Mi lista de blogs

domingo, 14 de julio de 2013

El FMI alerta al mundo sobre la situación económica y se ventila nuestros brotes verdes.


 Los informes periódicos de los organismos que forman parte de la troika Occidental (FMI, UE y USA) dejan bien a las claras que aún no se han enterado de qué va ésto. Periódicamente tornan la opiníón y basculan de la impresora hacia los recortes según van viendo fracasar sus propuestas.

Hace años, cuando se desató el huracán Lehman Brothers sobre la economía global y dio el pistoletazo oficial a la crisis actual, la Fed se posicionó a favor del uso de la impresora en detrimento de los recortes y la austeridad por la que abogaban FMI y Bruselas. Años después, tras observar el fracaso de una y otra postura, el FMI decidió tonar su discurso hacia la vía de los incentivos vía deuda y la impresora... y poco después Alan Greenspan, Presidente de la Reserva Federal estadounidense, viraba hacia los recortes tras comprobar el fracaso de las políticas keynesianas llevadas a cabo en su país. Ahora son USA y EU los que abogan por los recortes y el FMI se ha quedado sólo con su postura de la impresora... pero mucho me temo que por poco tiempo; ya son muchos los países de la UE que piden a Alemania que deje a un lado la austeridad y se lance a profundizar en políticas propias de impresora... incluido el Banco Central Europeo que se ha declarado en rebeldía al mismísimo gobierno teutón. No sería de extrañar, pues, que dentro de unos meses la austeridad se vista con traje de barras y estrellas y la impresora dispare euros con la complicidad y complacencia del FMI.


Mi humilde opinión es que la austeridad es tratar de apagar un fuego a soplidos y la impresora es tratar de apagar ese mismo fuego con una manguera de gasolina. FMI, Bruselas y Fed forman parte de las élites y no quieren ver que hay que adecuar la economía a un cambio de era que es lo que se viene produciendo imparable en los últimos años. La globalidad traía consigo anclajes muy peligrosos que nunca se combatieron a cuenta del "buenismo" imperante en las sociedades occidentales, que consideraban tabú discutir el dogma global. Si a eso le añadimos la realidad que es el Peak Oil y el exceso de población que padece el planeta pues nos encontramos con que las políticas aplicadas hasta ahora de nada valen... por mucho que las élites se nieguen a abandonar un sistema y modus vivendi en los que ellos son la cúspide de la pirámide. 


Pero vayamos al meollo de este artículo en cuestión, el tremendo informe del FMI que no deja títere con cabeza y en el que nuestro país, cobaya de laboratorio donde las haya, sale especialmente malparado.

España 


El informe rebaja siete décimas, desde el 0,7% hasta el 0%, la previsión de PIB para 2014. Es decir, que el país registrará un crecimiento nulo, espoleado por unos ajustes fiscales que el Fondo estima en 80.000 millones de euros (el 0,8% del PIB). A cambio, parece que el FMI mejorará en octubre sus estimaciones de déficit, en un contexto en el que ciertos indicadores muestran ya “alguna mejora”, como la competitividad o las exportaciones.

Tres implicaciones

La proyección es destacable por tres motivos. Primero, porque significa que España sufre en 2014 el mayor recorte de todas las grandes economías del euro. En concreto, el pronóstico de Alemania se rebaja sólo una décima, hasta el 1,3%, mientras que se mantiene sin cambios el cálculo para Francia (0,8%) y se eleva dos décimas el de Italia (0,7%).

En segundo lugar, y en línea con el punto anterior, las cifras lanzadas por el FMI suponen que la economía española será la que peor se comporte el próximo año dentro de ese bloque del área monetaria, si bien las cifras de Grecia no se publicarán hasta octubre.


