26 agosto 2012

El "otoño caliente español" llegará, para rizar el rizo, con Europa en recesión.


Pica la imagen para ampliar.

Van cayendo con prisa las hojas del calendario y la eurozona sigue sin dar signos de robustez. Sumida en una espiral de recortes en pos de la austeridad, hasta ahora sus finanzas públicas no han hecho sino languidecer. A expensas de que la poda sirva para crecer luego con más robustez, como presume Alemania -y dudan las principales casas de análisis-, el conjunto de países de la moneda única sigue escalando para hundirse cada vez más. La paradoja de que el camino para llegar al fondo es cuesta arriba, como en la famosa canción de Walter Jackson.

Los datos así lo refrendan una y otra vez con especial dureza y por varios flancos. En primer lugar se constató, esta semana que termina, la caída de la actividad comercial del sector servicios en agosto. Además, los pedidos empresariales de manufacturas repuntaron algo este mes en el conjunto de los 17 países del euro, pero no hasta lograr el aprobado, es decir, sin aportar crecimiento al PIB.

La evolución del Índice Compuesto de Actividad en la eurozona sigue siendo preocupante.

Así, la actividad del sector privado en la eurozona ha experimentado en este mes una leve mejoría al situarse en 46,6 puntos, frente a los 46,5 enteros de julio, según el dato preliminar del Índice Compuesto de Actividad (PMI) elaborado por Markit, que, sin embargo, continúa apuntando a una recaída en recesión de la zona euro en el tercer trimestre. En concreto, los datos de agosto se corresponderían históricamente con una caída del PIB de alrededor del 0,5%-0,6% en el tercer trimestre. Es decir, tres o cuatro décimas más que en el segundo (-0,2%) y la entrada oficial en una nueva recesión.

MALAS PERSPECTIVAS

La evolución del PIB de la eurozona "canta" el enfriamiento de la economía en dicha zona.

Un hondón económico que no será superficial, ya que las previsiones de los analistas no mejoran, precisamente. Citi prevé que el PIB de la eurozona caiga este año entre un 0,9% y un 1%. "El comercio representa entre el 55% y el 60% del PIB de la eurozona, y si no tira no hay motor. Necesitamos estabilidad y que la inversión vuelva", apunta José Luis Martínez, estratega de Citi en España.

No es de extrañar, por tanto, que la confianza de los consumidores haya empeorado marcadamente en agosto en la Unión Europea (UE) y la zona del euro, después de disminuir en julio, permanecer bastante plana en junio y mejorar en mayo, según el cálculo avanzado de la Comisión Europea. En concreto, retrocedió en la UE desde los 20,2 puntos negativos hasta los 22,6 puntos negativos y en la eurozona, desde los 21,5 puntos registrados en terreno negativo hasta los 24,6 puntos.

La deuda soberana sigue creciendo, como tónica general, en la eurozona a pesar de la política de contención de déficit impuesta por Alemania en la misma.

ALEMANIA

Esto concuerda con las palabras de Markit sobre la atonía registrada en la industria manufacturera y los servicios: "El declive de la actividad total fue generalizado por toda la zona euro" en agosto. Así, "el ritmo de declive se ha atenuado en Francia y ha cobrado ímpetu en Alemania, mientras se registró un nuevo marcado declive de la actividad total en el resto de los países", destacó el informe de Markit.

Solamente Noruega (el país con mejores datos macro del último año corrido en Europa) y Hungría presumen de guarismos realmente benignos con la evolución de su déficit. El resto o se encuentra estancado, o crece desmesurado. Preocupa la evolución del déficit en España, Grecia, Irlanda e Inglaterra especialmente.

En este sentido, los analistas advierten de que en Alemania la aceleración del ritmo de contracción económica y los nuevos indicios de que su motor exportador ha dado marcha atrás "han asestado un duro golpe a la esperanza de que la solidez económica alemana ayudara al resto de la zona euro a recuperarse", informó Europa Press desde Londres.

Es decir, el tercer trimestre puede que no sea bueno. Pero el segundo sí lo fue: la economía germana creció un 0,3% entre abril y mayo, manteniéndose así en la senda del crecimiento gracias ante todo a la fuerza de las exportaciones, según informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

europa-crisis-economica-espanya-estafa-corruptos-ue

Por otro lado, Alemania cerró el primer semestre del año con un superávit de 8.300 millones de euros, lo que equivale al 0,6% del PIB, informó hoy la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

En 2011 Alemania tuvo un déficit del 1% del PIB y la última vez que cerró un año con superávit fue en 2007.


1 comentario:

  1. Rajoy = PIG.
    Sus recortes solo agraban la situacion economia.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...