26 noviembre 2012

Fracaso de Mas en Cataluña, pero no del independentismo.



"...Y Arturo Mas se estrelló en Cataluña". Así finalizarían el cuento los hermanos Grimm si en vez de unas elecciones se hubiese tratado de un cuento. Porque como un cuento han interpretado los mensajes electorales de Mas el pueblo catalán. Pero ojo, esto no quiere decir que la deriva independentista haya aflojado en Cataluña, más bien al contrario. Al lobo del cuento le han salido más colmillos amenazadores de los que disponía; el voto separatista ha aumentado como certifica el auge de ERC. El descalabro personal de Mas lo ha sufrido CiU, que ha pasado de 62 escaños obtenidos en el 2010 a 50 obtenidos ayer (casi 100.000 votos perdidos)... pero sus futuros y peligrosos socios, abanderados del separatismo desde hace mucho tiempo,   son los grandes triunfadores de estos comicios. Vayamos por partes...

Pica sobre la imagen para ampliar

El descalabro de CiU en las que debían ser las elecciones "más trascendentales" de la historia de Cataluña ha sido capitalizado por ERC, un partido que desde hace años defiende la vía de la ruptura y que ha duplicado escaños (21). Ahora, la gobernabilidad de la comunidad autónoma quedará en manos de los republicanos, ya que Mas advirtió que "la situación no queda fácil, pero seguiremos adelante".

El presidente de la Generalitat en funciones podrá mantenerse en el cargo porque, advirtió, sólo él tiene la legitimidad para ostentar esta posición. Pero su ya debilitada mayoría en la cámara catalana será aún más frágil durante los próximos cuatro años, y ayer admitió la posibilidad de dar entrada a alguna formación en el nuevo Govern.

Oriol-Junqueras, el gran triunfador de la jornada electoral.

El líder de CiU no se refirió en ninguna ocasión a ERC, pero su intención de seguir adelante con el proceso independentista le deja como único aliado a los republicanos que lidera Oriol Junqueras. Mas dijo que su partido no puede "hacerse responsable única" de la situación en la que queda la política catalana, y dijo que hay otros políticos que "se han de hacer corresponsables".

Pica sobre la imagen para ampliar

"La gente -defendió Mas- nos ha dicho que quería que fuésemos acompañados". Porque los ciudadanos de Cataluña han demostrado una rechazo inapelable a la adhesión sin tapujos que solicitaba Mas, pero sí se ha aumentado el número de diputados que forman parte de los partidos que abogan por celebrar un referéndum (pasan de 86 a 87 escaños). Por otro lado, el alza de diputados adscritos a partidos favorables a la independencia apenas se ha incrementado respecto a los comicios de 2010. CiU, ERC y la CUP sumarán 74 diputados, frente a los 77 que aglutinaban las dos primeras formaciones -junto a Solidaritat- en 2010.

ICV-EUiA ha logrado tres parlamentarios más (13), mientras que la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) ha irrumpido con fuerza en su primera concurrencia a unos comicios y tendrá 3 diputados, liderados por David Fernández.

Ante estos resultados, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, se preguntó irónicamente sobre qué sentido habían tenido unos comicios que han costado más de seis millones al erario público, que apenas han hecho variar el equilibrio de fuerzas en el Parlament y que podrían acrecentar la ingobernabilidad de la comunidad autónoma.

Pica sobre la imagen para ampliar

Cospedal también valoró positivamente los resultados del PP, que ha logrado capitalizar el voto antisecesionista y esquivar el acto de castigo por las políticas de ajuste de Mariano Rajoy: ha vuelto a marcar su récord en la comunidad con 19 diputados, frente a los 18 de 2010. La líder del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, reprochó ayer a Mas que había convocado "unos comicios que nadie necesitaba" y que "el apoyo independentista".



Las declaraciones de ayer, por si había alguna duda, dejaron claro que el PP no volverá a apoyar al líder nacionalista, por lo que difícilmente se retomarán las conversaciones con el Gobierno para pactar un nuevo modelo de financiación "singular" para la comunidad autónoma. Si Mas viaja a La Moncloa, probablemente sea para solicitar la convocatoria de un referéndum atado de pies y manos por sus nuevos socios de Gobierno.

Pere Navarro no evito que la pertinaz debacle socialista en toda España continuase en Cataluña.

Difícil será la posición del PSC en este nuevo escenario político, ya que los socialistas catalanes siguen en su espiral descendente y ayer marcó un nuevo suelo electoral, al pasar de 28 a 20 diputados. Lejos quedan los 50 escaños de 1999, y es que la polarización del voto entre independentistas y los que abogan por mantener la situación actual ha dañado a un partido que sigue sin clarificar su posición.

Albert Rivera, el otro gran triunfador de las elecciones catalanas.

La fuga de votos socialistas ha sido capitalizada, en su mayoría, por Ciutadans (C's). La formación liderada por Albert Rivera, con un discurso mucho más nítido y fresco en favor de mantener Cataluña como comunidad autónoma, ha triplicado su presencia (9 miembros; ocho en Barcelona) y tendrá grupo parlamentario propio por primera vez desde que irrumpieron en la cámara catalana en 2003.

En total, los partidos contrarios a la consulta y a la independencia (PSC, PP y C's) han perdido un diputado (de 49 a 48 escaños).

EL DESCALABRO DE MAS LO CAPITALIZÓ BARCELONA



Los resultados de estas tres formaciones y el retroceso de CiU responde, básicamente, a la fuerte movilización del electorado que tradicionalmente sólo acude a votar en las elecciones generales. La participación ayer fue la más alta de la historia en unos comicios autonómicos, con 3.636.628 electores, el 69,56% del censo.

El descalabro de CiU se concentró en la provincia de Barcelona, donde la participación se incrementó en 11,1 puntos, hasta el 69,89%. En esta circunscripción, la federación se dejó nueve escaños y más de 200.000 votos. Paradójicamente, ERC casi duplica su fuerza (de 6 a 11 diputados) e ICV pasa de 8 a 10 miembros. El PP se mantiene y el PSC pasa de 18 a 14.



El retroceso de CiU también se extendió a las provincias de Lleida y Tarragona, donde se dejó uno y dos diputados, respectivamente. Mas sí ha conseguido mantener su posición en Girona, con nueve miembros. Sus restos han sido recogidos por ERC en Tarragona, donde le ha arañado dos diputados. Los republicanos también le han robado un cargo electo en Lleida, provincia en la que también ganan un escaño en detrimento del PSC; los socialistas, que pasan de tres a un miembro, también ceden un diputado a ICV.



1 comentario:

  1. CiU + ERC = MAYORIA ABSOLUTISISISISISISIMA DE LA INDEPENDENCIA

    A LA MIERDA LA PPuta ESPAÑA

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...