23 septiembre 2012

A seis días vista de conocer las necesidades exactas de la banca española los buitres hacen quinielas.

El futuro a corto plazo de la Banca española recae en gran medida en el informe de Oliver Wyman que conoceremos el próximo viernes.


... y no crean ustedes que en las quinielas nos ponen un "1", ni siquiera se la juegan a un doble, dan por hecho que perdemos en casa y por goleada. El pero de los agoreros, sin dudas, es JPMorgan que da por hecha la nacionalización de un tercio de la banca nacional.


Seis días. Este es el plazo que falta para que Oliver Wyman haga público su diagnóstico sobre la salud de la banca española. La consultora determinará las necesidades de capital, entidad por entidad, ante un mayor deterioro de la economía. El resultado provocará que el Estado refuerce su presencia en el sector financiero, si se cumplen las previsiones de los analistas, de fuentes del sector y de participante en el proceso.


JPMorgan ha realizado un informe para sus clientes en el que realiza sus propios cálculos sobre lo que presentará Oliver Wyman y estima que BMN; el grupo formado por Ibercaja, Liberbank y Caja 3; y Unicaja España Duero pasarán a estar controladas por el Estado.

De ser así, el Fondo de Reestructuración (Frob) tendría en sus manos un tercio de los  activos del sector financiero español, ya que junto a estos grupos de cajas ya hay cuatro entidades nacionalizadas: Bankia, NovaGalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia.

Las estimaciones de JPMorgan están en línea con las previsiones que circulan en el mercado, de 61.300 millones de euros. De esta cifra, las cuatro entidades ya nacionalizadas necesitarían recapitalizarse en 40.000 millones, la mitad de Bankia, y BMN, y los grupos liderados por Ibercaja y Unicaja otros 17.000 millones (ver gráfico).

POTENCIALES RUPTURAS


Durante la última semana se ha rumoreado que pueda romperse alguna de las alianzas anunciadas (Ibercaja, Liberbank y Caja 3; y Unicaja España Duero). La caja aragonesa y la malagueña podrían intentar descolgarse de sus respectivas fusiones para evitar caer en manos del Estado.

En caso contrario, los siete grupos que quedarían nacionalizados deberán anunciar planes de reestructuración antes de final de año que incluyan quitas para sus clientes de preferentes y deuda subordinada; y traspaso de activos al banco malo.

Con ello, se reducirá la factura del rescate financiero que aportarán los fondos europeos. Según JPMorgan, se limitaría hasta algo menos de 50.000 millones, ahorrando 12.000 millones entre las quitas de deuda, el traspaso de activos al banco malo y los 4.000 millones que pueden conseguir en mercado Popular y Sabadell.

Los siete potenciales grupos nacionalizados obtendrían 6.600 millones con las quitas a la deuda, a un precio como mucho 10 puntos básicos superior al de mercado, y otros 1.600 millones que se liberarían con el traspaso de activos al banco malo, cuyo volumen podría alcanzar los 60.000 millones, según cálculos de la firma.


Con estos resultados, el Frob y la Troika decidirán si inyecta capital en estas entidades con ayudas u optan por una resolución (liquidación y cierre de la entidad) ordenada.

El banco de inversión norteamericano también cree que necesitarán capital Popular y Sabadell, 3.295 y 531 millones, respectivamente, aunque especifica que "lo conseguirán en el mercado privado sin recursos públicos".

JPMorgan no es la única entidad que ha hecho sus propias quinielas de lo que ocurrirá el próximo viernes. También ha hecho lo propio Merrill Lynch, cuyas previsiones son más conservadoras. Calculan que Oliver Wyman destapará unas necesidades de capital de 52.000 millones, de los que 43.000 millones procederán de las entidades nacionalizadas.

Para los analistas de la entidad norteamericana, Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter y Kutxabank no necesitarán capital. Unicaja apenas requeriría 93 millones (sin contar España-Duero), mientras que deja en el aire el futuro sin ayudas de Popular (que necesitaría 3.103 millones), Ibercaja/Liberbank (2.428 millones) y BMN (2.136 millones).

El banco de inversión norteamericano pone el foco en Bankia, que con una previsión de necesidades de 26.500 millones, la mitad de todo lo que requerirá todo el sector.

ESCENARIO SOMBRÍO


Desde Merrill Lynch creen que el informe de Oliver Wyman contribuirá "a acelerar el reconocimiento de las pérdidas inmobiliarias, lo que vemos positivo". En total, esta firma calcula que las entidades españolas habrán asumido pérdidas en su cartera crediticia de 300.000 millones de euros durante la crisis. Pero advierten que siguen cautelosos "por el sombrío escenario económico que seguirá poniendo presión en los ingresos el próximo año".

El matiz positivo que extrae Merrill Lynch es que el informe, junto al nuevo plan de compra de deuda del BCE y de proceso de consolidación fiscal "podría animar a un reapertura gradual de los mercados mayoristas para los bancos españoles".

Todo este mar de fondo que dificulta la navegación de la banca nacional trajo ayer la rebaja de ranting del Popular hasta la temida categoría de bono basura, comprometiendo mucho la posición de la entidad a medio plazo.



4 comentarios:

  1. ESPAÑA = BONO BASURA = RAJOY = PP

    LO DE LA QUITA EN LAS PREFERENTES ES UN ROBO PERMITIDO POR LOS HIJOS DE PUTA DE LA DERECHA


    ResponderEliminar
  2. A VER SI NOS DAN LA INDEPE Y MANDAMOS A LA MIERDA LA PUTA ESPAÑA QUE NO HACE MAS QUE ROBARNOS PARA DARSELO A LOS PUTOS VAGOS DEL SUR DEL GAZPAXITO

    ResponderEliminar
  3. POR SI ALGUIEN NO LO SABE AUN OS COMENTO


    CATALUNYA PAGA MAS DE LO QUE RECIBE


    A LA MIERDA LAS PUTAS AUTONOMIAS

    INDEPENDENCIA !!

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué Cataluña paga más de lo que recibe?, me da a mí que aquí hay uno que desconoce la balanza comercial entre España y Cataluña desde el 2009 hasta acá...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...