Mi lista de blogs

domingo, 28 de abril de 2013

El paro desbocado y el Gobierno pseudosocialista de Rajoy a lo suyo; a subir impuestos.



 El Gobierno de Mariano Fernández Rajoy de Kirchner subirá los pocos impuestos que le quedaban por tocar en lo que resta de legislatura. Las grandes perjudicadas de las medidas fiscales del Ejecutivo serán las empresas. Además de anunciar un alza de los impuestos especiales que se negó repetidamente en los Presupuestos de 2013, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, anticipó el viernes una subida en el Impuesto sobre Sociedades que impactará de lleno en la liquidez y capacidad de financiación de las empresas, muy tocadas por los ajustes de 2012 a los que ya se habían añadido otros nuevos para este año. E incumplirá en 2014 una de sus grandes promesas: la subida del IRPF no será temporal. El “gravamen complementario” que se aprobó para 2012 y 2013 seguirá vigente el año que viene. También lo harán el alza del IBI y las medidas de Sociedades que se anunciaron como transitorias.


La subida del gravamen sobre los beneficios de las empresas afectará a las compañías que facturen más de 20 millones de euros, a las que Montoro se refirió como “grandes contribuyentes”. Para hacerse una idea del impacto de la medida, Hacienda sólo considera grandes contribuyentes a los que tengan un volumen de operaciones de más de 100 millones y califica como pyme a las que facturan hasta 10 millones. Así, la subida también afectará a las compañías medianas.

El impacto de las medidas aprobadas en el Impuesto sobre Sociedades en la recaudación será importante y sustancial, según explicó el ministro de Economía, Luis de Guindos, en conversaciones informales después de la rueda de prensa del Consejo de Ministros. En la referencia se apunta que en Sociedades “se harán nuevos ajustes que contribuyan al ensanchamiento de las bases imponibles y la tributación efectiva de este impuesto, y a no incentivar el apalancamiento financiero de las empresas”.

Pica para ampliar

Fuentes de Hacienda trasladan que se rebajará aún más la deducibilidad de gastos financieros, del 30% desde 2012 y para todo tipo de sociedades, la medida que más daño ha hecho a las empresas y ha colocado, por ejemplo, a algunas concesionarias al borde de la liquidación. También podrá aumentarse la limitación de bases negativas, añaden las mismas fuentes, pero aseguran que no lo hará el pago fraccionado incrementado, culpable de que el Estado deba devolver en julio los cerca de 3.000 millones que adelantaron las empresas en 2012. La subida podría rondar esta cantidad. Francisco de la Torre, de la Organización de Inspectores de Hacienda, cree que “se debería ser extraordinariamente cuidadoso con este tipo de anuncios y con la regulación porque se crea muchísima incertidumbre, lo que perjudica la inversión empresarial, principal forma de generar empleo”.

Pica para ampliar

La subida de Impuestos Especiales está aún menos madura. Se modificarán “para introducir consideraciones medioambientales” y se crearán nuevos tributos medioambientales. Aquí se enmarca la reponderación del impuesto de circulación, anunciada para 2014. No se subirá el impuesto sobre hidrocarburos y no se perjudicará a la hostelería, dijo Montoro. Cabe esperar una nueva vuelta de tuerca al tabaco ya este año y que no se toque el alcohol.

...Y el enésimo embuste populista del Gobierno nos llega vía IRPF


El Gobierno echó por tierra el viernes una de las pocas promesas tributarias que le quedaban por descartar: el alza temporal del IRPF no acabará en 2014, como se aseguró en el primer Consejo de Ministros del PP que anunció la mayor subida del Impuesto sobre la Renta de la historia, sino en 2015, año de elecciones generales. También mantendrá el próximo año la subida del IBI que acompañó a la del IRPF y los recortes en el Impuesto sobre Sociedades que se presentaron como transitorios.

Tanto la Comisión Europea como el Banco de España desaconsejaban bajar el IRPF en 2014 si no se quiere disparar el déficit. El gravamen complementario ha supuesto 3.525 millones adicionales en 2012.


El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, apuntó por primera vez el pasado septiembre que el Gobierno sólo rebajaría el IRPF si las circunstancias lo permitían, versión que se matizó a partir de entonces desde Hacienda y Economía asegurando que se mantendría el compromiso. Las negociaciones con Bruselas sobre el déficit dieron pie a ahondar en que si se relajaban las cifras, se podría mantener la promesa. Pero no ha sido así. De hecho, el Programa de Estabilidad de Hacienda dice que la rebaja del IRPF será “en todo caso” en 2015.

El nuevo aumento de la presión fiscal sorprende después de que el presidente del Gobierno, Mariano Fernández Rajoy de Kirchner, dijera el miércoles en el Congreso que “no habrá impuestos el viernes”. Ayer los ministros aseguraron que se refería a los grandes tributos, IRPF e IVA, entre los que curiosamente no incluyen el Impuesto sobre Sociedades. Tampoco bajará finalmente el IBI el año que viene, a pesar de que lo acaba de apuntar la secretaria de Estado de Hacienda, Marta Fernández Currás.


Hacienda dice que continuará con la reestructuración del sistema tributario con una misión: “Dar más peso específico a los impuestos indirectos sobre los directos”. En el IVA se aplicarán subidas por obligación legal, que afectarán a los productos sanitarios.

Por último, el Gobierno subirá este año al 0,2 por mil la tasa a los depósitos financieros estatal creada a tipo cero para recaudar hasta 300 millones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...