaciones cayeron más de un 6%. En cambio, la partida destinada a financiar las reparaciones aumentó un 0,34%. Los gastos imprevistos y funciones no clasificadas (un cajón de sastre para los alcaldes en plena época de recortes) se han disparado un 150%, hasta los 128 millones.

La otra cara de la moneda son los gastos financieros, aunque crecen mucho menos que en las comunidades y en el Estado gracias a las restricciones a las operaciones de endeudamiento. Los gastos financieros de los municipios crecieron un 2,9% en 2011, hasta los 1.284 millones. Un dato curioso es que los gastos en intereses de demora, por no pagar a tiempo, se han disparado en un año un 20%, hasta los 128,6 millones.

Pedanías y aldeas luchan contra su desaparición

La preciosa aldea de Segura de la Sierra en Jaen.

La Federación Estatal de Entidades Locales Menores ha convocado una manifestación en Madrid el 10 de septiembre para mostrar su rechazo ante la pretensión del Gobierno de suprimir las 3.723 entidades locales menores que se asientan en España y que atesoran un censo total de más de 700.000 habitantes, lo que provocaría un daño "incalculable". Las entidades locales menores son, fundamentalmente, pedanías, aldeas, caseríos, anejos y lugares que, dentro de un municipio, constituyen un núcleo separado de edificaciones con derechos o intereses peculiares y colectivos, diferenciables de los generales del Municipio.



1 comentario:

  1. Es que aqui cuando habia dinero ( prestado) a espuertas todo el mundo se apresuro a crearse su propio reino, amueblarlo con muebles caros y a jugar a ser dios poadre todo poderoso

    Asi se han creado cosas administrativaas como las comarcas que añaden puestos y sueldos para los politicos y cargas para lso administrados

    Esos satrapas que tiene ademas "autonomia" para hacer lo qu e les de la gana ( incluso endeudar a sus subditos) no van a dejar de vivir bien a no ser que se les desaloje a patadas

    HAy un precedente de esa gilipollez de que los ayuntamientos ( y las autonomias) tengan autonomia total para sus asuntos ( sin fijar que asuntos son esos) se copio de la segunda constirucion Frnacesa

    EN francia casi llevo a la disolucion de la nacion ( por el mismo porcedimiento que aqui) hasta el punto qu e la republica estuvo a punto de desaparecer abandonada a la avidez de sus politicos ( en todas partes son iguales)

    Francia se salvo porque llego napoleon y nombro also alcaldes Prefectos por lo que debian obediencia al gobierno central

    A lo mejor aqui el metodo de imponer orden es eese nmbrar a los presidentes de comunidad delegados del gobierno y meterles en la carcxel si no obedecen las ordenes jerarquicas

    ¿suena duro? La miseria que resulta de la avidez de estso politicos corruptos ... suena muchisimo mas dura

    De todas formas no van a hacer nada Los ladrones no se autolimitan Van a seguir "cobrando" todo lo que puedan y mas, aunque a los demas nos maten de hambre

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...