Mi lista de blogs

sábado, 28 de diciembre de 2013

Urgen más soluciones eficaces y valientes y sobran subidas de impuestos y cobardía.


 Ante las dificultades que las pymes están encontrando para acogerse al llamado “IVA de caja”, que consiste en que no deben pagar el impuesto hasta que cobren las facturas correspondientes, el Gobierno se dispone a ampliar el plazo inicialmente previsto. Empresas y autónomos dispondrán de un trimestre adicional, hasta el próximo marzo, cuando tiene lugar la primera liquidación del IVA del ejercicio, para realizar los trámites establecidos para beneficiarse de una medida encaminada a dotarles de más liquidez. La ampliación del plazo había sido demandada insistentemente en las últimas semanas por varias organizaciones patronales de autónomos, que alertaban de que muchos profesionales desconocían que la norma y, por tanto, el plazo temporal existente para acogerse a este sistema excepcional debido a la atomización del sector y al desconocimiento habitual de lo relativo a asuntos fiscales por gran parte de ellos.


Uno de los principales obstáculos en los que está encallando la norma es la resistencia de las grandes empresas, excluidas de este sistema por Hacienda, a permitir a sus proveedores que opten por esta novedosa fórmula debido a las consecuencias que tendrá para ellas. Y es que, en buena lógica, puesto que las pymes y los autónomos no abonarán al Fisco el IVA por las facturas que no hayan cobrado, las empresas que las contrataron para la prestación de sus servicios tampoco podrán beneficiarse de las deducciones consiguientes en el impuesto hasta que realicen los pagos que deben a esas pymes. 


Pica para ampliar.

Precisamente, el combate de la morosidad en los contratos comerciales es una de las máximas del Ejecutivo que también está en la raíz de esta reforma. Según el Ministerio dirigido por Cristóbal Montoro, las grandes compañías mantienen de forma generalizada unos dilatados plazos de pago que en ocasiones se extienden hasta 200 días frente al máximo legal de 30 días, de tal forma que se financian gracias a sus proveedores. El cortafuegos establecido con el sistema llamado “IVA de caja” a estas prácticas es un motivo de honda preocupación entre estas empresas, que están amenazando a los pequeños proveedores y autónomos con dejar de contratar con ellos si se acogen a él.

Distribución del mapa empresarial español por tamaño, año 2013. Pica para ampliar.

El Gobierno no debe tolerar esas presiones para mantener un circulo vicioso que ha terminado por asfixiar a 200.000 empresas desde el inicio de la crisis. Ampliar el plazo para que pymes y profesionales puedan beneficiarse de esta medida es una iniciativa a elogiar, pero cabe exigirle también una mayor determinación para que desde una parte importante del propio sector empresarial se intente hacer fracasar una reforma esencial para solucionar el que se ha revelado como el talón de Aquiles de la economía española y que puede comprometer la recuperación que ya se ha iniciado: la falta de liquidez.


2 comentarios:

  1. Lo del IVA con criterio de devengo era/es un robo legal para extorsionar a las PYMES obligandolas a tener lineas de credito que los Bancos les cobran religiosamente. Esa necesidad de financiacion externa, simplemente para pagar los impuestos, ha llevado a la ruina a mucha spymes, a demasiadas

    Lo terrible de este robo legalizado es que a los politicos A TODOS, les ha importado una mierda durante muchisimos años ( todos los anteriores) y no remediaron esta situacion infame cuando debieron hacerlo

    Los de derechas, los gilifachas, porque asi favorecian a sus grnades amigotes dueños de bancos y grandes empresas a costa de todos los demas.

    Los de izquierdas porque socialistas, comunistas, anarquistas y sindicalistas, los giliprogres. se creen que su labor en la vida es destruir empresas y empresarios y que asi, conviertiendonos a todos en lumpenproletariado, milagrosamente, conseguiran el pleno empleo ¿?¿?¿? ( hace falta ser gilipollas para creerse eso pero ...es lo que hay)

    Ahora los politicos acuden a esta reforma a ver si pueden parar el ritmo de quiebra de las PYMES y, de rebote, la destruccion de empleo ¿funcionará?

    Ya veremos

    ResponderEliminar
  2. La zancadilla no viene esta vez de la mano de los políticos mi querido anónimo, esta vez viene de la mano de las grandes empresas.

    Por ejemplo, El Corte Inglés ya ha advertido a sus proveedores que dejará de trabajar con aquel que se acoja al IVA de caja. El motivo es bien simple; ellos pagan a 250 días vista, a pesar de que la ley los "obliga" a pagar a 30 días máximo, para hacer liquidez en las trimestrales del IVA. Las grandes se financian con el pago a proveedores pequeños.

    Espero que se imponga el IVA de caja aunque conlleve una revolución su implantación... y todos sabemos que todas las revoluciones traen consigo víctimas caídas por el camino. Y mucho me temo que la mayoría de las víctimas serán pymes y autónomos que dejarán de facturar a las grandes y se verán abocados a cerrar por ello.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...