03 septiembre 2013

La reforma de las Pensiones ya está aquí... y viene acompañada por la tijera.


 Por fin se avanzó con una de las reformas más esperadas, con mucha incertidumbre, por la ciudadanía; la Reforma de las Pensiones. Fátima Báñez la presentó ayer con una serie de novedades que afectará la remuneración de futuras pensiones y que incide en la revalorización de las pensiones actuales. Aquí tenéis las claves de la Reforma de las Pensiones presentada ayer por el Gobierno:

Pica para ampliar.

¿Qué es el factor de sostenibilidad?

Se trata de plantear la pensión inicial teniendo en cuenta un coeficiente corrector –a la baja– basado en las expectativas demográficas, que apuntan a un progresivo y rápido envejecimiento de la población.

¿Con este factor bajarán las pensiones?

Según los expertos, la aplicación del factor de sostenibilidad significará que la prestación media puede descender un 5% cada diez años, hasta un 20% en 2050, siempre que no haya otras reformas en el sistema y no se produzcan periodos de crecimiento económico sostenido. Ayer, Báñez, lo explicó de otro modo: cada pensionista cobrará lo mismo, pero repartido en más años, porque se presupone que va a vivir más años. Es decir: sí bajarán, porque si no el sistema quebraría, ya que la tasa de reposición (número de trabajadores por cada pensionista) viene bajando en los años de crisis, desde una ratio de casi 3 hasta 2,32.

Pica para ampliar.

¿Cuándo entrará en vigor y a quiénes afectará?

El factor de sostenibilidad entrará en vigor en 2019, el año en el que se agotará, según las previsiones, el Fondo de Reserva de la Seguridad Social. Afectará sólo a las nuevas pensiones y se aplicará sólo una vez, en el primer cálculo de cada pensionista. El consejo de expertos en pensiones demandó que el factor se implementara cuando antes, en 2014, pero Fátima Báñez afirmó ayer que la mejoría de las perspectivas económicas permite dar cinco años de margen, para llevar a cabo una transición menos abrupta y para que los futuros pensionistas tengan tiempo de reaccionar. Esto es, para que puedan recurrir a otra vía de ahorro que palíe la bajada de la pensión que pensaban cobrar en base al sistema actual.


¿Cómo se revalorizarán las pensiones?

A partir de 2014 el índice de referencia para actualizar las prestaciones no será el IPC, sino un nuevo Índice de Revalorización de las Pensiones. Éste, que es el segundo gran punto de la reforma, se basará fundamentalmente en tres indicadores: la diferencia entre ingresos y gastos de la Seguridad Social, la inflación media y la diferencia entre altas y bajas de la Seguridad Social. Precisamente, subir las pensiones de acuerdo con los ingresos y gastos del sistema es tanto como relacionarlas con la evolución de la economía, la creación de empleo y, por consiguiente, según la evolución de los cotizantes. La inflación es un factor más, pero ya no es el único para revalorizar las pensiones, como ocurría hasta ahora.

Pica para ampliar.

¿Cómo se calculará la nueva revalorización?

Se tomarán los datos de un periodo de 11 años: los seis ejercicios anteriores y los cinco posteriores. De esta forma, Báñez cree que las pensiones saldrán “de forma más suave” de las crisis. La gran novedad es que el Gobierno establecerá dos límites. La subida mínima estará “por encima del 0%”, y más bien en el entorno del 0,25% anual; mientras que la subida máxima será del IPC más 0,25 puntos porcentuales. De esta formas, según la propuesta del Ejecutivo “nadie pierde” y siempre se revalorizan las rentas que reciben los jubilados y las viudas, entre otros colectivos.

Pica para ampliar.

¿Perderán poder adquisitivo los pensionistas actuales?

Sí. En los próximos años se da por seguro y, en general, en los años de crisis y de fuerte desempleo siempre se revalorizarán las pensiones por debajo de la inflación. Es decir que, si bien en términos nominales o brutos la cifra recibida cada mes por los actuales pensionistas crecerá, lo hará por debajo de la inflación. Así, en términos reales los pensionistas serán cada vez más pobres. El Gobierno lo justifica asegurando que no puede ser que todos se ajusten el cinturón menos los pensionistas. Así que, aunque de forma más suave, éstos también deberán hacer cada vez más esfuerzos para llegar a fin de mes. Al menos mientras dure la crisis actual.

Pica para ampliar.

¿Cómo se actualizará este índice?

Cada año se añadirán los nuevos datos, con lo que la media aplicada cambiará con respecto al el ejercicio anterior. Además, cada quinquenio se revisarán y reponderarán los indicadores, aunque ni siquiera el Ejecutivo parece tener muy claro cuánto pesará cada uno en el nuevo Índice de Revalorización de las Pensiones.

1 comentario:

  1. van a hacer de todo... MENOS que las cuentas de la SS entren en los PGE y las sufragen todas las rentas y no solo las del trabajo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...