miércoles, 13 de marzo de 2013

Las miserias de nuestra banca al descubierto por primera vez desde que estalló la crisis.


Uno de los aspectos más interesantes, a nivel informativo, que ofrecía el rescate a la banca española practicado por la U.E el pasado verano era la llegada de transparencia, en forma de datos y cifras, con la que seríamos conscientes de la situación real de esta crisis que nos arrasa desde finales del 2007. La imposición por parte de la U.E se ha traducido en el poder "poner nombre" al formidable "muñeco" que ocultaba nuestra banca (entre otras cosas para seguir financiándose a un coste razonable o simplemente seguir financiándose). El "muñeco" se llama 156.000 millones de euros en créditos "refinanciados" y más de un 11% de tasa de mora. En el alero queda más del 15% del PIB nacional para hacernos una idea de lo que supone la descomunal cifra.


Después de contemplar los resultados hechos público por la banca nacional ya podemos imaginar cuando fluirá el ansiado crédito para empresas y familias que ayuden al retorno del crecimiento en nuestra economía; sabrá Dios cuando. Pero vayamos por partes.


Es la primera vez que el sector ofrece información pública y homogénea sobre los créditos refinanciados y su nivel de provisiones. Las entidades dan ahora este detalle, forzadas por las nuevas exigencias de transparencia del Banco de España y los compromisos asumidos en el rescate bancario. Como ya sucediera al inicio de la crisis con la exposición inmobiliaria, el supervisor ha obligado al sector a arrojar luz sobre las refinanciaciones de deuda, foco de duda desde el inicio de la crisis. Las firmas de inversión sostienen que, con esta práctica, el sector está ocultando morosidad y retrasando el reconocimiento de pérdidas. Las entidades y el Banco de España siempre han rechazado de plano esta acusación.

Estas fueron las necesidades de recapitalización exigidas por las entidades financieras el pasado octubre. Nueve entidades reconocieron déficit de capital y reclamaron ayuda. Pica para ampliar.


Carteras en España

El saldo de créditos reestructurados representa el 8,8% de la cartera total de préstamos brutos de estas entidades, con datos a cierre de 2012. Si se excluye el negocio internacional de Santander y BBVA y sólo se tienen en cuenta las carteras en España, las renegociaciones suman 127.400 millones y el porcentaje reestructurado sube al 11,8%. Banco de Valencia, Bankia y Santander España son los grupos con mayor porcentaje de créditos refinanciados (por encima del 13%), frente a Bankinter, con poco más del 3% (ver gráfico).

Pica para ampliar

Las cifras de Banco de Valencia y Bankia se encuentran entre las más elevadas del sector incluso después de haber traspasado a Sareb, el banco malo, la mayor parte del crédito renegociado con empresas promotoras.


Uno de los aspectos más vigilados por los expertos es el nivel de provisiones de estos créditos (ver gráfica adjunta). Para cubrir los156.000 millones de euros, la banca ha dotado hasta ahora 26.400 millones, lo que implica provisiones por el 16,9%.

Bankia supera en cerca de 10 puntos porcentuales esta media, con una cobertura del 25% del crédito refinanciado. Le sigue Banco de Valencia, con una tasa de casi el 21% y Santander y Sabadell, en niveles del 17%.

Nivel de riesgo

Del total de refinanciaciones (excluyendo los 19.000 millones de Bankia, sobre los que aún no hay desglose), un 33% están clasificadas como dudosos (el cobro) y el resto, como préstamos al corriente de pago o subestándar (con riesgo de mora). Hay 61.600 millones en créditos cuyas condiciones la banca ha modificado ante las dificultades de pago de los clientes que están clasificados como riesgo normal, sin provisiones asociadas específicas.

Pica para ampliar

Las entidades, según la información publicada en los informes de 2012, han recurrido a las distintas fórmulas de refinanciación. Entre ellas, dos de las más conflictivas: refinanciar créditos morosos y sacarlos de la cartera de dudosos tras la renegociación; y reestructurar saldos al corriente de pago, para evitar la entrada contable del crédito en mora.

“Las cifras de refinanciaciones de préstamos siempre son controvertidas”, indica Nuria Álvarez, analista de Renta4. Pueden llegar a generar dudas sobre la profundidad del saneamiento de la banca, pero la experta también recuerda que las reestructuraciones siempre se han realizado en la banca y están reguladas por la normativa. “Es muy difícil establecer qué parte es un intento para evitar mora y cuáles son refinanciaciones de proyectos que tienen viabilidad”, indica.

Renegociaciones a familias y firmas no inmobiliarias

Los datos publicados por las entidades indican que del total de préstamos refinanciados, unos 40.000 millones son créditos renegociados a empresas inmobiliarias (sin incluir los préstamos traspasados por Bankia y Banco de Valencia a Sareb). Implica que la parte restante,unos 100.000 millones de euros, son deudas de particulares y empresas pertenecientes a sectores distintos a la promoción. Estas carteras son las que suscitan ahora más incertidumbre, tras el importante esfuerzo en saneamiento realizado el pasado año en el riesgo inmobiliario. 

Pica para ampliar

En su reciente informe sobre la banca española, el FMI y la Comisión Europea han llamado la atención sobre las crecientes dificultades de estos segmentos, ante la persistencia de la crisis económica y el elevado nivel de desempleo. El director general del Fondo de Reestructuración (Frob), Antonio Carrascosa, también apuntó el pasado mes que el foco problemático podría situarse a corto plazo en el crédito a empresas y las hipotecas a particulares.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...