26 febrero 2013

Italia se declara ingobernable y el euro tiembla por ello.


Ingobernable. Así ha quedado el mapa politico italiano, uno de los países "dolor de cabeza" del euro,  y con ello reabren las amenazas más sombrías sobre la moneda única y el futuro de la Unión Europea. Las izquierdas y derechas, en coaliciones, registraron un empate técnico, un cómico se ha convertido en la llave del Gobierno y la gestión de Mario Monti y sus reformas fueron severamente castigadas en las urnas. Este es el panorama que quedará en el país transalpino y que inquieta, y mucho, a todos sus socios del euro. 


A punto de terminar de escribir el artículo, con el 99% de los colegios electorales escrutados, el Parlamento queda fragmentado (una minúscula ventaja le adjudicaría la mayoría al centro-izquierda, con el 29,5% de los votos frente al 29,1% del centro-derecha) y en el Senado no hay una mayoría clara que permita la acción de gobierno estable, aunque el centro-derecha tiene la posición dominante. Las primeras voces pidiendo un gobierno de concentración o, incluso, una nueva convocatoria de elecciones no tardaron en arreciar.

Una de las claves de la jornada fue el resurgimiento electoral de Silvio Berlusconi, que con 114 escaños en el Senado frente a los 113 de Pier Luigi Bersani podrá vetar en dicha cámara la agenda de reformas. El histriónico "Il cavaliere"  ha vuelto cuando muchos lo daban por acabado. Además, la llamada antipolítica, aglutinada en torno al Movimiento 5 Estrellas del cómico Beppe Grillo se ha situado como tercera fuerza política en Italia y primer partido en el Parlamento –coaliciones al margen– del país.

Este escenario deja una difícil papeleta al líder socialdemócrata Pier Luigi Bersani que, a pesar de ser la formación más votada, necesitará de muchos pactos para gobernar y sufrirá una situación difícil incluso en el seno de su propio partido. No será suficiente un pacto entre Bersani y Mario Monti, como deseaban los mercados. "Il professore", tras los recortes aprobados, ha visto cómo la formación que lidera se ha hundido en las elecciones.

El detalle


El escenario es el que sigue, con datos aún no definitivos: Bersani lidera la coalición más votada en Parlamento y Senado, pero en este último no obtendría los escaños necesarios para gobernar, dado el sistema electoral transalpino. En la Cámara Alta, el centro-derecha de Berlusconi conquistaría más senadores pero no suficientes para alcanzar la mayoría absoluta ( 158 escaños).

El Movimiento 5 Estrellas fue el verdadero ganador de las elecciones. El movimiento obtuvo un éxito superior a las expectativas y se convierte en el tercero partido al Senado y en el primero en la Cámara de los Diputados, donde votan también los jóvenes de 18-25 años. Es el primer partido en regiones importantes como Sicilia.

Scelta Cívica, la lista liderada por el primer ministro saliente Monti, que aspiraba a recoger el voto de los reformistas, obtendría un modesto 9,1% al Senado y el 10,6% en la Cámara de los Diputados. Salvo sorpresas lograría superar el umbral previsto para entrar en ambas cámaras. 


El buen resultado de Berlusconi se debe a la previsible victoria en regiones que eligen muchos senadores como Lombardía. En esta región, donde también se celebraron elecciones para renovar el consejo electoral, la Liga Norte, que con un 3,8% ha reducido a la mitad su peso electoral, debería poder elegir como nuevo gobernador a su secretario Roberto Maroni.

En el Senado, el sistema italiano concede un premio de mayoría según la victoria en cada región. Este hecho ha beneficiado a Berlusconi. El vicesecretario del Partido Democrático de Bersani, Enrico Letta, frenó ayer la hipótesis de volver pronto a nuevas elecciones como ocurrió en Grecia. Sin embargo, los analistas no descartan que el presidente de la República, Giorgio Napolitano, cuyo mandado vence el próximo 15 de mayo, promueva una ronda de contactos para formar un gobierno de concentración que realice las reformas pendientes. Al final, tras dos días de elecciones, votó el 75% de los electores, con una caída de la participación del 6%.

Impacto en los mercados


Las incertidumbres planteadas durante toda la jornada tuvieron su reflejo en los mercados. A medida que se filtraban los resultados en las urnas aumentaban las sospechas de un escenario sin un claro ganador, lo cual podría conducir a unos nuevos comicios. La prima de riesgo italiana comenzó la sesión en los 285 puntos básicos, pero al cierre se encaramó hasta los 293. No obstante, tras atravesar varias horas de volatilidad, la Bolsa de Milán terminó repuntando un 0,7%.

En España, el Ibex también cerró en positivo, con un 0,8% de subida.No obstante, el diferencial español a 10 años también sufrió grandes altibajos: llegó a bajar a los 337 puntos básicos cuando Bersani se perfilaba como ganador, pero finalmente ascendió a 361. 

Los mercados de EEUU también cotizaban pendientes de las elecciones en Italia. Al cierre de Wall Street, el Dow Jones se dejaba un 1,55%, su mayor caída desde noviembre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...