Mi lista de blogs

viernes, 29 de junio de 2012

El Banco de España avisa del dolor que vamos a sufrir en un futuro inmediato.




El miércoles presentó el Banco de España su habitual informe trimestral y no pudo ser más demoledor. Ahí os dejo las gráficas y el comentario sobre el mismo.

Justo un día después de que el Gobierno anunciara que el déficit del Estado ya acaricia el límite impuesto por Bruselas para este año (3,4% del PIB frente al 3,5% pactado), el Banco de España publicó ayer que, entre abril y junio, la actividad económica "ha seguido disminuyendo a un ritmo más intenso". Es decir, que la economía irá aún peor que en el primer trimestre, cuando el PIB cayó un 0,4% frente al mismo período de 2011.


Exceptuando al turismo, el resto de sectores que componen la economía española se desploman en mayor o menor grado. Las tensiones de los mercados financieros del área del € han terminado de hacer mella en el comercio minorista, la producción de bienes de equipo, la construcción, la comercialización de automóviles, ect... Para más inri, el desempleo desbocado sigue haciendo descendente la dramática gráfica de las afiliaciones a la Seguridad Social. Este país ha dejado de ser España para pasar a ser Esparta, donde se viene a morir como presumía su mítico rey Leónidas.


Respecto al consumo privado, los indicadores que miden la confianza de los hogares y de los comerciantes al por menor se sitúan, en el promedio de abril y mayo, por debajo de la media registrada entre enero y marzo. Según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), dichas ventas ya acumulan 23 meses seguidos de caídas. En los cinco primeros meses de 2012, el sector ha reducido un 5,6% su facturación en comparación con el mismo período del año pasado.


Otro índice muy ilustrativo de la capacidad adquisitiva de los españoles es la matriculación de vehículos particulares. Ésta ha sufrido un descenso interanual del 15,3%, y también continúa mostrando una degradación mes a mes.

La industria tampoco pasa por buenos momentos. La producción de bienes de equipo aceleró su caída hasta un 13% respecto al segundo trimestre de 2011. Peor es el caso de las matriculaciones de vehículos de carga, cuyo ritmo de empeoramiento asciende al 25% interanual.


Por otro lado, el estallido de la burbuja de la vivienda sigue dejando un rastro de víctimas: la destrucción de empleo en el sector constructor se refleja en una caída del 17,3% en las afiliaciones a la Seguridad Social. En el sector servicios, la afiliación bajó en mayo el 1,8%, mientras que en el conjunto del mercado laboral español el repliegue fue del 3,4%.


El sector exterior, que ha sido uno de los pocos motores económicos de los últimos años, también sufre la situación recesiva de los países del entorno. Las exportaciones reales de bienes cayeron un 0,5 % interanual en abril, tasa similar a la observada en el primer trimestre. Por tipos de productos, destacó la debilidad de las ventas de bienes de equipo y de bienes de consumo duradero -en concreto, automóviles-, frente al mayor dinamismo de las exportaciones de bienes no energéticos y de alimentos. Ha sido especialmente lacerante el repliegue de las ventas a Italia, Portugal y Reino Unido.


Además, según el informe del Banco de España, "el déficit energético se amplió apreciablemente", debido a la dependencia de la energía exterior, sobre todo de petróleo.

La buena noticia la trae el turismo, que sigue aportando más del 10% del PIB. En mayo, la entrada en España de visitantes creció un 5,8% respecto al mismo mes de 2011, y además el número de pernoctaciones hoteleras de viajeros procedentes del extranjero repuntó hasta el 3,5%, de acuerdo con la Encuesta de Ocupación Hotelera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...