31 agosto 2012

La gasolina se expenderá en joyerías próximamente en el país, su precio compite con el de las joyas.


Hola, lamento no haberos actualizado ayer el blog... para compensaros os estoy preparando un exhaustivo análisis de la evolución del consumo en el país que mañana tendréis colgado en la bitácora. Hoy os dejo aquí un tema candente que está afectando a muchos de nosotros; la increíble evolución del precio de la gasolina.


La gasolina va camino de convertirse en un artículo de lujo en nuestro país. La brutal escalada de precios ha provocado que disminuya drástcamente su consumo. Las distribuidoras se quejan y los usuarios no van a la zaga. La indignación crece por momentos con el precio del vital combustible... y las perspectivas respecto a futuras bajadas no son halagüeñas precisamente.


Mientras tanto, el Ejecutivo espera como agua de mayo los 4 céntimos adicionales que va a recaudar por cada litro a partir del sábado con la subida del IVA (del 18% al 21% ), Competencia, que lleva años advirtiendo del oligopolio de las petroleras, recrimina al Gobierno su pasividad ante las compañías y, por lo tanto, no se ponga veda a un coto desmadrado desde hace años.

MERCADO


El mercado está ahora totalmente descabalado. Más precio no significa que las petroleras ingresen más o que el Gobierno recaude más. Al contrario, como la caída de ventas es superior a la subida de precios o impuestos, al final se produce el efecto contrario. En sus resultados del primer semestre, Repsol, por ejemplo, ya advirtió que "la crisis económica afectó negativamente a los negocios químicos y a las ventas en las estaciones de servicio".

Según se desprende de los últimos datos de Cores (la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petroleros), el consumo de gasolinas y gasóleos de automoción en España está en caída libre. A pesar de que lleva años bajando por la crisis, 2012 está siendo aún peor. En los seis primeros meses del año, el consumo de gasolinas y gasóleos de automoción en España sumó 13,1 millones de toneladas, 5% menos que en idéntico periodo de 2011. Este 5% es un punto porcentual más que el descenso producido entre 2011 y 2010. El consumo está ahora a los niveles de 2001, mucho antes de que empezara la crisis.

Foto de Así se compone el precio de los carburantes en España

Mientras ésta arrecia, crece la polémica por la subida de precios, ahora en máximos históricos. Ayer, en muchas estaciones de servicio, la gasolina 95 ya superaba los 1,53 euros por litro, según el Ministerio de Industria. El gasoil superaba los 1,43 euros por litro. Representan, respectivamente, un 16% más y un 10% más que a comienzos de año.


Nunca como hasta ahora, los españoles habían pagado tanto por la gasolina. Ni siquiera cuando, en 2008, el precio del barril Brent batió un récord por encima de los 140 dólares. Aunque ahora está relativamente estable en los 110 dólares por barril (con momentos, este verano, por debajo de 100), los expertos preveían que este año llegara a los 200 dólares, atizado por el embargo a Irán y, ahora, por el conflicto de Siria. Si no lo ha hecho ya es por las escasas perspectivas de crecimiento de Europa y otras economías. Si, además, el euro sigue bajando con respecto al dólar (moneda en la que se pagan los barriles de crudo), el precio de los carburantes en España podría llegar, más pronto que tarde, a 2 euros por litro, algo no descartable teniendo en cuenta que en otros países cercanos ya están en esa línea, o muy próximos (Reino Unido, Suecia, Italia).

¿Quién tiene la culpa?

-El perverso duo dolár-euro y el maligno impuesto


La Asociación de Operadores Petrolíferos (AOP), el lobby de las petroleras, lleva meses repitiendo que éstas no tienen la culpa de la subida del precio de los carburantes. Más bien son víctimas. Entre otras dianas, disparan contra los impuestos que soportan las gasolinas (autonómicos, céntimos sanitarios o IVA) y sus efectos: distorsiones del mercado y pérdida de eficiencia en distribución. La AOP (presidida por el ex político Josu Jon Imaz, ahora directivo de Repsol) se defiende diciendo que el precio sin impuestos solo reflejan el vaivén del crudo y el cambio del euro con el dolar, moneda ésta en la que se paga el barril. El euro vale ahora 1,25 dólares. Hace un año, casi llegó a 1,5.


-"Plumas y cohetes" (baja como una pluma y sube como un cohete) sin efectos sobre Industria.


Cada vez que habla sobre el tema, José Manuel Soria, ministro de Industria, dice que pedirá un informe sobre los precios del carburante. Pero nunca llega, y si lo hace, se queda en un cajón. La Comisión de Competencia, presidida ahora por Joaquín García Bernaldo de Quirós, lleva años advirtiendo, en sucesivos informes, sobre la falta de competencia en las gasolineras. En el de este año prestó especial atención al efecto "plumas y cohetes", diciendo que las subidas del crudo se trasladan al precio final de la gasolina a más velocidad que las bajadas. También criticó que, sin impuestos, la gasolina en España estaba entre las más caras de Europa.


-Críticas de los transportistas a las petroleras


Cuando en 2008 el transporte se declaró en huelga por la subida del gasóleo y miles de camiones bloquearon carreteras, el litro estaba en 1,3 euros. Zapatero se enfrentaba a uno de sus primeros conflictos. Ahora, el precio supera ampliamente los 1,4 euros pero hay una relativa paz social. De momento. Desde la Confederación de Transporte de Mercancías (CETM) decían ayer que es "absolutamente necesario" introducir más competencia en los combustibles. Esta patronal considera positivo que Industria solicite un estudio a Competencia y a la Comisión de Energía (CNE). La pelota vuelve a estos organismos, que ya se han pronunciado varias veces.




3 comentarios:

  1. Muy buen articulo, este y muchos mas. He descubierto la web de casualidad y lo estoy flipando de lo bueno que es el blog. Habra que visitarlo muy a menudo.

    ResponderEliminar
  2. Dios mio, que asco de canción... suena a pancho puro.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...