12 mayo 2013

Bruselas no termina de verlo claro con la economía española.



La debilidad de la economía española preocupa sobremanera en Bruselas. Una tasa de paro de casi el 27%, una deuda pública que, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), superará el 110% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2018, una deuda privada de más de 2 billones de euros... Y todo ello salpicado por continuas revisiones a la baja de las previsiones de crecimiento. En medio de este panorama, el Eurogrupo (los ministros de Economía y Finanzas de la zona euro) van a examinar “bastante en profundidad” el informe de la Comisión Europea sobre los desequilibrios económicos de España y Eslovenia, y analizarán particularmente cómo el Plan Nacional de Reformas, que el Gobierno envió a Bruselas la semana pasada, “contribuirá a reducir significativamente estos desequilibrios”, aseguró ayer una fuente comunitaria conocedora de los trabajos internos del Eurogrupo.


La Comisión Europea afirmó el mes pasado que los desequilibrios económicos de España en el año 2011 “podían considerarse excesivos”. Concretamente se refería a seis indicadores (desempleo, exportaciones, deuda privada, deuda pública, inversión internacional y déficit por cuenta corriente).


Y aunque el Ejecutivo comunitario reconoció cierta mejora en 2012, especialmente en el déficit por cuenta corriente, instó a España a proseguir con las reformas, según las fuentes consultadas, los ministros estudiarán “hasta qué punto los desequilibrios económicos de España son responsables del actual escenario de bajo crecimiento” y cuáles son “los orígenes” de esos desequilibrios. “Hay que ver si el déficit por cuenta corriente era tan elevado porque los criterios para prestar eran demasiado laxos porque el sistema financiero no estuvo adecuadamente supervisado o porque hubo un boom en el mercado de la vivienda”, afirma esta fuente.

El punto sobre cómo el programa nacional de reformas va a contribuir a reducir esos desequilibrios es especialmente importante, ya que en función de ello, la Comisión puede decidir iniciar un Procedimiento de Desequilibrios Excesivos (PDE), que podría acabar en una sanción económica de un 0,1% del PIB (para España, unos 1.000 millones de euros).


En estos momentos hay dos opciones: que la Comisión decida no abrir el PDE, con lo que se limitaría a incluir una serie de recomendaciones específicas a España el próximo 29 de mayo; o que sí decida seguir por esa vía, con lo que tendría que recomendar al Ecofin (ministros de Economía de la UE) que abran formalmente el PDE. Esto obligaría a España a preparar un plan detallado para corregir los desequilibrios. De lo contrario, llegaría la sanción económica.

Sin embargo, estas fuentes advierten de que si la Comisión decide recomendar la apertura del PDE a España este año, deberá explicar porqué no decidió lo mismo el año pasado, “cuando los desequilibrios eran casi igual de grandes”.


2 comentarios:

  1. Hola, quisiera saber cual es el trabajo especifico de Jacobo Gordon en la economía española. Me refiero a las inversiones que realiza

    ResponderEliminar
  2. Hola anónimo, pues supongo que el tal Jacobo Gordon será el Dorribo de José Blanco pero en el otro bando... que para meter el cazo son el mismo.

    En fin, que paso de fanboyismos tal como está el patio de corruptos, ladrones y chorizos por todos lados.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...