24 agosto 2013

La morosidad amenaza la vuelta del crédito por parte de la banca.



 La tasa de morosidad, en niveles récord que no se habían conocido antaño, amenaza con convertirse en el mayor hándicap de cara a la vuelta del ansiado crédito a familias y pymes por parte de la banca.

Los datos hechos público esta semana pasada son demoledores y los porcentajes de tasa de mora inadmisibles. Todo esto conlleva a la obligaciónd e la banca de provisionar más de lo que estimaban y, lógicamente, repercutirá en la vuelta del ansiado crédito. La tasa se sitúa en estos momentos en un inquietante 11,61% y las perspectivas son de que seguirá en alza. La mora supera de esta forma el nivel de noviembre de 2012, antes de que las entidades nacionalizadas enviasen sus créditos impagados vinculados al ladrillo con destino al banco malo (Sareb).

Pica para ampliar

Tras meses de ralentización, el crecimiento en la tasa de impagos se aceleró entre mayo y junio, con 6.200 millones más en créditos dudosos. No se veía un empeoramiento igual desde octubre de 2012. “El gran salto registrado en junio se debe a las reclasificaciones hechas por los bancos para anticiparse a la revisión sectorial del Banco de España de las refinanciaciones”, señalan desde N+1.

El crédito seguirá siendo una quimera en España, entre otros motivos por la gran tasa de mora. Pica para ampliar.

El regulador ha dado hasta septiembre a las entidades para que afloren créditos impagados que estaban siendo refinanciados, y algunos grupos han optado por adelantarse. Así, por ejemplo, Santander reclasificó como dudosos 2.000 millones en hipotecas renegociadas en sus resultados semestrales.

Mora encubierta

“A muchos clientes la banca les refinanció con unas condiciones más exigentes. Pero si siguen sin ser solventes, en algún momento hay que reconocer la morosidad. Esto es lo que está empezando a suceder, algunas refinanciaciones no eran sino mora encubierta”, explica Gonzalo Lardiés, de Banco Madrid.

Pica para ampliar.

Junto a este factor, la crisis sigue golpeando a la banca en forma de impagos. “La evolución de la morosidad está ligada al desempleo y a la recesión. Cuando empiece a caer la tasa de desempleo, caerá la morosidad”, señalan fuentes financieras. No sólo eso, añaden, sino que en otras crisis el techo de la morosidad no llegó hasta unos trimestres después de que se consolidase la recuperación macroeconómica.

Desde JPMorgan advierten de su preocupación por la morosidad en las pymes. “Estas empresas están afrontando el grueso de los problemas económicos, ya que las inmobiliarias con problemas ya han quebrado en gran parte y otros sectores, como los de distribución y servicios, están empeorando”, señalan desde el banco de inversión en un informe reciente.

Pica para ampliar.

En este contexto, los expertos no esperan que la tasa de impagos empiece a caer hasta la primera parte de 2014. Desde N+1, pronostican que los máximos de la mora alcanzará entonces el 13%. “Quizás no andemos muy lejos de los techos de mora, siempre y cuando los tipos de interés y el euribor sigan controlados”, añade Lardiés.

La contracción del crédito, del 20% desde que estalló la crisis y del 5% en 2013, también ha contribuido a multiplicar la tasa de impagos en el sector financiero español. Por ello, una posible reactivación en la concesión de préstamos, que algunos banqueros han pronosticado también para comienzos del próximo ejercicio, ayudaría a reducir la morosidad.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...