martes, 12 de febrero de 2013

Obama versus S&P. La histórica demanda que puede cambiar el funcionamiento de los mercados.


En Wall Street nadie duda de que la demanda que ha presentado la Justicia de EEUU contra Standard & Poor’s es histórica. Y es que hasta la semana pasada la agencia de calificación, acusada de fraude por inflar los ráting para lucrarse, era intocable. Lo mismo se podía decir de sus rivales, Fitch y Moody’s.


Nadie movió ficha cuando en 2001 estas empresas mantenían el “grado de inversión” a Enron cuatro días antes de que la energética quebrara. Tampoco cuando mantuvieron la AAA a Lehman Brothers hasta la misma mañana de su quiebra. Pero ahora algo ha cambiado y la Justicia, con la demanda contra S&P en mano, amenaza con lanzarse también contra Moody’s. Mientras, laFiscalía de Nueva York no se conforma con eso, sino que también ha mandado una citación a Fitch, la firma con menor peso en EEUU.


¿Cuál es ese cambio? Para gran parte de los analistas, es la ajustada reválida en las urnas de Obama. El presidente lleva ya cuatro años buscando culpables de la crisis y ha visto en las agencias de ráting el blanco más fácil, en un proceso judicial que algunos piensan que se extenderá en algún momento a la banca, a la que Obama ha prometido declarar la guerra.

Deuda de EEUU

Aunque circula otra teoría por Wall Street para explicar los porqués de la batalla contra estas agencias: el mismo ráting de EEUU. S&P es la única que ha rebajado la calificación de un país que juega peligrosamente con el precipicio fiscal. Mientras, Moody’s y Fitch, quienes casi seguro no verán una demanda hasta que dentro de muchísimo tiempo la Justicia tenga “resultados” sobre el proceso contra S&P, tan sólo han amenazado con un recorte de ese ráting de EEUU.


La pregunta ahora es qué “resultados” esperar. También aquí han cambiado las cosas en Wall Street. Quienes defendían la labor de las agencias se basaban en que la crisis fue un hecho sin precedentes, difícilmente predecible, y que las empresas actuaron de buena fe. Simplemente, se equivocaron. Sin embargo, esa teoría se derrumba en los emails que han servido de base para la demanda de EEUU. En ellos, trabajadores de la agencia admiten que conocían la gravedad del sector inmobiliario mucho antes de que estallara la crisis. Incluso antes de aquello, en 2004, un ejecutivo llegó a expresar su preocupación porque S&P perdiera negocio ante sus firmas rivales si no daba calificaciones más favorables a las inversiones.

La prueba de que decrecen los defensores es la sentencia del mercado. Pese a saber que será difícil que EEUU encuentre pruebas que demuestren el fraude, McGraw-Hill, propietaria de S&P, ha caído un 15% desde que se conoció la demanda hace unasemana. Moody’s,más de un 12%.


1 comentario:

  1. La Agencias d e calificación nacieron para evitar las estafas, pero últimamente les ha resultado mucho mas rentable ser parte de la Estafa. ( la Mafia siempre paga mejor)
    A los Directivos que tomaron decisiones ( unos ya retirados otros directamente muertos) A esos nadie les va a pedir que devuelvan sus salarios ( ano ser que tengan ya un "pringado programado" a l efecto) y desde luego a los multimillonarios que ahora son mas multimillonarios gracias a la crisis A esos nadie les va a decir que devuelvan un duro a nadie ( como dicen los ricos " la crisis va a poner a cada uno en su sitio").
    Vamos a ver en que paran estas demandas

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...