Es evidente la distancia de esta ristra de proyecciones con el FMI. ¿Exagera, por tanto, el organismo multilateral? Sólo el tiempo puede responder a eso, pero una mirada a la hemeroteca respecto a los datos de 2013 parece inclinar la balanza hacia la visión del Fondo: hace exactamente un año, esperaba una caída del PIB para este ejercicio del 1,2%, mientras que el Gobierno barajaba una contracción de sólo medio punto y el consenso de Funcas, del 1,1%. A día de hoy, el Ejecutivo ya espera que el descenso sea del 1,3%, y Funcas, del 1,5%.

El Fondo, por su parte, habla ahora de una caída del 1,6%, cifra ya desvelada en abril y que no varía en el informe publicado ayer.

Situación europea


La mejor noticia es que, en la comparación europea, en 2013 será peor el descenso de Italia, cuya previsión pasa del -1,5% al -1,8%. Al tiempo, la de Francia empeora del -0,3% al -0,2% y la de Alemania, el único país que se salva de la recesión, del 0,6% al 0,3%.


Se trata en todos los casos de crecimientos muy débiles, provocando que la crisis de la zona del euro sea “más profunda de lo esperado”. El informe recorta dos décimas el PIB de la región en 2013, hasta -0,6%. En 2014, la rebaja es de una décima, con lo que espera ahora un crecimiento del 0,9%, agravado por el retraso en la implementación de reformas clave.


EEUU 


En el otro lado del ring, el rendimiento de EEUU no queda exento de las rebajas. La proyección del PIB ha sido recortada dos décimas tanto en 2013 (hasta el 1,7%), como en 2014 (2,7%). Esto se debe a que el Fondo espera ahora que el sequester (que restará al presupuesto de este año 85.000 millones) se prolongue hasta 2014, lo que minimiza el impacto de la fortaleza del consumo interno.

Todas estas cifras llevan al organismo a concluir que “los viejos riesgos permanecen”, mientras que “emergen otros nuevos”. Entre estos últimos, incluye ahora la esperada reducción de estímulos de la Fed, al que pide claridad en su política. Al BCE le reclama recortes de tipos o más inyecciones de liquidez que apoyen la atrasada recuperación.

Recorte del PIB mundial...


El crecimiento global se mantendrá ligeramente por encima del de 2012, aunque de nuevo los pronósticos se desinflan. Tanto este año como el próximo, el PIB mundial se acelerará dos décimas menos de lo calculado en abril, alcanzando un 3,1% en 2013 y un 2,8% en 2014. Todas estas cifras quedan lejos de la expansión del 4% registrada en 2011, en un contexto en el que los crecientes riesgos globales son a la baja.

... De los países avanzados...


Las economías avanzadas crecerán un 1,2% este año y un 2,1% el próximo, una y dos décimas por debajo de la proyección inicial calculada en abril. Sólo escapa de la atonía Japón, donde las políticas de estímulo monetario permitirán un crecimiento cinco décimas superior a lo previsto, hasta el 2% en 2013. Ya en 2014, tampoco los japoneses podrán sortear la debilidad mundial: avanzarán tres décimas por debajo de lo esperado, un 1,2 %.

.... Y del bloque emergente


La atonía de las economías emergentes, en riesgo de desaceleración a largo plazo, explica la menor actividad mundial. Su PIB será del 5% en 2013 y del 5,4% en 2014, en ambos casos tres décimas menos de lo estimado hace tres meses. Son destacables las previsiones para China, que se sitúan tres décimas por debajo de la estimación de abril, con lo que quedan en línea con el crecimiento del 7,8 % del año pasado. La rebaja es de seis décimas para 2014, hasta el 7,7 %. Mayor es el recorte para Brasil, que crecerá en 2013 un 2,5%, medio punto menos, y un 3,2% el próximo ejercicio, ocho décimas menos (es la única rebaja superior a la España). En conjunto, el recorte para América Latina es de cuatro décimas este año, hasta el 3% y de cinco décimas el próximo, hasta el 3,4 %. En México, el FMI confía en que el PIB se acelere un 2,9% en 2013, cinco décimas menos de lo previsto. En 2014, la tasa esperada es del 3,2%, dos décimas por debajo de lo calculado anteriormente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...