miércoles, 18 de julio de 2012

Las vacaciones de Séneca con Luís María Linde.



Los habituales de la web habrán advertido un descenso de actividad en "Pensamientos Ibéricos" impropio en los últimos tiempos. Tal circunstancia se debe a mis días de merecido asueto, en el lugar que veis encabezando el post, en la otra punta de mi querida Baetica, a 700 km de mi casa.

El caso es que es toda una responsabilidad la que me he echado sobre los hombros con esta bitácora. El aumento de visitas continuo y los fieles de la misma (veo en las entrañas del blog que todos los días entran dos incondicionales de Zaragoza, uno de Málaga, otro de Avilés, ect...) me obligan a mantener actualizados los contenidos de la bitácora... y con mucho gusto que lo hago.

Mañana terminan mis días de asueto pero el remordimiento de conciencia que os he explicado me impedía disfrutar de las últimas horas de mi descanso. Para solucionar el citado desasosiego os traigo por primera vez a la bitácora a un personaje que actuará, bien de actor principal, bien de secundario, bien de telonero, en muchos futuros artículos de "Pensamientos Ibéricos";Luís María Linde.

Ayer fue la puesta de largo oficial de Linde al frente del BdE. Su disurso intentó ser optimista... pero dejó algunas perlas que no han hecho más que aumentar mis pésimas sensaciones para con la economía nacional. Aquí os dejo lo más interesante que pude captar del mensaje del nuevo Gobernador del Banco de España en una televisión chiringuitera al borde del mar.




El Banco Central Europeo no tiene previsto intervenir en los mercados comprando deuda de los países periféricos "de forma inmediata o en las próximas semanas", afirmó ayer el gobernador del Banco de España, Luis María Linde, tras su primera comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. Para Linde, la actuación del BCE suministrando liquidez a largo plazo a la banca y actuando ocasionalmente en el mercado de deuda debe ser considerada como "medidas positivas" para la estabilización del euro a pesar del debate de si "ha sido o no suficientemente decidida o expansiva".

En su comparecencia explicó la difícil situación de la economía mundial, y de la española en particular, señalando que este año el PIB español caerá un 1,5% pero destacando, no obstante, que hay elementos positivos como que este año la balanza corriente terminará en equilibrio, cuando hace pocos años registraba un déficit del 10%; que la inflación sigue por debajo de la media europea, lo que está permitiendo recuperar competitividad a los productos españoles frente a los competidores europeos, y que la evolución de los costes laborales unitarios permite aumentar la competitividad.

Crédito disparado



En el terreno financiero, el gobernador del Banco de España señaló que buena parte de los problemas actuales del sector se deben a que desde mediados de los años noventa hasta 2008 la inversión crediticia a empresas y familias creció a una media anual del 15%, muy por encima de lo que lo hacía el ahorro nacional, y que se aceleró entre 2004 y 2007 hasta el 23%.

Todo ello provocó que se duplicara la deuda de empresas y familias en la última década y que el endeudamiento con el exterior representara el 92% del PIB nacional, mientras que otros países como Francia o Italia rondan el 10% o del 20%. La dependencia exterior y la concentración de la inversión en el sector inmobiliario son las causas de la fragilidad de la banca española.

Linde pasó después revista a las medidas para afrontar la crisis financiera. Y destacó tanto los pasos dados como los errores cometidos. Recordó que las entidades con ayudas públicas deberán reestructurarse de acuerdo a la normativa comunitaria de ayudas públicas y que será tanto mayor cuanto mayor sean dichas ayudas. Si las entidades ayudadas no son viables "se procederá a su resolución ordenada como ya ha ocurrido con Caja Castilla-La Mancha, CajaSur, CAM y Unnim", es decir, vendiéndose a terceros. Lo mismo pasará, señaló, con las entidades ayudadas viables.

En este sentido, un miembro del Consejo del BCE calificó de "paso importante" las reformas adoptadas en España y señaló que "quizá algunas entidades necesiten ser liquidadas, aunque es pronto para decir qué ocurrirá con bancos individuales".



Linde concretó que se creará un banco malo para concentrar los activos dañados, los adjudicados y los créditos morosos de los bancos ayudados, cuya valoración no se hará a "precios de venta rabiosa" y que habrá "un reparto equitativo de los costes" para "minimizar las cargas para el contribuyente" mediante acciones que afecten al reparto de dividendos, remuneraciones a los administradores de los bancos ayudados y actuaciones sobre los tenedores "de instrumentos computables como capital que no sean acciones". Linde dijo, a preguntas de los diputados, que en el caso de las preferentes hay dos restricciones a la hora de establecer la recuperación de la inversión: lo que establece la UE sobre ayudas públicas y lo que se recoge en el acuerdo suscrito entre España y la UE. Es decir, los tenedores de preferentes tendrán que soportar una pérdida, no cuantificada por el gobernador.

banco de españa

Aceptó que el Banco de España ha perdido capacidad de decisión sobre quienes reciban ayudas públicas "porque quien financia quiere limitarla y compartirla" y reconoció que todo lo referente a la supervisión bancaria europea única va a caminar despacio y que las ayudas recibidas tendrán durante bastante tiempo el aval del Estado.

Los diputados le pidieron que trabaje para que el Banco de España recupere el prestigio perdido en los últimos tiempos en una sesión, quizás porque era la primera, en la que no hubo encontronazos.

Tras comparecer en el Congreso, Linde acudió al Palacio de la Zarzuela y expuso ante el rey las perspectivas con que afronta su mandato.


1 comentario:

  1. otro pepero neoliberal disfrutando de las vacaciones en algun chalecito en la costa

    a estos hay que recortar !!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...