28 agosto 2013

Irak, Libia, Siria... el sangriento "deja vu" que sobrevuela Oriente Próximo a cuenta de su petróleo.


 Tras dos años y medio que dio comienzo la actual guerra civil siria y pasada una semana del "supuesto" (entrecomillo porque a día de hoy el uso de armas químicas no está confirmado) uso de gas químico por parte del Gobierno sirio USA ha decidido tomar partido en una crisis que amenaza con desestabilizar todo Oriente Próximo. Según comunicaron ayer altos mandatarios de la Casa Blanca a The Washington Post y la cadena NBS, el Ejército estadounidense podría iniciar mañana mismo un ataque relámpago contra Siria con misiles lanzados desde buques en el Mediterráneo. La ofensiva, en principio, duraría sólo 48 horas.

Pica para ampliar

En los últimos siete días han aumentado exponencialmente las posibilidades de que los países occidentales se impliquen militarmente en el conflicto sirio, pero el pasado lunes se produjo un punto y aparte cuando el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, afirmó que es “innegable” que la matanza con armas químicas tuvo lugar en el barrio de Ghuta, en Damasco. El titular de Defensa, Chuck Hagel, fue ayer un paso más allá al anunciar que los militares pueden intervenir inmediatamente si el presidente Barack Obama así lo ordena.

“Estamos preparados. Hemos movido recursos en la zona para poder cumplir con cualquier opción que el presidente desee”, afirmó Hagel en una entrevista a la BBC desde Brunei. La Casa Blanca insistió en que “todas las opciones están sobre la mesa”, aunque Obama aún está pendiente del trabajo de los inspectores de la ONU, que tienen previsto quedarse en Damasco hasta el domingo.

Objetivo

En principio, el objetivo de EEUU no es alinearse directamente con uno u otro de los bandos enfrentados en Siria, sino hacer visible un castigo puntual al régimen por el uso de armamento químico. Ése es el motivo de que vayan a emplearse buques apostados a cientos de kilómetros del escenario de guerra y no se produzca un desembarco de tropas terrestres.

Pica para ampliar

Parece ser que la aprobación de la ONU es cada vez más irrelevante y que los países occidentales ya han tomado una decisión. El presidente de Francia, François Hollande, afirmó ayer que “la comunidad internacional no puede permanecer sin actuar ante el uso de armas químicas” y que “Francia está dispuesta a castigar a aquellos que han tomado la espantosa decisión de gasear a inocentes”.

Por su parte, el primer ministro británico, David Cameron, comparecerá mañana en el Parlamento, donde se votará la intervención militar.

Pica para ampliar

De momento, esta situación prebélica ya ha pasado factura al mercado del petróleo, siempre muy sensible a cualquier inestabilidad geopolítica, sobre todo las que tienen lugar en Oriente Próximo. El precio del barril de Brent, de referencia en los mercados europeos, subió tres dólares en la jornada de ayer hasta superar los 114.

Se trata de un nuevo acelerón en una tendencia que comenzó hace dos meses, tras el golpe de Estado en Egipto. Desde entonces, el crudo ha subido un 10%, y los expertos en energía no descartan que un aumento de la tensión en la región oriental eleve el precio hasta los 130 dólares.

Pica para ampliar

Antes de la sanciones que la UE le impuso por la deriva sanguinaria de su régimen, Siria exportaba alrededor de 400.000 barriles de crudo al día, una cantidad moderada si se compara con los 650.000 que vendía Libia antes de que estallara su guerra en 2011. Actualmente, la industria petrolera libia funciona por debajo del 50% de su capacidad. En su momento, el conflicto bélico en el país que dirigía Muamar el Gadafi elevó acusadamente los precios, algo que podría volver a suceder en el caso sirio.

La situación en varios países de la zona es de lo más delicada. Las agresiones del Ejército egipcio a los partidarios de Mohamed Mursi amenazan con desembocar en una guerra civil, y el Canal de Suez es un foco estratégico clave ya que por él circula el 4,5% del comercio mundial de crudo. Por otro lado, Irak ha sufrido atentados en varios de sus oleoductos, lo que ha provocado una caída de sus exportaciones del 11,3% en junio respecto a abril.

Pica para ampliar

Además, las bolsas de casi todo el planeta también sufrieron ayer la amenaza de una guerra en Siria. El Ibex 35 cayó un 2,96%, hasta los 8.394 puntos. El parqué de Londres, por su parte, bajó un 0,79%, y el de París un 2,42%.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...