20 junio 2013

Las exportaciones mantienen con vida la destrozada actividad económica del país.


 Las ventas al exterior siguen siendo el ángel de la guarda de la economía española. Sin su aporte, el PIB se habría desplomado en torno al 4% en 2012. Después de varios meses con datos tibios, que hacían suponer que el crecimiento de las exportaciones se había enfriado por la crisis de la zona euro (el destino de casi la mitad de los productos españoles), el sector exterior ha vuelto a repuntar. Según los datos publicados ayer por el Ministerio de Economía, las exportaciones crecieron un 18,6% en abril respecto al mismo mes del año anterior, casi cinco veces más que el avance registrado en los tres primeros meses del año.

Pica para ampliar

Europa ha vuelto a dar señales de vida, aunque los emergentes tienen mayor margen de crecimiento. Así, las ventas a la Unión Europea crecen un 13,6%, mientras que las del resto del mundo se incrementan por encima del 20%. América, incluyendo tanto la parte anglófona como Latinoamérica, avanza un 23,1%; Asia, un 24,2%; África, un 30,4%; y Oceanía triplica el dato anterior. Con este crecimiento, España se acerca a los objetivos de Bruselas, que pronosticaba que España lograría un superávit exterior en el conjunto del año. En abril, en concreto, el déficit comercial se reduce un 51,1% respecto al mismo mes del año anterior, hasta los 1.642 millones de euros. Para los cuatro primeros meses del año, este déficit alcanza los 5.960 millones de euros.

España ya logró su primer superávit comercial en marzo, pero lo consiguió gracias al colapso de las importaciones. Ahora la situación es distinta. Las importaciones avanzaron un 7,2% en abril respecto al mismo mes del año anterior, poco menos que la mitad de lo que lo hicieron las exportaciones.

Pica para ampliar

Este avance se concentra en los productos de consumo, mientras que los bienes de equipo siguen retraídos (+1,6%). Un dato positivo, sin embargo, es el del avance de los bienes de consumo duradero, que crecen un 15,3%. Este tipo de productos sirven para medir la confianza de los consumidores, ya que su compra se puede posponer unos años si no se prevé una buena coyuntura.

Además, otro dato positivo es que gran parte del crecimiento de las exportaciones se produce entre productos con alto valor añadido, como los bienes de equipo (+25,7%) o el sector del automóvil (+20,3%). Finalmente, si descontamos la energía, el saldo positivo se triplica en el mes de abril, hasta alcanzar un superávit de casi 2.450 millones de euros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...