Mi lista de blogs

domingo, 2 de febrero de 2014

La UE por fin respira... aunque Francia se une a la amenaza periférica.


 Europa está en proceso de recuperación, como muestran los principales indicadores y organismos internacionales. De hecho, el FMI ha mejorado recientemente las perspectivas de crecimiento. Sin embargo, los peligros persisten, y la principal reaseguradora francesa, Coface, prácticamente no ha variado su escenario de riesgos.

El informe de Riesgo País 2014 recalca que “la situación es positiva porque Europa ha dejado de caer, se ha estabilizado”. Sin embargo, la mejora de ráting se resiste para gran parte de los países periféricos dado que casi todos se mantienen en el quinto escalón de las siete notas que otorga Coface (B o, en el caso de Grecia, el sexto, C).


La única excepción es Irlanda que, en la última revisión subió al tercer peldaño, A3. Julien Marcilly, adjunto al economista jefe de Coface, señala que, a pesar de la mejoría, no está previsto que ninguno de estos países escalen posiciones en la revisión de marzo porque, en el caso español, “el riesgo de insolvencia se mantiene para muchas empresas, los niveles de deuda pública y privada todavía son elevados y el consumo no podrá tirar de la economía durante varios años. Por eso, la recuperación todavía es demasiado frágil”.

Pica para ampliar.

El principal punto fuerte, aparte de las exportaciones, indica Marcilly, “son los indicadores cíclicos [como la confianza empresarial], que están muy por encima de la tendencia a largo plazo”. Sin embargo, esta situación sería mejor que la italiana donde “todavía persiste el riesgo de credit crunch” y donde el índice de problemas con los pagos duplica la media mundial, muy por encima del caso español.

Francia


La gran mejoría de Europa ha venido de la mano de Alemania, pero la situación en Francia sigue siendo “preocupante”, y Coface espera que el desempleo continúe subiendo. “Los costes laborales siguen siendo muy altos, y eso puede ser bueno a corto plazo, pero dificulta la inversión”, según Marcilly. Al contrario que en el resto de los principales países de Europa, el déficit por cuenta corriente no sólo no se ha cerrado, sino que ha avanzado de forma continuada hasta el 2,1% del PIB previsto para este año. Además, el riesgo de insolvencia, estimado por Coface, es del 1,7% en Francia, por encima de la media mundial, y cada vez afecta más a las grandes empresas.

Esta debilidad es la principal causante de que el riesgo de insolvencia no mejore en Europa en ningún sector de los 14 que se analizan en el informe. Siete de ellos presentan un riesgo medio, cinco alto y dos (metalurgia y automóvil) muy elevado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...