lunes, 31 de diciembre de 2012

Rajoy recibe al 2013 redescubriendo América: "no nos engañemos, el 2013 será muy duro"


Antes de nada, feliz 2013 a todos los lectores de la bitácora. Os deseo un año próspero y que colme vuestras mayores expectativas y mejores deseos.

Rajoy compadeció el viernes ante los españoles y lo hizo con un mensaje soso y previsible. Lo mejor es que reconoce que ha incumplido todo su programa electoral. Lo peor es que no parece que vaya a hacer nada por remediarlo. Os dejo un breve resumen de la entrevista para que seáis ustedes los que construyáis vuestros pensamientos en base a las palabras del presidente de Gobierno.



En lo que a la economía respecta, Mariano Rajoy no está contento con la foto fija de su primer año de mandato. No puede estarlo: hay más paro y más recesión. Pero está orgullos de haber emprendido "la más ambiciosa e intensa agenda de reformas", con la que cree haber "sentado las bases" para cambiar el rumbo. El presidente hizo ayer balance de su primer año al frente del Gobierno, con un sabor de boca claramente agridulce. "No se puede decir que el Ejecutivo se ha quedado con los brazos cruzados", dijo, pero aseguró que entiende que "mucha gente se sienta decepcionada".


En La Moncloa, con cierta expectación y bajo la atenta mirada de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el jefe del Ejecutivo compendió los argumentos que viene utilizando en los últimos meses para justificar sus aciertos y sus incumplimientos. Pero quiso ser realista y apuntó que "no hay que engañarse ni mucho menos intentar engañar a los españoles", para añadir: "Tenemos todavía por delante un año muy duro, especialmente en su primera mitad, y tenemos que perserverar en las reformas que hemos emprendido". Y vaticinó que la mejoría de la economía llegará en el segundo semestre de 2013. Al menos nueve meses después de lo que aseguró en su día el ministro de Economía, Luis de Guindos.


Hace un año, Rajoy prometió "ser un presidente previsible". Sin embargo, ayer reconoció que ha tomado tantas medidas que "contravenían" su programa que "sería prácticamente imposible establecer una prioridad" a la hora de elegir su decisión más dolorosa. Así, consciente de que no ha sido previsible hasta ahora, el presidente no pidió "paciencia" ni "confianza ciega", sino "comprensión y solidaridad" a la hora de asumir los sacrificios. No sin antes detenerse a "hacer un elogio de la sociedad española, de la forma en que mayoritariamente se enfrenta y acepta los sacrificios; de la moderación que muestra la mayoría".

Y esgrimió un argumento de peso para justificar sus decisiones más duras: "¿Qué hubiera ocurrido si el Gobierno no hubiera tomado esas decisiones? Pues que tendríamos un déficit público de entre el 11% y el 11,5%. Sería una situación insostenible". De hecho, para Rajoy, "gastar muchísimo más de lo que se ingresa lleva inevitablemente a quebrar".

DÉFICIT

Pica para ampliar

El presidente no quiso pronunciarse sobre cuál será la cifra definitiva del déficit, pero el Gobierno espera que se sitúe en el umbral del 7% (el objetivo era del 6,3%). En todo caso, para Rajoy lo importante no es tanto cumplir los deberes como reconducir la senda de la economía española. Por ello se jactó de haber recuperado la confianza en España, señalándolo como uno de sus grandes logros.

Pica para ampliar

Pese a que no lo ve necesario ahora mismo, el jefe del Ejecutivo no descarta que en el futuro su Gobierno se vea obligado a pedir el rescate de la Unión Europea. "Hoy no tenemos pensado que el Banco Central Europeo (BCE) intervenga comprando bonos, algo que es un instrumento muy útil. No descartamos hacerlo en el futuro, aunque a día de hoy no lo hemos pensado", dijo el presidente del Gobierno.


Además, Rajoy apuntó que espera no tener que intervenir ninguna autonomía a causa de los incumplimientos del objetivo de déficit.


Por último, el presidente anunció que también recurrirá al Tribunal Constitucional la decisión de la Comunidad de Madrid de cobrar un euro por receta, al igual que en el caso de Cataluña: "Sería impensable no hacerlo". Asimismo, los impuestos a la banca que quieren instaurar los gobiernos catalán y asturiano cuentan con el enérgico rechazo del jefe del Ejecutivo: "Es una competencia del Gobierno de la nación. Las autonomías no tienen capacidad para legislar sobre ello".


3 comentarios:

  1. Lo que me llama mas la atencion ( de todas la putadas) es la encuensta ¿quien ha tirado mas el dinero el PSOE o el PP?

    Hay dos conjuntos de forofos que votan incondicionalmente al pp 20% y al psoe 25% Esos son los bobos, Los que se cren que "los suyos" lo han jecho bien y solo la han cagado los de enfrente

    A estas alturas que se vote eso en plan sectario solo indica que el 45% de la poblacion tiene tan comido el coco que les pueden seguri engañando cuanto quieran

    Es una mala noticia porque el que la mitad de la gente sea incondicional de uno u otro grupo de profesionales de la Estafa SA que Gestionan la politica española significa que todavia podemos aguantar mucha mas corrupcion durante mucho mas tiempo

    Asi que, en los proximo años, tampoco se hara nada contra la corrupcion

    Feliz corrupcion


    ResponderEliminar
  2. Yo seré socialista hasta el morir. Los socialistas desean que todo el mundo viva igual y de manera digna. Que vuelva nuestro Zapatero!!

    ResponderEliminar
  3. Viva Zapatero, PRESIDENTE !!
    (Y que la jauría pepera reviente)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...