30 mayo 2012

Desmontando Bankia (II). Las cuentas del desastre.



Tanto BFA como Bankia están en pérdidas por los saneamientos. La matriz, además, se encontraba en quiebra técnica al cierre de 2011.

El grupo Bankia-BFA, con su singular estructura societaria y su sistema de consolidación contable, ha generado unas pérdidas millonarias. Estos números rojos son consecuencia, principalmente, del coste que supone sanear sus activos problemáticos. Bankia, entidad cotizada y cabecera del grupo financiero, ha reconocido ahora unas pérdidas de 2.979 millones de euros en 2011. Banco Financiero y de Ahorros (BFA), matriz de Bankia y propietaria del 45% de su capital, registró unos números rojos consolidados de 3.318 millones. En términos invididuales las pérdidas de BFA se dispararon hasta 7.263 millones. Cinco claves ayudan a entender estos estados contables.



1) Banco bueno-banco malo: El esquema societario de Bankia y BFA incide en sus cuentas. BFA es la matriz del banco cotizado y la que se quedó con los activos más deteriorados, sobre todo inmobiliarios. Esta configuración, sus escasos ingresos (todo el negocio bancario de las cajas está en Bankia) y la baja calidad de los activos de BFA dan como resultado una entidad con bajos márgenes y altas provisiones, lo que dispara las pérdidas, a nivel individual. Éstas se mitigan después en términos consolidados, es decir, una vez que integran en las cuentas los ingresos que generan otros activos buenos del grupo.

2) Activos fiscales: Los activos fiscales son impuestos que una entidad cree que se va a ahorrar en el futuro y que, como tal, los reconoce en el balance del ejercicio. Pero para poderlos contabilizar no puede haber dudas de que se van a recuperar. BFA, en su revisión de las cuentas, ha detectado que la probabilidad de obtención de ingresos fiscales futuros por parte de la entidad es inferior. Por este motivo la matriz de Bankia ha reducido el valor de los activos fiscales, con un saneamiento de 1.565 millones contra resultados. Además, carga contra patrimonio otros 1.179 millones de ajuste de los activos fiscales originados en el proceso de la revisión de la combinación de negocios que dio origen al grupo.


3) Rebaja del valor de la participación en Bankia: Una de las claves de los resultados ha sido la puesta a valor de mercado de las participadas del grupo, como las cotizadas. Con esta decisión, que no todo el sector efectúa, se sanean las minusvalías latentes y se facilita la posterior venta con plusvalías. Sin embargo, el movimiento más importante ha sido rebajar el valor del 52% que BFA controlaba en Bankia a diciembre de 2011. Este porcentaje no está a la venta, pero se ha ajustado a valor razonable. De los 12.000 millones que contabilizaba en julio ha pasado a 6.815 millones. Ha hecho un ajuste de 5.185 millones.

4) Falta de solvencia y quiebra técnica: los fuertes saneamientos contra capital realizados por la entidad para cubrir con los dos decretos del Gobierno y acometer un saneamiento integral de su balance han consumido todos los fondos propios del grupo, que cerró el ejercicio 2011 con un patrimonio negativo de 3.462 millones de euros.

Como consecuencia de esta limpieza y según detallan las cuentas anuales consolidadas, el grupo también ha situado su ratio de solvencia por debajo del mínimo regulatorio exigido. La ratio de capital principal cerró el ejercicio en el 4,7%, por debajo del 8% que exige la regulación. Este déficit, en cualquier caso, quedará ampliamente cubierto una vez que se haga efectiva la inyección de fondos públicos de 23.500 millones comprometida por el Gobierno. El grupo ha anticipado que su objetivo es tener un nivel de capital de calidad del 9,5%.

5) La advertencia del FMI: La memoria anual del Grupo BFA también reconoce que la advertencia que realizó el fondo Monetario Internacional (FMI) en abril, al difundir sus conclusiones preliminares sobre su exámen al sistema financiero español, ha sido clave en el deselance del proceso y en la nacionalización y decisiva actuación del Gobierno en la crisis.

La aparición de la nueva Bankia abre la recta final de la reforma financiera

"El 25 de abril de 2012 fueron publicados los resultados del análisis quinquenal sobre el sector financiero llevado a cabo por el Fondo Monetario Internacional. En las recomendaciones, se requería que, en aras de preservar la estabilidad financiera, "resulta crítico que entidades identificadas como 'vulnerables', adopten medidas prontas para reforzar sus balances y mejorar su gobernanza", señala la memoria.

Tras el fuerte saneamiento, la ratio de capital del grupo ha caído al 4,7%, frente al 8% exigido. El grupo BFA cerró el ejercicio 2011 con un patrimonio negativo de 3.462 millones de euros.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...