Mi lista de blogs

sábado, 5 de octubre de 2013

Ni el más optimista miembro del Gobierno espera un 2014 benévolo para el empleo.


 Rajoy y su equipo de Gobierno, a tenor del Presupuesto del Servicio Público de Empleo Estatal para el 2014, no tienen nada claro que vaya a producirse una recuperación del empleo en el país, a pesar de vendernos brotes verdes esperanzadores durante todo el verano. Y es que para el 2014 se prevée un gasto de 29.469 millones de euros en subisidios de protección de desempleo, un 10,39% más que lo que se estimó para este mismo año. 

La clave del aumento del gasto en la protección por desempleo está en el subsidio. Es decir, en la ayuda asistencial que percibe el parado que ha agotado la protección contributiva –por la que ha cotizado durante su vida laboral– y que percibe la persona que sin ingresos alternativos tiene responsabilidades familiares.


Inicialmente, las prestaciones contributivas por desempleo supondrán el próximo año 15.160 millones de euros, con un incremento del 7,76%, y las cotizaciones que estas personas pagarán a la Seguridad Social ascenderán a 5.920 millones de euros, con un incremento del 11,71%. Sin embargo, en términos relativos, el gasto en el subsidio por ambos conceptos crece más que en la modalidad contributiva.

Renta Activa de Inserción

Así, los Servicios Públicos de Empleo destinarán inicialmente a la ayuda asistencial 5.792 millones de euros, con un incremento del 11,28%, y 769,9 millones de euros, a pagar las cuotas a la Seguridad Social, lo que significa un incremento del 16,74%.


Incluso, hay un incremento importante previsto para la renta activa de inserción, que es la ayuda de 440 euros mensuales que reciben durante seis meses quienes han agotado todo tipo de prestaciones y, a cambio, se comprometen a aceptar una oferta de empleo o de formación que le hagan las administraciones. Este renglón supondrá el próximo año 1.170 millones de euros, lo que significa un crecimiento del 46,62%.

Bien es verdad que CCOO dijo ayer que el Gobierno recorta el gasto en desempleo un 5,6%, al compararlo con la modificación de 5.000 millones que tuvo que hacer este mismo año para atender el gasto en desempleo.

En conjunto, con respecto a la previsión inicial, que es lo que figura en los presupuestos, el crecimiento del gasto en desempleo se debe a varias razones. El primero es el temor del Gobierno a que la recuperación tarde en crear empleo neto y, por consiguiente, en que descienda el desempleo. Ya dijo hace una semana el Banco de España que 14 meses después de su entrada en vigor como ley, la reforma laboral no consigue generar ocupación ni acelerar la reducción el paro en términos netos. También hay que reflejar en ello la recesión.


En segundo lugar el fuerte crecimiento del gasto en el subsidio da a entender que hay un gran problema en el paro de larga duración; entre las personas que llevan más de un año sin trabajo. 2.897.000 personas están en esta situación, casi el 48% del desempleo total, que es de 5.977.000. Y, además, da la sensación de que no se ha plasmado todavía en las cuentas el recorte del 50% al 70% de la prestación, a partir del séptimo mes.

Una novedad importante para 2014 es que el Gobierno dedicará 30 millones de euros a pagar a las agencias de colocación por los desempleados que consigan ocupar durante, al menos, seis meses al año.

Por el lado de los ingresos, el mal comportamiento del mercado del trabajo se traduce en que los ingresos por cotizaciones sociales para financiar el desempleo ascenderán a 18.578 millones de euros, lo que supone un descenso del 5% respecto al presupuesto de 2013. Tanto es así, que la aportación de Hacienda al Servicio Público de Empleo será de 14.626 millones de euros, lo que supone un incremento del 41,63% respecto a este mismo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...