Mi lista de blogs

viernes, 7 de septiembre de 2012

Enésimo rescate encubierto o blando para España... a cambio de más recortes.



Antes del parón de agosto, Mario Draghi dijo unas palabras que en cierto modo le convertían en rehén de sí mismo: "El BCE hará lo necesario para sostener el euro. Y créanme, eso será suficiente". La tregua vacacional no ha eliminado el estigma de España como la gran preocupación europea. Septiembre se anunciaba como el mes definitivo: o ayuda in extremis o muerte del euro. Así de claro. Y ayer, el presidente del BCE cumplió su palabra: el organismo monetario intervendrá siempre que el propio Gobierno lo solicite explícitamente. Pero nada es gratis: a cambio, Fráncfort exige una "condicionalidad estricta". Arranca el rescate de España.

currency cartoons, currency cartoon, currency picture, currency pictures, currency image, currency images, currency illustration, currency illustrations

Durante su rueda de prensa, Draghi dejó claras las reglas del juego: el BCE comprará deuda pública a uno, dos y tres años de los países con problemas financieros. España e Italia, por supuesto, encabezan esa lista. El dirigente advirtió de que "es crucial que los gobiernos tomen todas las medidas necesarias" para fortalecer sus crecimientos y alcanzar los compromisos de déficit.

Quien quiera echarse en brazos de Draghi, sea Mariano Rajoy o Mario Monti, tendrá que pedirlo formalmente y contar con la bendición de sus socios del euro. A cambio de una compra masiva de su deuda, lo cual relajará sus costes de financiación, el país rescatado deberá obedecer a las adicionales políticas de ajuste que acuerden esos mismos socios. Si no, no hay trato.

FONDO EUROPEO


Los estatutos del BCE limitan su propia capacidad de actuación, por lo que Draghi no podrá ir más allá de la mencionada compra de deuda a corto plazo. Recurrir a una inyección más masiva, que afecte a los bonos a diez años (que son los que marcan la prima de riesgo), implica la entrada en juego del nuevo fondo de rescate europeo, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), que también dispone de aportaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

El Mede, en teoría, comienza su andadura el próximo día 12, cuando el Tribunal Constitucional alemán le dé el visto bueno. Pero no será hasta el 19 de octubre cuando el Consejo Europeo autorice definitivamente su puesta en marcha. Es decir, aún falta un mes para que el auténtico rescate arranque los motores.

De momento, los inversores han celebrado las salvíficas palabras de Draghi. La prima de riesgo bajó veinte puntos básicos tras sus declaraciones: del entorno de los 460 a los 447 en los que cerró la sesión. El bono a diez años fijaba un interés de poco más del 6% y, por su parte, la bolsa registró un aumento del 4,9%. No obstante, los analistas financieros llevan informando durante las últimas semanas de que los especuladores ya están descontando un eventual rescate a la hora de realizar sus operaciones.

Sea como fuere, la euforia bursátil coincidió con otra escena de gran simbolismo en esta encrucijada europea: la rueda de prensa conjunta de la canciller alemana, Angela Merkel, y Mariano Rajoy. Ambos insistieron en la "irreversibilidad" del proyecto del euro y la dirigente germana afirmó que tiene "plena confianza" en el líder popular y que "la senda emprendida por el Gobierno español es la correcta".

"HACER LOS DEBERES"


No obstante, Merkel también sentenció que ahora es el momento de que cada país haga "sus deberes políticos". En este tipo de reuniones protocolarias, el lenguaje está medido al milímetro por la regla de la diplomacia, pero de alguna forma lo que la canciller transmitió a Rajoy se puede traducir así: "Estamos juntos en esto, pero si quieres ayuda externa, aplícate".


El presidente español reiteró que la prima de riesgo "no responde a los fundamentos de la economía" y de nuevo evitó pronunciarse sobre la petición de ayuda al BCE hasta que compruebe si ésta "conviene" al país.

La señora Lagarde celebró la nueva estrategia del BCE como salvavidas de los países periféricos con graves problemas para colocar su deuda soberana...

Las reacciones internacionales al plan de Draghi fueron diversas. La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dio una "gran bienvenida" a la estrategia del BCE, que definió como un "paso importante" porque "mejorará el engranaje monetario e apoyará los esfuerzos de los países para asegurar su financiación a un coste razonable".

... Todo lo contrario que Weidmann, Presidente del Buba, y la oposición nacional de la Merkel. Ellos no creen que el BCE deba de comprar deuda soberana de países "incumplidores" bajo ningún concepto.

En Alemania, el presidente del Bundesbank (banco central), Jens Weidmann, volvió a mostrar su rechazo al programa de compra de deuda de los países de la zona del euro con problemas de financiación. Además, el jefe de la oposición socialdemócrata a Merkel en el Parlamento, Frank-Walter Steinmer, calificó la decisión de "fracaso" para la canciller.

El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, dijo que "las acciones de los bancos centrales por sí solas no resolverán el problema".


4 comentarios:

  1. con zp el bce compraba deuda sin pedir nada a cambio

    para comprar deuda peperra estan montando buen show xk nadie se fia

    nos han engañado mucho con zp,,,el marketin de derechas nos a echo ver que era ridiculo pero la realidad dice k los dirijentes se fiaban de el

    rajaparo hijo de la gran puta

    ResponderEliminar
  2. otra cosa k no menciona la prensa peperra ....ni el autor de este blog.....es que con zp la prima de riesgo estaba a 300 puntos


    y habia menos paro :))))))))


    el tiempo esta dando ostias duras a los derechistas

    ResponderEliminar
  3. ¡La virgen!, ¡cuantos millones de transfusiones de neuronas nacen falta en este pais leyendo los comentarios!

    Muy buen blog, no tenia constancia de el, es magnifico.

    ResponderEliminar
  4. Los dos primeros anonimos llevan razon aunque lo digan con malas formas

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...