23 febrero 2013

La OCDE certifica la recesión mundial y en España los Ayuntamientos piden los mismos sacrificios para las CCAA.


Si hace dos semanas la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) veía brotes verdes en el horizonte de la economía mundial, ayer rebajó la temperatura en su termómetro económico. A finales de 2012 la actividad en el conjunto de los países más desarrollados del mundo cayó por primera vez en cuatro años, según anunció la organización.


Después de haber crecido un 0,3% de julio a septiembre, el PIB de los 34 países miembros del grupo cedió un 0,2% hasta diciembre. Aunque en el conjunto del año el balance sigue siendo positivo, este crecimiento fue más débil que el registrado en el mismo periodo del año anterior.

Por eso, los datos publicados ayer constatan la realidad de que 2012 ha sido el peor año en lo que llevamos de crisis. Las economías de la OCDE avanzaron un 1,3%, frente al progreso del 1,9% que se habían anotado en 2011. Todos los países recularon y sufrieron un bajón en la actividad.

La culpa del resbalón del último trimestre la tuvo en gran parte el continente enfermo. La caída “fue particularmente importante” en la Unión Europea,donde la economía cedió un 0,5%. Alemania registró la primera contracción desde 2009 y su PIB retrocedió un 0,6%.

El peor año de Italia


Francia y Reino Unido también sumaron sendas pérdidas del 0,3%, después de haber crecido un 0,1% y un 0,9% respectivamente hasta septiembre, mientras que Italia se apuntó una caída del 0,9%, la mayor desde el inicio de la crisis y a escasos días de unas reñidas elecciones.

Y aquí, en España, los alcades pasan la pelota de los recortes a las CCAA


Los alcaldes reclamaron ayer al Gobierno que aplique los mismos controles a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos. El presidente de la Federación de Municipios y Provincias (Femp), Iñigo De la Serna, pidió al Ejecutivo que imponga a las regiones los mismos límites al gasto público que sufrirán los ayuntamientos tras la puesta en marcha de la reforma local.

Iñigo De la Serna, alcalde de Santander.

Es decir, De la Serna quiere que también se impongan límites a la contratación de personal eventual en las autonomías o que se imponga un límite a los sueldos de los consejeros y presidentes o que no todos los políticos de las regiones cobren un salario.

“En este documento hay compromisos muy fuertes. Entendemos que este camino no puede abordarse en solitario”, manifestó el alcalde de Santander durante una rueda de prensa en la sede de la Femp. Opinó que las CCAA deberían “actuar con la misma contundencia y responsabilidad”. No obstante, el presidente de la Femp aplaudió la reforma del Ejecutivo, aunque cree que habrá que incorporar “matices” durante las negociaciones en el Consejo Nacional de la Administración Local (CNAL). 


Una de las cosas que pedirán al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, es que no se obligue a los ayuntamientos a seguir asumiendo como competencias propias la limpieza y el mantenimiento de los centros educativos.

Novedades

Pese a las reclamaciones, el presidente de la Femp considera que se trata de la “reforma más profunda de la Administración Local desde el inicio de la democracia” y que el avance que se ha conseguido desde el documento presentado en junio es “muy significativo”. “Tenemos que hacer una valoración muy positiva de lo fundamental de la ley”, señaló. 

Uno de los aspectos novedosos es que el Gobierno obligará a que desaparezcan todas las empresas públicas y las entidades locales en pérdidas contables durante dos ejercicios o que sigan en una situación de déficit antes del 1 de agosto de 2015. Antes del 31 de diciembre de 2013 tendrán que presentar un plan de reequilibrio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...