Mi lista de blogs

domingo, 7 de agosto de 2011

08-08-11, el primer gran "lunes negro" del siglo, el cambio de era y Santiago Niño Becerra: el final de la "belle epoque" del siglo XXI


  La puya definitiva que faltaba para volver más cobarde aún al dinero la ha propinado hoy la agencia calificadora Standar & Poor´s. El rebajar la nota de solvencia a la deuda de la aún primera potencia del mundo este sábado desencadenará tal cataclismo en los parquéts mundiales que todo hace indicar que, después de este próximo lunes, las cosas serán de otra "manera".



 Con la caída del dólar, el "consumismo" pasará a ser parte de la historia de la humanidad y la incipiente era de la "sostenibilidad" y la "eficiencia" será pan nuestro de cada día. China, la principal tenedora de dólares tras el propio tesoro americano, ya ha pedido sin cortapisas el fin del dólar como moneda de reserva... y no ha sido mal acogida la propuesta Oriental, se daba por inevitable. El gigante con pies de barro americano no ha caminado esta vez sobre los raíles del keynesianismo que tan buenos resultados les dio en la última recesión y su desplome se presume ya imparable.


 El caso es que, al ser sistémica la crisis, al no tratarse de una recesión sino de un cambio de era; las demás economías poderosas del planeta también se encuentran muy "tocadas", tanto como la estadounidense. La zona € se prepara para su voladura un día de estos... parece que sólo queda inercia en la voluntad de los gobiernos europeos. Alemania ya deja claro que no existe plan de rescate para Italia porque sencillamente es irrescatable... al igual que la economía española, o la francesa... que se puede sumar a la "fiesta" de los "nominados" en cualquier momento. 


 China se enfrenta al futuro con una moneda "devaluada" artificialmente, una trampa o mentira, y con numerosas burbujas instaladas en su territorio. Brasil, Malasia y la India no son economías consolidadas y una contracción del consumo a nivel mundial las arrastraría a pesar de su competitividad. Rusia es la que está un poco mejor en todo el panorama mundial... y Rusia dejó de ser paradigma para la humanidad hace muchos años.



 El primer mundo se sacude sobre la mesa de operaciones del cirujano, el segundo se encuentra lisiado y asustado y el tercero se muere de hambre como nunca antes... nada se "sostiene" en un mundo atrapado por los "peak"... ya sea el "oil", el de población o de las materias primas. El cambio de modelo ya no es conveniente, es necesario. Si no se produce a tiempo corremos el riesgo del desencadenamiento de alguna monstruosa guerra que corrija la sobrepoblación de nuestro planeta. No hay otra.


 Ustedes aún no advierten los efectos del terremoto que asolará este lunes las bolsas de las principales economías del planeta, entre ellas nuestro Ibex 35... sólo voy a dar un dato para que calculéis el impacto brutal que supondrá todo esto en nuestras vidas: desde el 1 de julio hasta ahora se han retirado del Ibex 35 algo más de 100.000 millones de €, casi un 10% de nuestro PIB anual bruto. Esas empresas e instituciones que forman parte del Ibex 35, sin financiación alguna por el estado de nuestro sistema financiero, tendrán que practicar salvajes recortes para mantener los balances y sobrevivir bajo la nueva tesitura de liquidez bajo mínimos. Imaginen y échense a temblar al unísono....


 Nuestro economista de cabecera, Niño becerra, nos habló ayer de todo ésto... aquí os dejo la entrevista concedida a Javier Tahiri de "ABC". Tomen asiento y lean sus más recientes vaticinios.


¿Hacia una nueva recesión? Santiago Niño Becerra.


Santiago Niño Becerra (Barcelona, 1951) cree que la verdadera crisis «empieza ahora», pero no se considera «pesimista». Catedrático de Estructura Económica de la Universidad Ramon Llull, este catalán predijo en 2006 para ABC una crisis de deuda soberana a nivel global. Ahora que estamos inmersos en ella, apunta al cambio de modelo productivo.
—¿Nos encaminamos hacia una recesión global?
—Sin duda. Con una globalización financiera mayor que nunca, si unos países tienen problemas todos los acusan de una manera mucho más sensible. No se ha interpretado la evolución de la recesión de una forma correcta. Entre la crisis de las «subprimes» en 2007 y mayo de 2010 hubo una precrisis. El año pasado, los gobiernos se dieron cuenta de que inyectando dinero no se iba a recuperar la economía. Ahora estamos en una crisis sistémica, de agotamiento de un modelo. Y hasta que no se afronte, nada va a cambiar.
—Pero 2010 fue uno de los años con mayor crecimiento a nivel global.
—Lo fue por unos países emergentes que tienen crecimientos ficticios y atípicos, basados en las exportaciones y en el crédito. China tiene una burbuja inmobiliaria enorme, Brasil una deuda privada terrible... Son economías demasiado dependientes de que puedan exportar. Si se produce una caída del PIB en los países occidentales como está ocurriendo, su crecimiento se verá resentido.
—¿La recuperación global implicará un crecimiento menor?
—Por descontado. Creo que en 2011 y 2012 el crecimiento seguirá bajando, en 2015 entraremos en una fase de estancamiento y a partir de aquí iniciaremos una etapa de recuperación suave sin llegar a los niveles precrisis. Hasta ahora hemos crecido tanto porque hemos vivido endeudados hasta las cejas. Se han generado unos activos financieros que se han vendido por un valor muy superior al real. Si todo eso va a desaparecer, el crecimiento mundial va a ser mucho menor. Y si encima vamos a tener que consumir menos recursos, la desaceleración es evidente. El problema es que el factor trabajo se va a resentir: al haber menos actividad, habrá menos empleo y mayor paro. La productividad y la eficiencia será mayor, pero no así el crecimiento.
—No tiene muchas esperanzas.
—La verdadera crisis va a empezar ahora. Al ser la crisis global, la recuperación tendrá que ser mundial. Esto se producirá cuando todos los países afronten que ellos y sus bancos han contraído deudas que nunca van a poder pagar. Y empiecen a adoptar políticas fiscales y monetarias comunes.
—Chipre, Italia, España... ¿va a haber algún rescate?
—Yo pienso que no, pero porque son inasumibles. Se habla de rescates a países cuando lo que se rescatan son las entidades financieras que detentan la mayor parte de la deuda pública de cada país. Lo que va a pasar es que desde Bruselas se van a monitorizar más a los estados con problemas, aumentando la supervisión sobre ellos. España va a ser uno de esos países.
—¿Hay soluciones?
—Lo malo que tenemos en España es que se politiza todo. Hay demasiadas regiones, que tienen excesivas competencias cuando no generan un PIB suficiente para ello. Y esto se plantea como un debate político cuando es meramente técnico. De todas formas, dependemos por completo de la Unión Europea: en el futuro, las áreas económicas serán más importantes que los propios países. Bélgica lleva un año sin Gobierno y funciona: eso hace un siglo era impensable.
—¿En este escenario, EE.UU. volverá a ser el motor de la economía global?
—En absoluto. Tiene problemas de deuda terribles. Y un factor que nadie quiere afrontar: ya no hay confianza en el dólar como divisa internacional. Vamos hacia el fin de ciclo del dólar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...