18 febrero 2013

Comienza la cuenta atrás para el Debate de la Nación más esperado en los últimos años.


El primer Debate sobre el Estado de la Nación que afronta Rajoy como presidente supone un importante punto de inflexión para un Gobierno que ha encadenado en un año el mayor número de recortes y reformas de la democracia y ha conseguido evitar el temido rescate. Además, esta revisión de la labor del Ejecutivo se produce cuando se empiezan a observar incipientes síntomas de recuperación, que han quedado oscurecidos por el estallido del escándalo de los supuestos sobresueldos en negro que pagó el extesorero del PP, Luis Bárcenas, a la cúpula del partido.


Por estos motivos, el Debate de los próximos miércoles y jueves es una oportunidad para que el Gobierno consiga despejar las dudas sobre la economía española y sobre la corrupción, a la par que ponga en valor la mejoría en las expectativas económicas que ya observan algunos analistas, que le permitirá anunciar un plan de estímulo para pymes con el fin de contener el paro. De hecho, en las últimas semanas, el Ejecutivo ha anunciado distintas medidas de lucha contra un paro desbocado y tímidos estímulos. Las derivadas del caso Bárcenas y el avance de la instrucción de Gürtel, que han puesto sobre las cuerdas a la ministra de Sanidad, Ana Mato, bajo sospecha de haberse beneficiado de los pagos de la red de financiación ilegal, han deslucido estas iniciativas.


Según fuentes cercanas al Gobierno, Rajoy presentará el miércoles una amplia batería de medidas para impulsar el crecimiento económico como consecuencia del cumplimiento del déficit. Aunque en un primer momento no se movilizarán demasiados recursos de las arcas públicas, el jefe del Ejecutivo recordará que se lanzarán rebajas fiscales en lo que queda de legislatura para fomentar la actividad emprendedora. De hecho, Rajoy explicará parte de una batería de 100 medidas que está coordinando el Ministerio de Empleo con los sindicatos y las patronales para luchar contra una tasa de paro inadmisible, que se sitúa ya en el 26%.

A la falta de una última decisión política, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, también está dispuesto a autorizar que no se pague el IVA de las facturas pendientes de pagar por parte de las administraciones públicas hasta que se cobren. La medida inicialmente se acotará a las pymes y a los autónomos de menos de cinco trabajadores y su aplicación real podría retrasarse unos meses o, incluso, a 2014. Rajoy es consciente de que a mitad de año es posible que tenga que anunciar nuevas medidas de recorte y de subidas de impuestos para cumplir con el objetivo de déficit. Eso sí, por ahora no tienen preparado ningún plan de contingencia porque confía en que las autoridades comunitarias flexibilizarán las exigencias para reducir el déficit para evitar que el PIB siga en caída libre.


Mariano Rajoy tendrá que dar un mensaje muy contundente para que la corrupción no monopolice una cita en la Cámara Baja que se prevé que servirá para anunciar la hoja de ruta del Ejecutivo para los próximos tres años. En primer lugar Rajoy pondrá sobre la mesa, si los cálculos de los interventores de la Administración no se retrasan, que España consiguió reducir el déficit presupuestario del 8,9% del PIB en 2012 al entorno del 7% (este es un dato que esperan con mucha expectación los mercados). Un recorte histórico de 20.000 millones en un país en el que la actividad se desplomó un1,3%. Fuentes de Hacienda aseguran que la desviación oscilará entre el 6,9% y el 7,1% y que, aunque a nivel político sería positivo que los números rojos quedaran por “la barrera del siete”, los técnicos harán su trabajo sin interferencias para demostrar a Bruselas y los mercados que España no juega con las estadísticas.


Pero, más allá de anuncios económicos como rebajas de las cotizaciones sociales para el empleo joven o iniciativas para fomentar el crédito y la financiación por medio de organismos como el Instituto de Crédito Oficial, Rajoy tendrá que poner sobre la mesa medidas claras contra la corrupción. En esta línea, destacará la recaudación de más de 11.500 millones de euros en la
lucha contra el fraude de 2012 que ya adelantó el pasado martes en una jornada de The Economist, un 10% más que en 2011. Este dato podría suavizar el golpe a la imagen del Ejecutivo que ha supuesto la amnistía fiscal y contrarrestar la delicada situación que atraviesa Hacienda ante la revelación de que Bárcenas se acogió a la amnistía fiscal. El ministro Cristóbal Montoro ha destacado que el extesorero del PP no se podrá beneficiar del proceso.

Además,Hacienda va a cambiar en breve la Ley General Tributaria para publicar la lista de grandes defraudadores y morosos. Así, Rajoy detallará cuáles son las reformas que hará en la Ley de Transparencia para vigilar de cerca a los partidos políticos, anuncio que hizo la semana pasada y que da un giro a la postura del Gobierno. También es factible que se anuncie un endurecimiento de las penas para los dirigentes públicos aunque esto último quiero yo verlo.


La sesión plenaria arrancará a las 12.00 horas del miércoles con la intervención del presidente Rajoy, que después de seis debates en la oposición, acude por primera vez a un Debate sobre el Estado de la Nación como jefe del Ejecutivo. También dará explicaciones sobre la última Cumbre Europea en la que se acordó la propuesta de los Presupuestos de la UE para los próximos seis años. La sesión se reanudará a las cuatro de la tarde con el discurso del secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que hasta ahora nunca había intervenido en un debate de este tipo.


Soraya Sáenz de Santamaría advirtió el pasado viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que los ciudadanos “no entenderían” que el Debate se convierta en un “cruce de reproches”. Según la número dos, la actitud del “y tú más” es lo que más cansa al ciudadano. Sáenz de Santamaría advirtió que los ciudadanos lo que quieren es que los políticos adopten medidas “eficaces” contra la corrupción y por la transparencia y que no actúen guiados por la “táctica del momento”. En cualquier caso la vicepresidenta opina que el Debate debe centrarse principalmente en la situación económica de España, ya que “las mayores preocupaciones de los españoles en este momento son el “paro y los problemas económicos”.

El Debate supone también un punto de inflexión para la adopción de nuevas reformas económicas que el Gobierno ha aparcado para rematar cuando acabe esta cita, como es el caso del proyecto de liberalización de servicios profesionales, que decide el futuro de farmacéuticos, ingenieros o procuradores, o el proyecto de creación de un nuevo agente macrorregulador.


2 comentarios:

  1. senekaaaaaaaa

    EXIJO que pidas la dimision publicamente de mariano rajoy

    dedica un post completo para pedir su dimision

    TE LO EXIJO

    ResponderEliminar
  2. Ni van a hablar de crisis, ni van a hablar de corrupción

    Van a hablar de lo de siempre del famoso "Quítate tú pa ponerme yo"

    Cada uno le va a colocar su rollo al de enfrente explicándole porque ellos mandan mejor que los otros

    Un discurso para los sectarios de sus partidos, que al final se quedaran felices pensando "Si el que tenia que mandar es mi Jefe, !Que majo que es mi jefe!"

    Eso es todo, ni debate, ni conversaciones, ni ná de ná: "Quítate tú pa ponerme yo"

    Como la media de inteligencia de los sectarios es la "del bicho que tienes por mascota" sus amados lideres-ladrones triunfaran plenamente con su público

    Saludos

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...