miércoles, 10 de julio de 2013

SEAT, en muy mal momento, se la juega a corto plazo.

Seat, la filial española del grupo Volkswagen, comunicará esta semana a la plantilla su decisión de presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal para adaptar la fábrica de Martorell (Barcelona) a la caída de ventas. Según fuentes sindicales, se trata de una medida que se justifica en buena parte por el cese de producción del Exeo, que finalizó el viernes, pero que también afectará a parte de los trabajadores de las líneas de producción de Ibiza y del León.


Inicialmente, la empresa calculaba que la medida podría afectar a unos 600 trabajadores, pero las fuentes consultadas aseguran que podrían ser unos 200 los empleados incluidos en el ERE temporal. La dirección de Seat, que no ha querido hacer declaraciones, ha mantenido reuniones con el comité de empresa estos últimos días y está previsto que hoy puedan concretarse más detalles.

La compañía suprimirá uno de los tres turnos de la línea de producción que comparten el Exeo y el Audi Q3. Previsiblemente, Seat adaptará la fabricación en el último trimestre del año cerrando líneas de producción en días puntuales, y dejará el recorte del tercer turno en la línea del Exeo para el año que viene.

El Exeo ha pasado con más pena que gloria por el mercado tras su breve vida comercial.

La Generalitat ya ha sido informada de la inminente presentación del ERE temporal, el primero que presenta la empresa desde 2010. Hasta ahora, había logrado compensar las caídas de producción con medidas de flexibilidad y agotando la bolsa de horas de los empleados.

A principios de año, suprimió un turno en la línea de producción del Ibiza y no renovó los contratos de 400 empleados eventuales.

Primera medida

El ERE temporal que prepara ahora la empresa será la primera medida que llevará a cabo Jürgen Stackmann en la presidencia de Seat, cargo que asumió el pasado 1 de mayo. El ejecutivo tiene el reto de devolver la compañía a beneficios, algo que tendría que haber ocurrido en 2013 pero que, a todas luces, se retrasará varios años por la debilidad del mercado europeo del automóvil. Seat facturó 6.086,9 millones de euros en 2012 con unas pérdidas de 29,6 millones. La empresa está incrementando sus ventas en mercados como Alemania, Reino Unido y México, pero ha visto lastrados sus resultados en Francia, Italia y en China, donde entró el año pasado.

Jürgen Stackmann

La planta de Martorell compite con la de Skoda en la República Checa para fabricar un todoterreno urbano (SUV). La adjudicación del modelo, vital para el futuro a corto-medio plazo para la factoría española, debería concretarse a finales de año, aunque la fábrica de Skoda está mejor posicionada en costes.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...