29 septiembre 2013

El gasto de las pensiones no se sostiene de ninguna de las maneras.



 Las cuentas de la Seguridad Social cada vez están más lejos de equilibrarse. El coste mensual de las pensiones ascendió a 7.813 millones de euros en septiembre, un 5% más que en el mismo mes del año anterior de acuerdo con los datos publicados ayer por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Este avance, que se mantiene en los niveles más elevados desde 2010, se compone de un incremento en el número de pensionistas (1,7%, el más elevado desde 2009) y de la pensión media (3,2%).


La contención de las pensiones en 2013, que supuso un aumento del 2% para las pensiones inferiores a 1.000 euros al mes y un 1% para las superiores, no ha logrado cortar esta escalada, debido a que la mayor parte de las pensiones quedan por debajo de la cifra.

Además, las nóminas de los nuevos pensionistas, con buena parte de sus salarios logrados durante la época de la burbuja, es sustancialmente superior a la de la media, y más aún a la de quienes están en edades más avanzadas. Así, el importe medio de las nuevas pensiones fue de 1 309 euros (y 1.440 para las de jubilación), frente a la media del conjunto que se sitúa en 859 euros. Es decir, que quienes se incorporan ahora reciben un 52,4% más de ingresos que la media. Además, la revalorización de las pensiones con la inflación supone, año tras año, el 27% del gasto del sistema de pensiones, de acuerdo con la Memoria del Factor de Sostenibilidad, elaborado por el Gobierno. las pensiones.

Nuevos pensionistas


Por regímenes, las pensiones de jubilación fueron las que más avanzaron en los costes medios (un 3,5%), mientras que la inclusión de los nuevos pensionistas disparó los costes totales de las jubilaciones en un 6%, y suponen el 68,9% del total del sistema. El coste conjunto de las pensiones de orfandad fue el que más creció en septiembre, como viene siendo habitual en los últimos dos años, elevándose en un 8,1%.


Esta situación de desajuste presupuestario preocupa al Gobierno, dado que los gastos no dejan de subir con unos ingresos en mínimos. De hecho, el Ministerio de Empleo está estudiando subir los topes máximos de la base de cotización para los trabajadores, que ahora se encuentra en 3.425 euros mensuales. Con esta medida, el Erario Público podría lograr unos ingresos extra de 600 millones de euros al año, una cantidad que queda muy lejos del déficit del sistema, que se estima que cerrará 2013 con un agujero de 14.000 millones de euros.

El asunto de las pensiones es algo que no consiguen resolver las economías occidentales, no es un mal propio de nuestra economía. Baste decir que en Alemania, un modelo en el que se miran muchos países occidentales, miles de pensionistas se ven obligados a emigrar para poder vivir de sus pensiones.

El factor de sostenibilidad es la gran herramienta del Ejecutivo para equilibrar la cuenta de ingresos y gastos pero, no se prevé la eliminación del déficit hasta, como mínimo, 2016. De hecho, esta misma semana la Seguridad Social ha tenido que emplear 300 millones de euros del Fondo de Prevención y Rehabilitación para sufragar el pago trimestral del IRPF de los pensionistas, y reconoce que tendrá que hacer uso del Fondo de Reserva “en un próximo escenario”, que podría ser la extra de final de año. El Gobierno dispuso el pasado mes de julio de otros 1.000 millones de euros de la hucha de las pensiones para pagar el IRPF de los pensionistas, que se sumaron a los 3.500 millones que supuso la extra de julio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...