Mi lista de blogs

sábado, 27 de abril de 2013

Que alguien detenga a este país que me bajo, circula a 150 puestos de trabajo destruidos por hora.

Sí, esa es la velocidad crucero a la que se dirige nuestro país a un destino que nadie tiene como esperanzador pues su conductor, Mariano Rajoy, se empeñó ayer en pisar el acelerador en forma de presión fiscal creando nuevos impuestos y manteniendo un IRPF por las nubes que el año pasado se nos vendió que este año iría regulándose a la baja.

Pica para ampliar

Y no culpo del todo a Mariano Rajoy pues este país hace tiempo que perdió su independencia económica y cumple con los dictados que nos cantan en alto desde Alemania. Eso sí, al menos debería, por vergüenza, Mariano Rajoy repetir esto que ya avanzó en el discurso en el que impuso sus primeros recortes: "España ya no decide sobre sí misma", pues una de las grandes motivaciones que llevó al electorado español a votarlo fue su promesa de bajar impuestos.

Pero la asfixiante presión fiscal que se nos avecina es el tema que os desgranaré mañana... hoy toca el terrorífico trago de los datos del paro; España destruye casi 3.600 puestos de trabajo al día, 150 puestos de trabajo a la hora... ¡tela!

Pica para ampliar


El paro creció entre enero y marzo en 237.400 personas, y en 563 200, en el último año, hasta alcanzar la cifra total de 6.202.700. Es decir, el 27,16% de la población activa. Las peores cifras de la Historia de España. Sólo hay una brizna de esperanza, y es que la evolución de la tasa de crecimiento anual se está ralentizando. Desde el segundo trimestre de 2012, el paro ha pasado de crecer desde un ritmo del 17,78% al 10%.

Así se pone de manifiesto en la Encuesta de Población Activa del primer trimestre del año, que el jueves difundió el Instituto Nacional de Estadística.

El informe refleja el duro impacto en el mercado de trabajo de la depresión económica. Dos pinceladas del panorama: en el primer trimestre del año, España destruyó 3.581 empleos al día. O, visto de otra manera, el paro aumentó cada día en 2.637 personas.

Pica para ampliar

Para rematar la faena a lo grande: El Banco de España informó el pasado martes de que, precisamente, en el primer trimestre del año, el Producto Interior Bruto cayó un 0,5% respecto al último trimestre de 2012, y un 2%, en el último año. El propio ministro de Economía, Luis de Guindos, ya ha anunciado que el PIB caerá este año un 1,5%, tres veces más que las previsiones iniciales.

Con este hundimiento económico, la reforma laboral no puede funcionar para crear empleo. En todo caso, las empresas están utilizando sus facilidades para ajustar las plantillas de una vez por todas.

Caída de la ocupación

Por esta razón, el empleo continuó su destrucción, entre enero y marzo, por séptimo trimestre consecutivo. La ocupación cayó en dicho periodo en 322.300 personas, y en 798.500, en el último año. Igualmente, como en el caso del desempleo, la única brizna de esperanza es que se está produciendo una cierta ralentización en la destrucción anual de puestos de trabajo. Desde el segundo trimestre de 2012, periodo en el que se produjo el ritmo más alto de deterioro laboral, con un 4,84%, la tasa anual de destrucción de empleo apenas ha bajado tres décimas, hasta el 4,58%.

Pica para ampliar

En todo caso, la larga depresión económica ya ha destruido 3.870.000 empleos desde el tercer trimestre de 2007, cuando se alcanzó la cifra récord de ocupación de 20.500.000 personas. Visto de otra manera, también se puede decir que la ocupación ha retrocedido once años. Al terminar el tercer trimestre, había 16.634.700, un nivel similar al del segundo trimestre de 2002. Estamos, pues, ante una década perdida para el empleo.

También es verdad que, con este panorama, el paro podía haber sido más elevado. Sin embargo, la imposibilidad de encontrar ocupación está provocando la salida del mercado de trabajo e, incluso de España, de numerosos ciudadanos. En el primer trimestre del año, la población activa cayó en 85.000 personas respecto al cuarto trimestre de 2012. En el último año, descendió en 235.300 personas. Por lo tanto, quienes ya tienen trabajo o lo buscan por todos los medios sumaron en el primer trimestre 22.837.400. Es decir, el mismo nivel de población activa que en 2008.

Pica para ampliar

En las causas de la debacle del mercado laboral, hay que señalar también que la destrucción de empleo se está produciendo tanto en el sector privado, por la repercusión de la depresión económica, como en el sector público, excepto en las empresas públicas. El empleo en las tres administraciones –Gobierno central, comunidades autónomas y ayuntamientos– está sufriendo los recortes del gasto previstos para cumplir con los objetivos de reducción del déficit público. En el último año han desaparecido 258.300 empleos públicos, con una caída del 8,3%. También es verdad que, en este contexto de ajuste en el sector público, llama la atención el crecimiento en un 7,8%, en el último año, de la ocupación en las empresas públicas, lo que en cifras absolutas supone 11.600 personas, hasta unas cifra total de 159.300 trabajadores. Por lo tanto, éste es un renglón del sector público que no acaba de controlar el Gobierno con sus planes de ajuste.

La gravedad del mercado laboral por la recesión se nota en que todos los sectores están destruyendo empleo. El Gobierno sostiene que los ajustes de plantilla y la depresión de los salarios han permitido ganar competitividad y que las exportaciones crezcan. Sin embargo, la industria está destruyendo empleo desde el segundo trimestre de 2011, con un crecimiento anual del 7%.

Pica para ampliar

La caída de la construcción ya reduce la ocupación a cerca de un millón de personas, niveles nunca vistos desde el principio de siglo, a pesar de que es el único sector que está reduciendo el desempleo. Un 21,84% en el último año. La Semana Santa tampoco se notó en el sector servicios, que mantiene su deterioro laboral. También incluye la crisis de la sanidad. En todo caso, una parte importante, quizás la que más, del drama del paro es que 3,5 millones de personas llevan más de un año buscando empleo. Es decir, el 56% de los 6.202.700 parados. Incluso, 2.095.000 llevan más de dos años buscando trabajo... Lo dicho, que alguien pare este país que me quiero bajar de él.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...