06 julio 2012

El BCE condena a muerte a España e Italia... pero no se ofendan por la sentencia, es justa como pocas.


Se evaporó el burbujeo con aroma a champán que nos dejó a los españoles e italianos la Eurocumbre de Bruselas de hace apenas una semana. Sólo ha bastado para que la esperanza desaparezca que Draghi anunciase el esperado recorte de tipos... pero sin "manguerazo" a la banca española o compra de Deudas soberanas italianas y españolas. Sin estas medidas ambas economías están, más que nunca, completamente abandonadas a su suerte.

Mario Draghi
Mario Draghi no trajo buenas nuevas bajo el brazo en su esperada comparecencia.

Si Rajoy ya no sabe donde recurrir para que el dinero del rescate llegue de una vez a la banca, Monti no se le queda atrás tras anunciar que el déficit italiano se ha disparado hasta el 8%. El 4,4% marcado como objetivo (excepto para los países intervenidos y España, que disponen de otros techos pactados a cambio de reformas) para los países de la zona € queda ya imposible para el país transalpino.

En esta gráfica podéis observar el peligroso paralelismo que sufren las primas de riesgo española e italiana.

Ayer las primas de riesgo española e italiana escalaban de forma vertiginosa. Mientras la española quedó en unos insoportables 539 pb, la italiana se paró en los 460 pb... aunque las espectativas para hoy, y próximos días, es que sigan desbocadas.

Y os escribía que es justa la sentencia de Draghi porque España ha recibido ya 400.000 millones del BCE, o bien a través de su banca, o bien adquiriendo deuda soberana directamente en los mercados secundarios, e Italia no le va a la zaga. El Banco Central Europeo no es el mecanismo adecuado para rescates, ni puede ser intervenido (debe de prevalecer en su gobierno el aspecto económico y no el político), ni puede poner en discusión o duda la inversión de los países de la zona € en dos economías más que dudosas y que amenazan con estallar en cualquier momento.

Angela Merkel, muy sonriente durante toda la cumbe

La Merkel debió de sonreír ayer de lo lindo, esgrimiendo esa inquietante sonrisa de quién se sirve ese plato frío llamado venganza (vendetta para Monti). El trabajo sucio se lo están haciendo Holanda, Finlandia (ambos países están bloqueando el rescate financiero español, os ampliaré detalles más tarde en el blog) y el BCE. Los países que se sublevaron a su austero programa caen ante su rostro como castillos de naipes por su propia debilidad enfermiza.


A Rajoy no le queda otra que intentar suturar el tremendo déficit por caja que padecemos mensualmente (agárrense al escalofriante dato: ingresamos mensualmente 31.000 millones de euros y gastamos 68.000 millones. Imaginen tras ese dato todo lo que queda por recortar en nuestro país) con una podadora de dimensiones descomunales. Lo hará para suturar esa brecha que ya os he comentado y, sobretodo, para obtener la aprobación de los "halcones" de la zona € para obtener la inmediata liquidez del rescate solicitado formalmente de nuestro sistema financiero.

Mario Monti

Italia me queda lejos, distante sus datos y no quiero diagnosticar a un enfermo sin conocer sus síntomas... pero viendo como evolucionan sus variables macros mucho me temo que serán compañeros en nuestro tortuoso viaje.

Entre hoy y el fin de semana os subiré las consecuencias inmediatas de esa rebaja de tipos que anunció ayer Draghi, os escribiré sobre el bloqueo de Finlandia y Holanda a nuestro rescate bancario, os subiré a tres economistas de postín analizando la situación en la que nos encontramos (ya advierto que para ese post es aconsejable tener a mano una tila o un par de valiums), ect... pero no quería dejar pasar más tiempo la ocasión de mojarme y escribir mis impresiones en la bitácora. Ya veis lo poco optimista que me hacen parecer las circunstancias, será por eso que ya no me prodigo tanto en primera persona en este blog que compartimos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...