18 octubre 2012

Moody´s nos perdona la quiebra y los mercados celebran el inminente rescate en el Ibex



La decisión adoptada por Moody's en la noche del martes de mantener el ráting de España, evitando colocar la deuda soberana en el nivel de bono basura, fue ayer un doble estímulo para el optimismo de los inversores. Tanto por el alivio, aunque sea temporal, que representa para el Tesoro español, como porque la decisión de la agencia estaba justificada en que España será rescatada. Esto último fue entendido como un empujón más, quizás el definitivo, para que el país solicite el apoyo financiero europeo. Y esto gusta a los inversores, que han dado su respaldo también al mecanismo de 'rescate virtual' planteado en los últimos días."Los inversores ven que sus expectativas de rescate empiezan a cumplirse", indica Soledad Pellón, estratega de mercados de IG.


El visto bueno fue especialmente palpable en el mercado de deuda, donde la prima de riesgo española experimentó un brusco descenso, hasta los 383 puntos básicos -el martes cerró en 426 puntos-, su nivel más bajo desde inicios de abril. El interés del bono a 10 años también marcó mínimos de 6 meses, al descender al 5,46%, 34 puntos básicos menos que el día previo. La alegría se trasladó igualmente a la deuda italiana, portuguesa, irlandesa y griega -el gobierno heleno dio un nuevo motivo para el optimismo al señalar que el acuerdo con la Troika, para el pago del siguiente tramo del rescate, está próximo-.

EN NEGATIVO EN 2012


Con el aliento ofrecido por la deuda, las bolsas se adentraron, desde el inicio de la jornada, en el terreno de las alzas. En el Ibex, el optimismo no tuvo cortapisas. El índice registró una subida del 2,37%, hasta los 8.128,40 puntos, máximos de tres semanas. Y el volumen repuntó con fuerza hasta los 4.891 millones de euros, el triple de la media de las últimas cuatro sesiones.

En un movimiento de renovada confianza hacia un mercado especialmente castigado -destaca aún como el único de los grandes índices en negativo en 2012, con una caída del 5,11%-, los inversores pusieron sus ojos en las compañías más penalizadas en los últimos tiempos. Bankia comandó la remontada, al ganar un 18,92%, triplicando su volumen medio. La facilidad para mover su cotización lo convierte en uno de los objetivos favoritos de los inversores a corto plazo y su dependencia del Gobierno le sitúa como uno de los más beneficiados por la mejoría de la coyuntura. También Sacyr, FCC, Mediaset, Gamesa y Popular dejaron atrás las penalidades de las últimas semanas y avanzaron más del 6%.

A pesar del ritmo alcista de las últimas sesiones, el año en el Ibex-35 se sigue marcando en rojo.

Las eléctricas prolongaron su reciente buena racha. Endesa se anotó un 3,8% y registró máximos de 12 meses, mientras que Iberdrola superó por primera vez desde abril el nivel de los 4 euros, al subir un 3,33%. Y entre los grandes bancos, BBVA sumó un 5,58% y se situó en máximos desde febrero, en los 6,66 euros. Santander, que ayer descontó el pago del dividendo, avanzó un 3,8% y alcanzó, en gráficos ajustados por dividendo, su cota más alta desde julio de 2011, en 6,12 euros. El banco recupera, además, el primer lugar por capitalización en el Ibex, al desbancar a Inditex, que ayer subió un 0,64%.

Al igual que la textil, las firmas que mejor han capeado las tensiones, como TécnicasReunidas, Grifols y Dia, pasaron a ocupar las últimas plazas del Ibex, debido a la rotación hacia valores con más potencial.

FTSE MIB
El parqué italiano también respiró contagiado por el tirón hispano del Ibex-35.

En el resto de bolsas europeas, el ánimo alcista fue menor. El Ftse Mib italiano fue el único que siguió, de lejos, el tirón del Ibex, al subir un 1,56%. Por su parte, el Cac 40 galo sumó un 0,76%; el Ftse 100 británico, un 0,69%; y el Dax alemán, un 0,25%. Más allá de los favorables sucesos en torno a la crisis de la eurozona, los inversores tuvieron que hacer frente a una serie de tragos amargos que menguaron el optimismo. Alemania rebajó su previsión de crecimiento para 2013 hasta el 1%, frente a un 1,6% anterior, y las cifras corporativas resultaron decepcionantes: los resultados de ASML y los datos de ventas de Danone fueron recibidos en el parqué con descensos del 5,25% y el 2,96%, respectivamente.

Wall Street
Wall Street, por contra,  tuvo pesadillas la noche que esperaba el resultado de sus principales tecnológicas.

Algo similar ocurrió en Wall Street, donde pese a una positiva cifra del sector inmobiliario, los índices sufrieron el lastre de compañías como IBM o Intel, que habían presentado sus cuentas la noche anterior. Ambas firmas se dejaron un 4,91% y un 2,51%, respectivamente. Así, el Dow Jones cerró casi plano con un avance del 0,04%, mientras el S&P 500 subió un 0,41%.


2 comentarios:

  1. Tomad, un caramelito a cambio de que contrateis mis servicios criminales (reskate) que mataran al pueblo

    ResponderEliminar
  2. El pueblo ya se mato a si mismo endeudandose en hipotecas a 40 años por pisos inflados, comprando mercedes, bmw y audis de 2ª mano y despilfarrando hace ya muchos años.

    El endeudamiento privado, el del pueblo, es 2,5 veces el del estado y es el principal causante de que estemos donde estamos.

    Un poquito mas de cultura tendría que requerirse para comentar en este excelente blog.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...