Mi lista de blogs

jueves, 1 de agosto de 2013

Mamá, ¡yo de mayor quiero ser CCAA incumplidora!


 Madrid y Barcelona se rebelan contra el déficit asimétrico para 2013 que ha impuesto Hacienda por primera vez. La Comunidad que preside Ignacio González y la Generalitat catalana votaron ayer en contra de esta polémica medida, que no ha contentado ni a regiones populares cumplidoras –el caso de Madrid– ni a las que rebasaron ampliamente el objetivo del año pasado, como Cataluña. Precisamente cuando este premio a los incumplidores trataba, entre otras cuestiones, de contentar a Artur Mas.

El presidente autonómico madrileño, Ignacio González, fue el más indignado de todos tras la reunión entre CCAA y Hacienda.

Además, Asturias y Canarias también votaron en contra de la propuesta de Montoro para 2013, y Extremadura, Navarra y Andalucía se abstuvieron. El saldo de la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de ayer fue, por lo tanto, de cuatro votos en contra, cuatro abstenciones y ocho a favor.

Hacienda consiente sólo a Cataluña, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Murcia y Andalucía alcanzar un déficit superior al 1,3% previsto para este año, mientras que el resto modulan el ajuste según su déficit de 2012. Quienes consiguieron el objetivo del 1,5%, tienen ya distintos objetivos. Asturias, La Rioja, Madrid y Cantabria deben conseguir el mismo tope que lograron en 2012.


Sin embargo, Extremadura es la excepción, ya que de un 0,7% en 2012 pasa a un 1% en 2013. Según el ministro, esta consideración obedece a que una cifra tan baja no le dejaba margen de maniobra y a que el año pasado esta comunidad recibió coyunturalmente del Estado 240 millones de euros extra en concepto de lo recaudado por la tasa a los depósitos bancarios que el Gobierno central había recurrido y que el Constitucional ha avalado.

A partir de Canarias, que consiguió un 1,29% en 2012, las regiones cumplidoras deben alcanzar un objetivo más exigente en 2013 –es el caso también de Galicia, Navarra, País Vasco, Castilla y León y Aragón–. Castilla-La Mancha, que sobrepasó ligeramente el objetivo con un 1,56% también debe hacer más ajustes.


El sistema diseñado, dijo Montoro, es “proporcional” y se basa en pedir más esfuerzos a las regiones que cerraron peor el año pasado. Así, los que quedaron más lejos del 1,5% en 2012 podrán dejar el déficit por encima del 1,3%, pero tendrán que hacerlo tomando más medidas que los que sacaron mejor nota. La idea es que las que más tienen que ajustar realicen este año la mitad de la reducción con el objetivo de que logren el objetivo único entonces sí– del 1% en 2014. Madrid, Cataluña, Asturias y Canarias votaron en contra del tope de 2014, y se abstuvieron Extremadura y Navarra.

El descontento de Madrid y Cataluña une por lo tanto a los extremos, a pesar de que el conseller de Economía, Andreu Mas-Colell, aseguró que la reunión de ayer escenificaba “la victoria de la meseta sobre el Mediterráneo”. Mas- Colell denunció “el acaparamiento” por parte del Estado de los objetivos de déficit europeos, ya que, “cada vez más, una proporción más elevada” de éste “se lo queda la administración central”. Puso el ejemplo de 2014, donde el Estado se queda “prácticamente, las cinco sextas partes” y a las comunidades “les toca una sexta parte, lejos del tercio que correspondería”.

El Conseller Mas-Collel mostró un cierto desacuerdo como indicó su voto en contra pero encontró consuelo en el porcentaje adjudicado finalmente a Cataluña, dándolo como el menos malo de los posibles.

Además, el conseller se mostró decepcionado con el déficit fijado para Cataluña en 2013, el 1,58%, aunque reconoció que ha habido “una lucha intensa, de meses, para pasar del 0,7%” a la cifra actual, que se queda, “claramente, por debajo de lo que aspirábamos”. Esta cifra le supondrá ajustes por valor de 2.600 millones.

A esto se suma el enfado que le supone a la Generalitat la noticia de que Cataluña recibirá en 2014 unos 500 millones de euros menos en ingresos fiscales a lo previsto por parte del Estado pese a que las perspectivas “transmitidas” por el Gobierno sobre “crecimiento y recaudación” son “positivas”.

Estas entregas a cuenta menguantes causaron también la rebelión de Madrid, que reivindicaba 1.000 millones que asegura que le son hurtados y que se ha encontrado con que, además, a estos 1.000 se suman casi 300 más. Precisamente los que podría recaudar si recuperara el Impuesto sobre el Patrimonio, ya que es la única autonomía que no lo ha hecho, lo que Montoro le ha recriminado en ocasiones. Madrid se mantiene fiel a su política de no subir impuestos, que le lleva a recaudar más en IRPF con un marginal máximo del 51,9% que Cataluña, con un 56%, por ejemplo. Y no quiere lanzar más recortes en Sanidad y Educación.

El consejero de Hacienda de Madrid, Enrique Ossorio, que era el número dos del secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, hasta hace meses, fue contundente: El déficit a la carta “deja a la Ley de Estabilidad Presupuestaria en papel mojado”.

Sin embargo, Montoro se mostró ayer complacido con los esfuerzos que están realizando las comunidades y llegó a decir que los votos en contra tienen “trascendencia ninguna” [cabe recordar que Hacienda sólo necesita el voto a favor de una comunidad para sacar adelante un acuerdo en el CPFF]. Aunque se corrigió y dijo que “en términos políticos le agradaría lograr el consenso”.

Griñán, cercado por los escandalosos EREs, dimisionario con fecha de caducidad a la vuelta de la esquina y con su CCAA totalmente arruinada no le quedó otra que votar, callar y tragar... aunque su región salió muy beneficiada del acuerdo de ayer.

El ministro también recordó que Madrid votó a favor del objetivo del 0,7% que se estableció el año pasado para 2013 y que luego ha sido corregido al alza. Y valoró la abstención de Andalucía. Esta última comunidad precisamente plantó al ministro hace un año, en un CPFF en que se intentó imponer un objetivo de deuda asimétrico. Ayer se acordaron también según el volumen de endeudamiento de cada una.

Preguntado por si espera nuevas revisiones al alza en los datos una vez que se envíen definitivamente a Eurostat, Montoro dijo que no espera grandes cambios, aunque no descarta mejoras en las cifras de corporaciones locales.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...